Juan Fernando Lara Salas. 23 marzo
Se recomienda evitar descargas innecesarias, envío de correos masivos o correos con archivos “pesados”. AFP
Se recomienda evitar descargas innecesarias, envío de correos masivos o correos con archivos “pesados”. AFP

Proveedores de video como Netflix, YouTube y Amazon Prime Video anunciaron este fin de semana reducciones en la calidad de sus transmisiones a la Unión Europea (UE) para evitar saturaciones de Internet en esa región durante la emergencia por el covid-19.

El anuncio llega en momentos en los que en Costa Rica el tráfico de datos regular ha crecido entre 40% y 45%, según datos al 18 de marzo. Las autoridades conversan con los proveedores para analizar posibles medidas que eviten una saturación del servicio.

Ante ese repunte, el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (Micitt) lleva a cabo este lunes una segunda reunión con proveedores privados para revisar acciones de continuidad, mantenimiento y seguridad de los servicios e identificar posibles acciones a tomar.

En la reunión participan miembros de la Superintendencia General de Telecomunicaciones, la Cámara de Infocomunicación y Tecnología (Infocom), las empresas Claro, Telefónica, Telecable, Cabletica, Tigo-Millicom y el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).

Luis Adrián Salazar, ministro del Micitt, explicó que en la primera reunión el 16 de marzo anterior los operadores manifestaron que harán su mayor esfuerzo posible por incrementar los servicios que ofrecen pero sí llamado a todos los usuarios a hacer un uso eficiente de los mismos.

Específicamente, el sector de empresas de telecomunicaciones solicitó evitar, en la medida de los posible, descargas innecesarias, envío de correos masivos o correos con archivos “pesados”.

José Gutiérrez, coordinador de la Comisión de Banda Ancha de Infocom, recordó que aunque las redes costarricenses son capaces de absorber más usuarios desde los hogares en teletrabajo o usando servicios como Netflix, YouTube o similares.

Sin embargo, también aclaró que el servicio se puede degradar según la cantidad de usuarios.

Gutiérrez explicó que el servicio de Internet a los hogares tiene un límite de velocidad de acceso según el contrato de cada abonado. Entonces, si hay varios usuarios conectados al mismo tiempo, todos podrían ver empobrecida su experiencia de Internet.

“Es como el servicio de agua potable. Si en una casa hay cinco usuarios abriendo las llaves al mismo tiempo, a todos ls llegará un poco de líquido. Del mismo modo, si solo un usuario o dos abren la llave, el caudal será mayor”, explicó.

Gutiérrez sugirió a los usuarios en general crear horarios en la jornada para evitar problemas de este tipo entre usuarios en la casa en teletrabajo y otros habitantes requiriendo la velocidad de conexión para entretenimiento.

Como parte del esfuerzo de mejorar el servicio para quienes hacen teletrabajo durante la emergencia, el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) anunció el 13 de marzo un aumento sin costo adicional de las velocidades de acceso de sus clientes de Internet fijo.

Esto abarca los servicios fijos de Internet de Kölbi hogar y Kölbi pymes que cuenten con fibra óptica y cuyas velocidades de acceso actual sean iguales o menores a 30 Megabits por segundo (Mbps).

Tales servicios “serán migrados automática y gratuitamente a una velocidad de hasta 50 Mbps por un mes, desde hoy”, informó el Instituto ese día.

Caso europeo

Thierry Breton, comisionado de Mercado Interior de la Unión Europea (UE), celebró el viernes pasado el compromiso de Netflix y YouTube de aligerar la presión sobre la infraestructura de Internet en un contexto de más demanda del servicio ante medidas de distanciamiento social en la lucha contra el nuevo coronavirus.

En conversación con el jerarca de Netflix, Reed Hastings, Breton informó que esa empresa reducirá la tasa de transmisión a Europa por 30 días lo cual derivará en 25% menos de tráfico en ese continente.

En otra llamada con el director ejecutivo de Google, Sundar Pichai, y de YouTube, Susan Wojcicki, esa última empresa también acordó cambiar temporalmente todo el tráfico de videos en la UE a definición de video estándar de forma predeterminada en vez de video en alta definición.

Este sábado, Netflix informó que “en 48 horas, habíamos alcanzado ese objetivo y ahora lo estamos implementando en el resto de Europa y el Reino Unido”, explicó la empresa en un comunicado.

Para otras redes Netflix informó que “mantendremos nuestros procedimientos normales a menos que experimenten problemas” según su comunicado.