Desastres

Decreto presidencial agiliza búsqueda de recursos para atender cantones afectados por temporal

Declara emergencia para 14 territorios de Limón, Alajuela, Cartago y Heredia. Hay al menos 100 escuelas, 15 puentes y 21 diques dañados, así como pérdidas en agricultura

La firma del decreto de emergencia, este martes, agilizará la atención de 14 cantones de las provincias de Limón, Alajuela, Cartago y Heredia, seriamente dañados por el temporal.

Con este trámite se habilita la búsqueda de recursos para encarar la pérdidas y reconstruir los daños de la emergencia causada por las lluvias que comenzaron el jueves 22 de julio.

El decreto número 43131-MP, rubricado por el presidente Carlos Alvarado, abarca las comunidades de Limón, Pococí, Guácimo, Matina, Siquirres y Talamanca (todos cantones de Limón); San Carlos, Río Cuarto, Upala, Los Chiles y Guatuso, de la provincia de Alajuela; así como Turrialba y Jiménez, en Cartago; y Sarapiquí, de Heredia.

Para la primera respuesta, que en gran medida es de atención de damnificados, el Poder Ejecutivo utiliza los ¢4.000 millones del fondo nacional de emergencias, administrado por la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), sin embargo, faltará todavía mucho por hacer.

“Tiene tres etapas, según la Ley de emergencias, primero, la de respuesta, es en la que estamos, labores humanitarias; una de rehabilitación y una tercera de reconstrucción, eso será lo que nos abocará en los próximos días,semanas y meses”, expresó el presidente de la República, Carlos Alvarado.

El mandatario explicó que el fondo de emergencias siempre tiene una base contingente para eventos extremos, como el ocurrido en los últimos días.

Aunque este tiene, la “robustez para las cosas inmediatas”, añadió, no alcanza para procesos de reconstrucción, razón por la cual hay que buscar fuentes adicionales de financiamiento.

¿Cuánto se necesitará? Todavía es pronto para decirlo, pues apenas comienzan las estimaciones.

Recuento

El presidente de la CNE, Alexánder Solís informó de que para este martes todavía permanecían 2.600 personas albergadas; 1.800 de ellos son pobladores de Sarapiquí. Están en 49 albergues.

Aseguró que hasta ahora, no se han reportado brotes de covid-19 en estos sitios, que cumplen con los protocolos de vigilancia.

Según un recuento inicial, hay al menos un centenar de escuelas destruidas, 15 puentes y 21 diques afectados, algunos de ellos en tramos de uno y dos kilómetros. Además, hay cuatro Ebáis que operan en un sitio alterno.

Más daños quedarán al descubierto cuando terminen de bajar las aguas. Lo mismo ocurre en agricultura, otro sector golpeado severamente.

Laura Pacheco, viceministra de Agricultura y Ganadería, confirmó que, por ahora, se enfocan en la atención primaria.

“Sabemos que hay sectores más afectados, como ganado, plátano, banano, café y hortalizas, pero principalmente ganado. Estamos coordinando con comités locales para comprar pacas y apoyar con la alimentación del ganado.

“Una vez que pase esa atención primaria, vamos a hacer un levantamiento de los daños”, dijo Pacheco.

Por su parte, el viceministro de Obras Públicas y Transportes (MOPT), y director del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi), Tomás Figueroa, confirmó que los daños conocidos hasta ahora han sido atendido con maquinaria estatal.

“Toda la maquinaria del país se ha trasladado a las zonas afectadas. Hemos contado con ayuda de otras instituciones, como Recope, Japdeva, ICE y las municipalidades. Ha sido un trabajo que se ha hecho con la capacidad instalada que se tiene para asegurar el tránsito.

“Hay labores que no se pueden atender con los medios que tenemos y van a implicar una contratación. De momento, el Conavi sí tiene recursos para atender estos trabajos, pero tendríamos que hacer una contratación por imprevisibilidad”, advirtió el viceministro de Transportes.

Entre las acciones previstas por las autoridades para las próximas horas está el ingreso vía aérea a comunidades indígenas.

El Centro de Operaciones en Emergencia (COE), mantiene las alertas pues aún permanecen cerca de 535 familias albergadas en 49 albergues y hay zonas de riesgo por la saturación de los suelos, informó la CNE.

Este es el detalle de las alertas:

- Alerta Roja: San Carlos, Upala, Guatuso, Turrialba, Matina, Limón, Talamanca y Sarapiquí.

- Alerta Naranja: el resto de la Región Huetar Caribe y la Huetar Norte.

- Alerta Amarilla: Valle Central.

- Alerta Verde: Región Chorotega, Pacífico central y Región Brunca.

En 80 años

Luego del temporal que comenzó el jueves, el país se vio afectado por la onda tropical número 18, cuya influencia aún se ubica sobre el país, al tiempo que se aproxima la número 19.

Las autoridades de Emergencia han advertido de posibles lluvias en la tarde y noche de este martes 27 de julio, por lo que siguen activas las alertas. Durante las horas de la mañana, la Cruz Roja había recibido seis reportes de desaparecidos por esta causa.

El director del Instituto Meteorológico Nacional (IMN), Werner Stolz, confirmó que estos eventos climáticos generaron uno de los meses de julio más lluviosos de los últimos 80 años.

“El temporal ha sido realmente muy fuerte”, reiteró. La previsión para esta semana es de aguaceros aislados, con una nueva onda tropical que generará lluvias pero de manera puntual.

Nota del editor: Esta nota fue corregida a las 6:24 p. m.

Ángela Ávalos

Ángela Ávalos

Periodista de Salud. Máster en Periodismo de la Universidad Complutense de Madrid, España. Especializada en temas de salud.

Patricia Recio

Patricia Recio

Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre temas de sociedad y servicios.