Selección Nacional

Misterio en la Selección Nacional, ¿por qué no hubo fogueo?

Cuerpo técnico tenía proyectado realizar amistoso antes de enfrentar a Panamá en decisivo juego eliminatorio, pero canaleros terminaron disputando el partido que pretendía Costa Rica

En diciembre el cuerpo técnico de la Selección Nacional tenía proyectado realizar un fogueo previo al partido decisivo en la eliminatoria contra Panamá, a finales de enero. Es más, uno de los rivales que se valoró fue Perú, pero finalmente nada de amistoso y por el contrario, fueron los canaleros quienes enfrentaron a los peruanos el domingo anterior (1 a 1).

¿Qué pasó para que se cayera por completo cualquier posibilidad de un amistoso? ¿Cuáles son las razones para no efectuar un partido si la Nacional no participa desde el 16 de noviembre y la base de jugadores (locales ahora) apenas tienen uno o dos compromisos disputados en el 2022?

Las respuestas en realidad generan más dudas y dejan el tema como un misterio. Lo cierto del caso es que el timonel Luis Fernando Suárez y sus asistentes sí querían un choque de preparación, pero se descartó en una reunión con los dirigentes y ahora la Tricolor apuesta a que el microciclo que inició desde este lunes sea suficiente para revivir en la ruta rumbo al Mundial de Catar y no quedar prácticamente fuera frente a los panameños.

“El cuerpo técnico, en cabeza del profesor Luis Fernando Suárez, se reunió con los dirigentes de la Federación y se tomaron las decisiones. Creo que no soy la persona para dar las razones puntuales, por respeto a esa reunión. Sencillamente no se realizó el partido y nosotros buscamos otras maneras de ganar ritmo y en el trabajo global para el grupo”, respondió uno de los auxiliares de Suárez, John Jairo Bodmer.

Al insistirle en el tema y las justificaciones Bodmer añadió que: “En diciembre se tocó el tema de la posibilidad de hacer un amistoso. Incluso, sonaba como posibilidad ese partido que jugó Panamá contra Perú, quisas este juego lo íbamos a jugar nosotros, pero se hizo una reunión y la decisión final fue empezar a trabajar desde el lunes”.

Cada quien puede juzgar si queda claro lo que ocurrió. Eso sí, el tema principal es que no se tuvo el encuentro, pero sí el espacio para efectuarlo, aunque al final se optó solo por una semana en concentración cerrada con un grupo de 24 figuras, con las que se apunta a afinar la idea táctica para tres compromisos en los que no hay margen de error: en casa ante Panamá (27 de enero) y de visita en México (30 enero) y en Jamaica (2 de febrero).

La Sele ocupa el quinto lugar en una octagonal de Concacaf que entrega tres boletos directos y el repechaje para el cuarto. Precisamente los canaleros son cuartos, con cinco puntos más que la Nacional (14 unidades contra nueve), por lo que un traspié en la Joya de la Sabana derivaría en una eliminación casi que inmediata.

Jugadores restan importancia

Un grupo de 24 jugadores trabajan desde el lunes con el técnico Luis Fernando Suárez y aunque aún faltan por sumarse la mayoría de legionarios, buena parte de los citados esta semana estarán en la lista final que se anunciará el viernes, para los partidos eliminatorios que se avecinan.

Los futbolistas no ocultaron que un fogueo en este momento hubiese sumado para ganar ritmo, pero tampoco lo consideran como determinante o un cambio radical en lo que pretenden.

“Es verdad que la acumulación de trabajo que llevamos es importante. El jugar partidos es beneficioso, pero en toda la etapa que hemos venido trabajando acá nos hemos complementado bien para ser competitivos. No creo que un partido sea un factor tan diferencial entre las dos selecciones, porque nosotros iniciamos el microciclo casi dos semanas antes y el trabajo de nosotros también es muy provechoso”, indicó Celso Borges.

Criterio similar tiene Esteban Alvarado, quien potenció mucho más lo que efectúan en esta semana, que lo que pudo aportar un choque de preparación.

“En estos microciclos se trabajan aspectos muy importantes, detalles de sistema de juego, de ataque y de situaciones defensivas. Todos estos son parámetros que en un partido amistoso se pueden medir, pero un fogueo no te da ese tiempo para corregir. No veo que sea algo malo que no se tuviera un fogueo como Panamá, sino que me parece muy provechoso trabajar con anticipación y hacer un microciclo muy bueno como este”, destacó el portero.

Al igual que Costa Rica, Panamá apostó por un microciclo, pero desde la semana anterior y con una mayoría de su base. Además, le sumó el duelo ante Perú para afinar otros aspectos.

Cristian Brenes

Cristian Brenes

Periodista en la sección de Deportes de La Nación. Bachiller en Periodismo en la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre el Cartaginés.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.