Selección Nacional

La generación perdida de la Selección genera un gran hueco sin tapar

Futbolistas que ilusionaron en sus inicios y se marcharon al exterior ahora están desaparecidos en la Tricolor y son parte de uno de los grandes problemas que tienen a la Nacional al borde del abismo

Luis Díaz, Allan Cruz, Ian Smith, Alexis Gamboa, Pablo Arboine, Jurguens Montenegro, Jimmy Marín y Manfred Ugalde tienen muchas similitudes en sus cortas carreras: todos llamaron la atención muy jóvenes, tuvieron procesos menores en la Sele, se convirtieron en legionarios muy rápido e ilusionaron con tomar la batuta y ser esa generación de recambio que tanto añora la Selección Nacional.

Sin embargo, todos ellos también comparten algo nada alentador y es que hasta ahora ninguno se ha consolidado en la Tricolor, es más están desaparecidos en la era de Luis Fernando Suárez y si se logra ir al Mundial de Catar 2022, definitivamente que no será con la mayoría de ellos como protagonistas directos.

Es más, el que se perdieran en el camino genera un gran hueco que sigue sin taparse y las consecuencias se sufren en una octagonal en la que se está en el quinto lugar (fuera de puestos de clasificación y repechaje) y los más veteranos se ven obligados a cargar con todo el peso. Incluso, figuras con apenas la mayoría de edad son los que dan una mano y en medio de un momento en el que se tiene la soga en el cuello para los choques ante Panamá (jueves 27), México (30 de enero) y Jamaica (2 de febrero) la pregunta es, ¿qué pasó con esta generación de grandes promesas?

“Este grupo de jugadores tuvo un problema y es que encontró mucha inestabilidad en la Federación, con cambios de entrenadores y cada uno con un proyecto y una visión diferente. Esto no permitió que encontraran un plan de desarrollo a largo plazo”, analizó Johnny Chaves.

Chaves resaltó: “Definitivamente hay un hueco generacional. Nos encontramos que hay jugadores de Brasil 2014, otros muy jóvenes, pero en el medio está ese vacío y esa generación que analizamos o parte de ella era la llamada a llenar ese vacío. Sin embargo, al no encontrar esa consistencia en un plan de trabajo a largo plazo, creo este problema en la Selección Mayor y se está sufriendo en este proceso hacia el Mundial”.

Lo más extraño de todo es que Díaz (23 años) saca buenas presentaciones con el Columbus Crew de la MLS de los Estados Unidos y Cruz (25 años) se mantiene en el FC Cincinnati, pero pese a que fueron llamados por Suárez, no convencieron.

Por su parte, Smith (23 años), Gamboa (22 años), Arboine (23 años), Montenegro (21 años) y Marín (24 años) emigraron al exterior y rápidamente regresaron a Costa Rica. Salvo Jimmy, el resto han tenido poca regularidad en su vuelta y su nivel está lejos de aquel que mostraron en sus inicios. Es más, Ian fue mundialista en Rusia 2018 y el proyecto con él era que relevara a Cristian Gamboa, algo que no pasó.

En lo que respecta a Ugalde (19 años) no es específicamente de este grupo responsable de dar frutos ya en la Nacional, pero por mucho es el delantero con mejor presente y futuro. Su evolución en Europa es innegable y su curva es ascendente en el Twente de Holanda, no obstante, renunció a la Tricolor por diferencias con el entrenador.

Dependencia de experimentados

La consecuencia de este estancamiento es que experimentados como Bryan Ruiz (36 años), Celso Borges (33 años) y Kendall Waston (34 años), entre otros, no tienen un relevo real de peso y aún se les considera indispensables. El caso de Ruiz y Borges es de los más llamativos, si se toma en cuenta que nadie ocupa su lugar como se espera, ni el mismo Cruz, quien se diluyó.

Bryan y Celso suelen ser foto de críticas si no rinden al ritmo internacional y se les pide más, pese a que ya entregaron su mejor fútbol y son responsables de las grandes alegrías en Brasil 2014 y para llegar a Rusia 2018. En realidad el problema es del resto de seleccionados que llegan y no se ganan el puesto.

A esto se suma que quienes siguen siendo convocados de esa generación intermedia tampoco despegan, como pasa con Rándall Leal (25 años, del Nashville) y Gerson Torres (24 años, del Herediano), por citar dos ejemplos.

En medio de esto, Luis Fernando Suárez recurrió a figuras que venían más atrás, pero con mejor presente o que llenaron sus expectativas por el hambre que muestran: Aarón Suárez (19 años), Jewison Bennette (17 años), Orlando Galo (21 años), Daniel Chacón (20 años) y Alonso Martínez (23 años).

El cambio es abrupto y en el propio combinado patrio reconocen que no es como ocurrió en el pasado y como se desearía, pero en una situación extrema como la que se vive es lo que toca.

“Tenemos muchos jóvenes en la Selección, tal vez hace algunos años eso no era así, pero es bueno. Ellos se han ganado el lugar, nos presionan a los que tenemos más tiempo y es importante. Se está trabajando bien, se han aprovechado los microciclos y ahorita hay que sacar la eliminatoria con lo que hay. Lo que viene para Costa Rica es muy bueno, no solo por los que están acá, sino porque hay muchos jugadores buenos que están en sus clubes y no han podido venir”, dijo Yeltsin Tejeda.

Sin opciones de recuperarlos ya

La Selección Nacional se juega la vida ante Panamá, este jueves a las 8:05 p. m. en el Estadio Nacional, luego deberá arañar puntos en México y golpear sí o sí a Jamaica para seguir con vida y aspirar a uno de los tres puestos directos a Catar o al menos al repechaje.

Este momento tan crítico hace que lo más prudente sea no insistir en la generación que no ha dado la talla hasta ahora y mejor apostar por los veteranos o los emergentes. El tiempo juega en contra y por lo mismo, es la mejor alternativa, según explicó Johnny Chaves.

“La recuperación de estos jugadores tendrá que ver mucho con el próximo proceso, ya para este no. Evidentemente algunos jóvenes de la actualidad estarán en la siguiente eliminatoria y también la generación perdida de la olímpica que encabezó Douglas Sequeira. Para el próximo proceso el entrenador deberá sacar lo mejor de estas tres generaciones para hacer un grupo homogéneo. Algunos de estos jugadores de los que hablamos se pueden rescatar e insertar, pero para la siguiente ruta mundialista”, finalizó Chaves.

Cristian Brenes

Cristian Brenes

Periodista en la sección de Deportes de La Nación. Bachiller en Periodismo en la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre el Cartaginés.