Trabajo

Funcionarios de 24 instituciones reciben en pluses más de un salario base

Estado paga 260 tipos de sobresueldos en 189 entidades; pago de beneficios absorberán el 10% del presupuesto del Gobierno para el próximo año

Los trabajadores de las entidades públicas tienen la posibilidad de recibir una amplia gama de pluses o sobresueldos cuyo pago puede llegar incluso a duplicarles el salario base.

Estos son datos que resultan de un estudio de la Contraloría General de la República en 189 instituciones públicas, en las cuales se pagan en total 260 tipos de sobresueldos .

De esos, solo siete están asociados a evaluaciones de desempeño, aunque normalmente se pagan a la totalidad de la planilla, estima el órgano contralor.

Esa es una de las razones por las cuales la Contraloría reitera la urgencia de revisar los esquemas remunerativos de la Administración Pública.

De acuerdo con el estudio, en 24 instituciones un empleado puede llegar a recibir casi dos veces su salario base en sobresueldos como anualidades, prohibición, carrera profesional, zonaje, y cualquier otro de una larga lista.

Algunos de esos beneficios tienen un gran peso, como uno que representa el 95% de la remuneración base.

El caso más significativo es el de la Junta de Protección Social (JPS), donde los trabajadores reciben nueve pluses que juntos pueden llegar a 1,9 veces el salario base.

Por ejemplo, si el sueldo base de un trabajador de esa entidad es de ¢500.000 mensuales, puede llegar a recibir ¢950.000 solo en pluses, por lo que redondearía una remuneración final de ¢1.450.000 mensuales.

Con ese mismo salario de ¢500.000, un empleado de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope), puede llegar a ganar ¢1,3 millones pues los pluses exceden 1,7 veces el sueldo base.

Otro ejemplo es el del Poder Judicial, donde si un funcionario ganara ¢500.000, con los sobresueldos recibe ¢1 millón (los pluses exceden 1,17 veces el salario base).

Duplicar o no el salario base en estas 24 instituciones públicas, dependerá de las funciones que desempeñe el trabajador, así como su grado académico y la antigüedad en la entidad.

En el 2019

Para el año entrante, el Gobierno deberá consumir el 10% de su presupuesto total para el pago de pluses salariales.

Este monto representará cerca de ¢1,1 billones, es decir, el 23% de lo que se estima recaudar mediante impuestos en 2019.

Para calcular el costo de los pluses, La Nación sumó el costo que los incentivos tendrán en todos los ministerios, el Poder Judicial, Poder Legislativo, el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) y las universidades públicas que se alimentan del Fondo Especial para la Educación Superior (FEES).

La gran cantidad de pluses en el sector público no es responsabilidad exclusiva de las convenciones colectivas. Muchos de estos beneficios también se crearon mediante la aprobación de leyes en la Asamblea Legislativa, directrices del Poder Ejecutivo, acuerdos de juntas directivas y resoluciones de la Dirección General del Servicio Civil, entre otros.

Hay seis instituciones que ofrecen más de 20 sobresueldos. La que encabeza la lista es el Ministerio de Educación Pública, con 88 pluses.

Para este año, en el cual la mayoría de docentes estuvieron en huelga durante todo el tercer trimestre del curso lectivo, el Estado tuvo que destinar cerca de ¢410.000 millones para costear los pluses salariales para 86.441 trabajadores.

En este caso, los docentes pueden solicitar que les permitan realizar una tarea extra o recargo por el cual reciben un 50% sobre el salario base, como ocurriría con un maestro que asuma la huerta escolar.

De acuerdo con el informe de la Contraloría, en promedio cada empleado de ese ministerio recibe cerca de ¢4,7 millones anuales solo en incentivos salariales, es decir, un promedio de ¢391.670 mensuales.

Cinco de cada 10 educadores del Ministerio de Educación Pública reciben un sueldo mensual mayor a ¢1 millón, impulsado por los pluses que ofrece la entidad.

Solo cuatro instituciones públicas no ofrecen pluses salariales a sus trabajadores, pues todos sus empleados están bajo la modalidad de salario único. Estas instituciones son el Ente Costarricense de Acreditación (ECA), el Instituto del Café de Costa Rica (Icafé), la Junta de Pensiones y Jubilaciones del Magisterio Nacional (Jupema) y el Banco Internacional de Costa Rica S. A. (Bicsa).

Otras instituciones, aunque también pagan salario único, tienen un esquema mixto, pues una parte de planilla sí recibe pluses, como ocurre con la propia Contraloría.

Juan Diego Córdoba González

Juan Diego Córdoba González

Bachiller en Periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica. Estudiante de la Maestría en Comunicación y Mercadeo. Periodista de la mesa de Sociedad y Servicios de La Nación.