Juan Fernando Lara. 30 junio, 2016

Juan Fernando Lara S.

Cuando se estrenó la metodología de combustibles, hubo una primera fijación de oficio por parte de Aresep, ¿sería lo mismo con la de autobuses?

No es posible comparar la aplicación de las metodologías de combustibles y de autobuses, ya que difieren sustancialmente. La Ley 7.593 establece que los prestadores deberán presentar, por lo menos una vez al año, un estudio ordinario de tarifas y que, para la metodología ordinaria de autobuses, existen tres maneras de realizar las fijaciones: una fijación nacional ordinaria de oficio, rutas individuales o a solicitud de parte.

”Adicionalmente, convoqué la conformación de una comisión técnica interinstitucional, que se reunirá para analizar los alcances de la nueva metodología, aclarar dudas e inquietudes, y de esta manera, facilitar la comunicación y el diálogo”.

¿Exactamente de qué se trata la idea de la comisión y porqué aceptó crearla?

La creación de la Comisión fue iniciativa mía como regulador general. La idea de la comisión es analizar los alcances de la nueva metodología, aclarar dudas e inquietudes y, de esta manera, facilitar la comunicación y el diálogo.

Queremos saber, de forma clara y directa, si es cierto que, sin esa primera fijación, las tarifas quedarían ancladas a las acordadas cuando se compraron buses nuevos y, por lo tanto, año con año, se sigue reconociendo en los pasajes un 25% del valor de un bus nuevo?

No. Procediendo a la fijación de tarifas mediante alguna de las formas indicadas anteriormente y realizando dichas fijaciones de manera periódica, se evita el anclaje de las tarifas.

”En lo que me corresponde, y como mencioné, se ha iniciado un proceso de análisis de sensibilidades e impactos que se espera concluir próximamente. Estas acciones se han tomado porque la aplicación de la nueva metodología tarifaria es una prioridad; no puedo explicar el por qué no se tomaron las medidas necesarias para aplicar la metodología antes de iniciar mi gestión (el 9 de mayo)”.

Pero, ¿acaso no es deseable hacerlo por el bienestar de los usuarios de autobuses, para que las personas tengan algo más de ahorro, y sobre todo, luego de un largo y atropellado proceso para tener esta metodología?, ¿por qué entonces aún no la aplica?

Como ya lo mencioné, el usuario es el centro de mi gestión, y así se consigna en el direccionamiento estratégico institucional, recientemente aprobado por la Junta Directiva de Aresep.

”Las fijaciones tarifarias se realizan con base en rigurosos criterios técnicos establecidos tanto en la normativa como en las metodologías aprobadas.

”Como expliqué, en mi gestión se están realizando las acciones necesarias para que, de forma responsable, se pueda iniciar la aplicación de la metodología a la mayor brevedad posible”.

¿Qué argumentos de mayor fuerza ofrece para justificar que aún permanezca sin aplicarse dicha metodología?

Como indiqué anteriormente, ya se realizan las acciones necesarias para aplicar la metodología a la brevedad posible.

”Nos corresponde asumir la ejecución de una metodología cuya aplicación dejaron pendiente autoridades anteriores. Estamos analizando rigurosamente las implicaciones para tener claridad de sus efectos para todos los involucrados, usuarios y operadores”.