#NoComaCuento

Páginas de Facebook emprenden campaña de desinformación contra el TSE a un año de las elecciones

Plataformas reciclan informaciones erróneas que circularon en 2018, atacan sin pruebas al presidente del órgano electoral y generan alarma sobre un supuesto fraude que se cometería por medio del voto electrónico

A poco más de un año de los comicios presidenciales del 2022, múltiples páginas y perfiles de Facebook emprendieron una campaña de desinformación contra el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE).

Las plataformas reciclan informaciones falsas que circularon en el 2018, atacan sin pruebas al presidente del órgano electoral y generan alarma sobre un supuesto fraude que se cometería por medio del voto electrónico, pese a que dicha modalidad de sufragio está descartada para las próximas elecciones.

“Después de ver lo que pasó en EE. UU,. es desastroso. Debemos estar muy vigilantes del TSE, el PAC con la ayuda de Sobrado y Coalición CR, busca un tercer periodo”, dice un texto colgado el pasado 17 de noviembre en un perfil llamado Juan Mora Fernández, el cual se compartió 148 veces.

Muchas publicaciones son similares: afirman, sin pruebas, que el Partido Acción Ciudadana (PAC) ganó las dos últimas elecciones por medio de una alianza con el TSE, y sugieren que en febrero del 2022 se orquestará un fraude.

En una revisión inicial realizada en la primera semana de diciembre, La Nación detectó una docena de publicaciones, elaboradas en cuestión de un mes, desde 12 páginas y perfiles distintos, que reproducen información inexacta o falsa sobre la labor del Trtibunal.

El máximo órgano electoral se enfrentó a una situación similar durante los comicios del 2018, e intentó contrarrestarlo con campañas informativas y de alfabetización digital para partidos, ciudadanos y periodistas.

La institución, no obstante, es consciente de que en los últimos tres años el fenómeno tomó fuerza, con la dificultad de que aclarar las mentiras es mucho más difícil que crearlas.

“Por supuesto que es algo que nos preocupa porque desde luego puede afectar la labor del Tribunal, pero va más allá de eso, porque afecta la democracia”, afirmó Gustavo Román, asesor político del TSE.

El mito de las crayolas

Varias publicaciones afirman que las crayolas utilizadas en las juntas receptoras de votos desde hace una década han sido aprovechadas para manipular las elecciones.

“El voto debe ser con huella y no más crayolas. Diputados presenten un proyecto que obligue al TSE a cumplir con el voto tradicional y evitar fraudes futuros”, dice una publicación del 16 de noviembre en la página No Más PAC-PUSC-PLN en elecciones nacionales 2022, compartida 316 veces al 5 de diciembre.

Los crayones que se proporcionan a los electores para que marquen las papeletas fueron diseñados en el Instituto Nacional Electoral (INE) de México y su marca no se puede eliminar con un borrador convencional.

De hecho, su marca es más difícil de borrar que la de un lapicero y la seña queda en el papel incluso si se intenta quitar con una navaja.

Estos insumos se adquirieron previo a las elecciones del 2010, a fin de evitar “suspicacias” como las que surgieron tras el referendo del 2007 sobre el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana.

Por aquella época, algunas personas se quejaron de que los miembros de las juntas receptoras de votos podían marcar papeletas con los mismos lapiceros que usaban para llenar las actas.

La información falsa sobre la supuesta vulnerabilidad de los votos con crayones circuló semanas antes de las elecciones municipales de este año y, pese a que el TSE descartó su veracidad, se sigue replicando en redes.

“Este sistema es vulnerable y apto para que nos monten un fraude electoral en las elecciones del 2022. En lugar del uso de la crayola debe quedar nuestro voto representado por la firma de cada votante”, dice en un video un hombre que se identifica como Allan Arburola.

Esta persona dice que las papeletas deben firmarse, en caso de que se necesiten verificar una por una ante una denuncia de fraude y que los recintos de votación deben vigilarse con tres cámaras de video.

Pruebas de ‘fraude’ desechadas en 2018

Otras publicaciones buscan sembrar duda sobre el próximo periodo electoral, al afirmar que en los comicios del 2018 hubo irregularidades.

No obstante, las “pruebas” que utilizan fueron desmentidas o aclaradas por el Tribunal hace ya casi tres años.

Por ejemplo, está circulando de nuevo un video en el que un hombre asegura que en varios lugares votaron más personas que las registradas en el padrón electoral.

“En San Carlos no se explica por qué perdió Renovación. Eh, Restauración. Resulta ser que empadronados hay 4.785 personas. Y total de votos según el Tribunal, 6.267 personas. Esas 1.482 personas, ¿qué son? Sabemos que les dieron doble papeleta a varios”; dice el hombre.

Desde el 6 de abril del 2018, el TSE aclaró que la persona comete el error de comparar los datos por distrito territorial, con los de distritos electorales, que aparecen en el padrón. Un distrito territorial puede contener más de un distrito electoral.

