Esteban Valverde. 14 agosto
Thibaut Courtois en la práctica del Real Madrid en Tallin, Estonia, previo al duelo frente al Atlético por la Supercopa de Europa. Fotografía: AP
Thibaut Courtois en la práctica del Real Madrid en Tallin, Estonia, previo al duelo frente al Atlético por la Supercopa de Europa. Fotografía: AP

Thibaut Courtois es un tipo tranquilo, quien no busca conflictos en el camerino y le gusta ver el departamento de porteros del Real Madrid como una unidad, no obstante cuando entra en el terreno de juego para entrenar sus condiciones naturales lo hacen destacar y llamar la atención.

Daniel Aranzubia, guardameta español que compartió con Courtois en la temporada 2013-2014 en el Atlético de Madrid, habló con La Nación y reveló cómo es el futbolista belga en el camerino.

En aquella ocasión Aranzubia llegó al conjunto colchonero para competir con Thibaut, quien era el titular del plantel.

“Estuve una temporada con él. La verdad no tuve ningún problema, me recibió bien y nos ayudamos mutuamente. Los dos nos respetábamos mucho y conseguimos hacer un gran año porque hasta fuimos campeones de la Liga”, manifestó.

El exjugador del Deportivo La Coruña sí fue enfático en que las condiciones del belga son excepcionales, por lo que cuando se compite con él hay que tener muy claro que no será para nada sencillo.

El físico de Courtois marca diferencia gracias a su 1,99 metros, además de las condiciones que presenta como reacción, reflejos y juego con los pies.

La altura la sacó de sus padres, ambos se dedicaron al voleibol, por lo que el deporte siempre estuvo presente en la casa del futbolista de Bélgica.

"Thibaut tiene todas las condiciones que necesita el mejor portero el planeta porque tiene una envergadura impresionante, juego con los pies, buena colocación y eso es muy bueno porque es muy completo en el campo", explicó.

Según se conoce, parte del buen juego con los pies del cuidapalos se da gracias a sus divisiones menores, ya que en sus inicios ocupó la posición de lateral izquierdo.

Ante esto desarrolló un buen pase largo y un sentido de marca, situación que le sirve para poder trabajar con sus pies si no llega a alguna pelota con las manos.

Aranzubia agregó que Courtois no es un cuidapalos que haga problema y de hecho ve la competencia con el equipo exterior y no de forma interna.

"Los jugadores no miramos la competencia dentro del propio vestuario, dentro del vestuario todos somos compañeros y tanto él como Keylor son grandes profesionales que se llevarán", señaló.

De esta forma, Thibaut es visto como un competidor nato en el campo, donde sus condiciones naturales lo hacen ser muy fuerte, pero una persona tranquila en el camerino.

Keylor ya sabe lo que es tener al frente a un arquero mediático, debido a que en su primera temporada luchó por la titularidad con Iker Casillas, en la temporada 2014-2015.