Servicios

Oreamuno construyó nueva estación, pero el tren prometido no llega

Varios años después, vecinos siguen esperando que se haga realidad ofrecimiento de Incofer; Paraíso también reclama incumplimiento de promesas a Incofer

Tienen nueva estación pero no hay tren. Los vecinos del cantón de Oreamuno, en Cartago, están que pegan el grito al cielo porque después de haber invertido ¢123 millones de fondos municipales, el Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer) les debe lo más importante: la llegada del tren.

El alcalde de Oreamuno, Erik Jiménez, exige a la presidenta ejecutiva del Incofer, Elizabeth Briceño, la entrada en servicio de ese transporte público. Con esta nueva estación del tren, el servicio se extendería dos kilómetros más de la última parada que hace la máquina, la cual está cercana a la Basílica de Nuestra señora de los Ángeles, en el centro de Cartago.

La nueva estación incluye una rampa para facilitar el abordaje a las personas con discapacidad, uno de los requisitos pedidos por Incofer para cumplir con la ley 7.600. Este proyecto forma parte del plan que busca completar la vía férrea desde la basílica de los Ángeles hasta Paraíso.

Ericka Arroyo, encargada de prensa del gobierno local, indicó que las autoridades de la municipalidad demandan al Incofer cumplir con su parte del convenio antes de que este gobierno finalice su periodo, en mayo próximo.

En el 2019, el Incofer explicó que la primera etapa de esta estación incluía el andén ferroviario de madera laminada, con capacidad para recibir hasta cuatro vagones de tren y anunció que estaría lista en dos meses.

[ Reconstrucción de línea de tren hasta Paraíso estaría lista en primer trimestre del 2019 ]

Hace tres años, también dijo que dentro de la estación se construiría una zona comercial con dos locales, accesos para personas con discapacidad y parqueos para bicicletas.

En el 2019, Elizabeth Briceño señaló que con esta iniciativa se busca promover que el sistema de movilidad no solo sea eficiente e inclusivo, sino integrado: “La visión de Incofer contempla la integración del transporte público, donde se conecten todos los medios, que sea moderno e intermodal”.

En Paraíso también reclaman el incumplimiento de la promesa hecha por el entonces presidente de la República, Luis Guillermo Solís, de traerles el tren a la ciudad.

El alcalde de Paraíso, Carlos Ramírez, culpó al Incofer de dejar abandonada la reconstrucción del tren cinco kilómetros antes de llegar a esta ciudad. “Se le olvidaron las promesas hechas a la presidenta ejecutiva de esa Institución, Elizabeth Briceño, y nos dejó esperando ese servicio, tan necesario y vital para Paraíso”, reclamó Ramírz.

Briceño se limitó a responder en un comunicado de prensa que el atraso surgido para no llevar el tren a Paraíso fue por causa de la pandemia “y a la afectación tan importante que se ha dado con la caída de ingresos a nivel institucional”.

Ángela Ávalos

Ángela Ávalos

Periodista de Salud. Máster en Periodismo de la Universidad Complutense de Madrid, España. Especializada en temas de salud.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.