Cristian Brenes. Hace 2 días

Héctor Altamirano, mexicano que ficho Gustavo Matosas para ser asistente en la Selección Nacional, afirma ser uno de los sorprendidos por la renuncia del extécnico de la Tricolor. También se incluye en el grupo de los asombrados por el aburrimiento del uruguayo, ya que nunca le escuchó un comentario en esa vía, pese a ser su hombre de confianza.

Altamirano recalcó que en su caso nunca se aburrió con la Nacional, por el contrario, para él fue una experiencia espectacular y la cataloga como haber sacado un máster. Si fuera por él, volvería sin problemas a un combinado patrio y hasta espera que en un futuro se le abran las puertas en el balompié tico.

El azteca afirmó que no se fue con Matosas al Atlético San Luis porque desea continuar como estratega. De igual forma, reconoce que al fútbol costarricense le falta intensidad.

¿Cómo fue su salida de la Fedefútbol? ¿Pensaba renunciar desde antes como Gustavo Matosas?

Como fui con el profesor, era parte del contrato que él firmo. Cuando él rescindió su relación en automático la mío quedó anulado. Platicamos, pero de mi parte no hubiese sido lo correcto quedarme, por la forma en la que fue todo, aunque me hubiese encantado.

”Mientras Gustavo estuviera en Costa Rica yo estaba encantado de trabajar en la Selección. Le ayudé a Douglas Sequeira con la Preolímpica y me empapé de todas las categorías. Traté de salir de una buena manera y espero tener las puertas abiertas en un futuro, no solamente en selección, sino para dirigir en el fútbol costarricense”.

¿Sabía de antemano de las posibilidades que tenía Gustavo Matosas en México y su deseo de renunciar?

Me tomó por sorpresa la renuncia. Al inicio del micro ciclo (previo a fogueo con Uruguay) lo vi normal. Él estaba entusiasmado, trabajando como era él: con mucho diálogo con el jugador, atento, concentrado y analizando el partido del fin de semana. Nos tomó por sorpresa a todos.

Héctor Altamirano fue asistente de Gustavo Matosas en la Selección Mayor y también desempeñó este papel en la Preolímpica con Douglas Sequeira. Fotografía: Rafael Pacheco.
Héctor Altamirano fue asistente de Gustavo Matosas en la Selección Mayor y también desempeñó este papel en la Preolímpica con Douglas Sequeira. Fotografía: Rafael Pacheco.

¿Gustavo Matosas le comentó que estaba aburrido y que la Selección no le llenaba?

No, repito que en cada micro ciclo de entrenamientos siempre lo vi entusiasmado, atento a todo lo que iba a pasar, nos pedía los trabajos y los análisis. Lo veía bastante bien… respeto esa parte que señaló, cada quien dice lo que piensa.

Sin embargo, Matosas afirmó que desde el segundo mes en Costa Rica estaba aburrido y siendo usted su hombre de confianza, ¿Nunca le mencionó esto?

De esas cosas nunca hablamos y nunca le escuché decir algo así. No tengo nada más que decir al respecto.

¿Gustavo Matosas renunció en los primeros meses de estar con Costa Rica?

Nunca tuve ningún dato al respecto. Me quedo con que en cada ciclo de trabajo estaba animado, hacía peticiones y nunca me pareció que hiciera algo al respecto.

En su experiencia en la Selección, ¿le pasó lo mismo que a Gustavo Matosas?

Para mí fue una experiencia espectacular. A mi llegada a México dije que en estos meses había realizado un máster, una carrera que no da ningún curso en el mundo. El trabajar con figuras, con gente mundialista te pone en una vitrina muy aparte y en lo personal quedé muy contento.

”Mi carrera como entrenador es corta, quiero seguirme preparando y algún día tener ese privilegio de dirigir en una selección”.

Por lo que señala, ¿nunca se aburrió en la Selección de Costa Rica?

Para mí fue muy gratificante trabajar con los muchachos, fue algo espectacular. Me gustó tener el contacto con los jugadores, conocerlos a fondo, ver de dónde vienen y lo que les ha costado llegar a donde están. Fue una experiencia muy buena.

Gustavo Matosas señaló que nunca más en una selección, ¿usted qué piensa?

A Héctor Altamirano le encantaría (estar en una selección).

¿Le sorprendió la frase de Gustavo Matosas sobre que se aburrió en la Selección?

Respecto lo que dijo, cada cabeza es un mundo y yo estoy muy agradecido con él. No pienso comentar algo malo de Gustavo, porque me trató muy bien, me puso en un lugar donde me faltaba llegar y de no ser por él, no hubiese estado ahí.

¿Por qué no se fue al Atlético San Luis con Gustavo Matosas?

He tenido dos experiencias como asistente, una con Luis Fernando Tena en Querétaro y esta otra con Gustavo, por lo que al regresar a México pretendía continuar con mi carrera. Sentía que el estar en selección me abriría el panorama, como lo hizo, y me siento listo para dirigir.

”Le comenté a Gustavo que mi deseo era dirigir y que no pretendía ser auxiliar de nuevo, más que nada porque quiero dedicarme de lleno a mi carrera y esperar alguna oportunidad”.

¿Qué sabor le queda luego de su paso por la Selección de Costa Rica?

Me quedo con las cosas buenas, creo que nos dimos tiempo de conocer la cultura del fútbol, visitamos varios estadios y lugares. Se venía haciendo un buen trabajo, poco a poco se observaba la idea de juego. Estoy agradecido por lo que me dieron en estos nueve meses.

Héctor Altamirano asumió como asistente de Gustavo Matosas en la Selección de Costa Rica a inicios del 2019. Fotografía: Rafael Pacheco
Héctor Altamirano asumió como asistente de Gustavo Matosas en la Selección de Costa Rica a inicios del 2019. Fotografía: Rafael Pacheco

¿Qué análisis hace del nivel del fútbol tico y la liga local?

Me pareció una liga competitiva, donde se puede encontrar partidos buenos y equipos que van contendiendo. Saprissa, Alajuelense y Herediano son clubes grandes que proponen constantemente y es un fútbol que presenta muchas complicaciones.

Señaló que era un fútbol local era lento y falto de intensidad, ¿por qué lo ve así?

Lento no, pero pocas veces se ve la intensidad en la presión alta y la presión tras pérdida, a eso me refiero, pero no que sea lento.