Daniel Jiménez. 31 julio, 2018

La costarricense Andrea Carolina Vargas tocó la gloria. Es de oro. Es la primera medalla dorada de Costa Rica en los Juegos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018. Y así reaccionó luego de su victoria.

“La final fue muy explosiva. Yo sabía que tenía que salir muy rápido porque las otras competidoras iban a salir así. Traté de acelerar lo más que pudiera y controlar la carrera”, comentó la nacional en declaraciones suministradas por el Comité Olímpico de Costa Rica.

Andrea Vargas: 'Traté de acelerar lo más que pude'

La tica reinó en los 100 metros vallas femenino y se colgó en la posición de privilegio de uno de los eventos más esperados del atletismo en las justas regionales.

La puriscaleña calificó de “explosiva” la final en la que se impuso con un tiempo de 12 segundos y 90 centésimas, (12:90). Superó a Vanessa Clevervaux, de Haití, con 13:07 y a Jeanine Williams, de Jamaican con 13:11. Las tres conforman el podio.

Por su parte, Dixiana Mena, madre y entrenadora de la atleta, se mostró más que satisfecha por ese oro conseguido.

“Estoy demasiado emocionada, yo le dije a Andrea que no me importaban los tiempos registrados en la inscripción, que yo quería venir por medalla y que la iba a ganar y la tenemos”, externó.

Mena explicó que se plasmaron los objetivos trazados en este proceso y que lo mejor está por venir.

Andrea Carolina Vargas ganó oro en los 100 metros vallas

"Estamos muy felices. Por Andrea me hice entrenadora y no me arrepiento, estoy muy feliz, yo quiero seguir este proceso, seguir con ella, sé que es un talento y vamos a lograr muchas cosas juntas", acotó.

La atleta de 22 años se perfila como una de las atletas con más margen de proyección en suelo nacional.

"El objetivo era la clasificación en la jornada de ayer, pero hoy el objetivo era medalla, tenía que enfocarse en eso. Lo logramos. Ahora sigue Canadá y siempre positivas, vamos a ir a competir y que ella poco a poco va a ir mejorando", acotó.

Además, Mena fue clara en que por el momento se siente muy feliz, aunque desde ya tiene que pensar en lo que se viene para su carrera deportiva.

La atleta nacional ha mostrado progresión en sus últimos registros en competencias, pues en diciembre 2017 cronometró 13.12 en los Juegos Centroamericanos en Managua, Nicaragua.

Además, en Guatemala, el pasado 13 de julio, detuvo el reloj en 12.95 durante las justas del Campeonato Centroamericano.

La participación de este martes en Barranquilla, Colombia, (12.90) le permite mejorar no solo su marca personal si no imponer un nuevo récord nacional y centroamerino.