Los 4.785 ciudadanos mencionados por el sujeto eran los empadronados en el distrito electoral La Fortuna, una subdivisión del distrito territorial que también incluye los distritos electorales de El Tanque, Guaria, Agua Azul, Los Ángeles y Sonafluca.

El distrito territorial tenía, en total, 9.594 electores registrados.

Pese a dicha aclaración, hay usuarios que usan la grabación para, supuestamente, probar que en el 2018 hubo fraude.

“¿En que se parece Costa Rica a los EUA? En que se hizo un FRAUDE ELECTORAL”, publicó el 26 de noviembre la usuaria Amelia Echeverría Zeledón.

Supuesta parcialidad de Luis Antonio Sobrado

En redes sociales, también se divulgan múltiples publicaciones que acusan a Luis Antonio Sobrado, presidente del TSE, de favorecer al gobernante Partido Acción Ciudadana (PAC). No obstante, omiten incluir pruebas que respalden sus afirmaciones.

“Antonio Sobrado es un comprobado corrupto al servicio de delincuentes partidos políticos”, dice una imagen que le “exige” la renuncia al jerarca electoral, compartida 1.346 veces.

Mientras que el perfil Tv Medios Costa Rica acusa a Sobrado de querer “perpetuar en el poder al PAC” por medio de un fraude en el 2022.

Sobrado es magistrado del TSE desde 1999, y ejerce la presidencia del órgano desde el 2007. Durante su gestión, han resultado electos un candidato del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), dos del Partido Liberación Nacional (PLN) y dos del Partido Acción Ciudadana (PAC).

El jerarca no ha sido condenado por ningún delito relacionado con su función pública.

Inventan uso de voto electrónico

Desde que la campaña del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, salió a decir que en las elecciones de Estados Unidos se cometió fraude por medio de los sistemas de voto electrónico, un sector de los cibernautas costarricenses impulsa la narrativa de que en Costa Rica también se cometerá un fraude en los comicios del 2022 por esa misma vía.

Por un lado, las autoridades estadounidenses no han encontrado rastros del supuesto fraude, mientras que en nuestro país, el TSE ya descartó que el voto electrónico se vaya a emplear en los comicios del 2022.

Sin embargo, desde mediados de noviembre páginas y perfiles en Facebook difunden la versión de que una empresa cuestionada por Trump le dará sus servicios de votación digital al TSE.

Después, surgió el rumor de que el plan de sufragio electrónico lo implementará el Instituto Tecnológico de Costa Rica (Tec).

“Nosotros no vamos a usar voto electrónico en el 2022″, reafirmó Román.

Los dos antídotos del TSE

En opinión de Román, el problema de este tipo de informaciones es que aunque sean falsas, quedan en la “memoria episódica” de las personas y dañan la confianza de la ciudadanía en el órgano electoral.

Lo más grave, señaló, es que la democracia se basa en la opinión de los electores, y ahora hay personas que basan sus decisiones en mentiras.

“Los fenómenos de desinformación y de noticias falsas lo que hacen es intoxicar esas conversación pública, la arruinan”, afirmó Román.

Señaló que los hallazgos científicos apuntan a que las personas creen y reproducen falsedades por dos motivos: falta de pensamiento crítico y partidismo, entendido como la tendencia que tienen los individuos a dar como verdaderas las informaciones que coinciden con su forma de pensar.

Ante esa situación, dijo el funcionario, el Tribunal cree que se necesitan dos antídotos.

El primero, es una mayor alfabetización digital. Es decir, que la población adquiera destrezas para navegar en el mundo digital, con capacidad para distinguir y evitar las informaciones falsas.

“El otro elemento que es el partidismo, creo que se tiene que combatir promoviendo el diálogo, y no cualquier tipo de diálogo, sino entre las personas que piensan distinto”, afirmó Román.

La tesis de Román es que quien no tiene contacto con individuos con criterios opuestos a los suyos, es más propenso a imaginar al otro “como una caricatura”.

“Pero si ese ejercicio ya lo hice, si ya hablé cara a cara con el otro, es más difícil que me trague la historia de que el otro come chiquitos y chupa sangre.

“Yo quisiera que nuestro trabajo de alfabetización digital, que va dirigido a la promoción de pensamiento crítico, se amplíe e incorpore esta dimensión”, aseveró el funcionario electoral.

Esta información forma parte del proyecto #NoComaCuento, una iniciativa de La Nación que busca analizar la veracidad de la información que circula en redes sociales. Usted puede formar parte de este proyecto enviándonos información que le parezca falsa o poco confiable al WhatsApp 6420-7160 o al correo nocomacuento@nacion.com.

También puede recibir nuestras publicaciones directamente en su celular uniéndose a este grupo de WhatsApp o al bot de Telegram.

Sofía Chinchilla Cerdas

Sofía Chinchilla Cerdas

Periodista en la sección de Política. Graduada de la carrera de Ciencias de la Comunicación Colectiva con énfasis en Periodismo, en la Universidad de Costa Rica.