Juan Diego Córdoba. 16 enero
Padres de familia se manifestaron frente al IMAS ante el retraso en los giros de Instituto para centros de cuido infantil. Fotografía Andrey Palacios.
Padres de familia se manifestaron frente al IMAS ante el retraso en los giros de Instituto para centros de cuido infantil. Fotografía Andrey Palacios.

Ni siquiera la posibilidad de conseguir un rebajo y pagos a plazo con la amnistía tributaria motivó a los dueños de moteles a ponerse al día con el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS). Solo uno de 272 locales morosos se acogió al beneficio.

Se trata de un negocio que adeuda ¢13 millones en impuestos. Por el momento canceló ¢2,2 millones, y si termina de saldar su compromiso antes del 4 de marzo, día que vence la aplicación de la amnistía, se le realizará un descuento de ¢2 millones, monto correspondiente a intereses.

El resto de los propietarios; sin embargo, aún no se acerca, al tiempo que las obligaciones van en aumento. El monto de la deuda llega ya a los ¢3.160 millones, cuando para diciembre eran ¢2.944 millones.

De esta forma, el Instituto está lejos de cumplir su meta de recuperar cerca de ¢1.262 millones con la condonación de intereses y multas.

Por el contrario, en las últimas semanas, otros cinco moteles se sumaron a la lista de morosos. De ahí el aumento en el monto pendiente de pago.

Como explicó el ministro de Desarrollo Humano e Inclusión Social y presidente ejecutivo del IMAS, Juan Luis Bermúdez, el fin de esta herramienta tributaria es recuperar de forma rápida los dineros adeudados, procesos que en muchos casos terminan en cobro judicial y tardan hasta años en resolverse.

LEA TAMBIÉN

“Hemos activado nuestras oficinas de cobro, hemos notificado a nivel individual a cada uno de los moteles. Esperamos que ellos se acerquen a la institución a ponerse al día. En el fondo este es un tema de responsabilidad social de estas empresas”, dijo el jerarca.

De los ¢3.163 millones adeudados se intentaba recuperar ¢1.262 millones con la amnistía, con un perdón de ¢596 millones correspondientes a intereses y multas. Los restantes ¢1.136 millones ya están en cobro por la vía judicial, mientras otros ¢170 millones se sumaron al saldo pendiente por moteles que atrasaron el pago en el último mes.

A pesar de que la mayoría de los moteles presenta deudas millonarias con varios años de antigüedad, estos negocios continúan operando por la libre, sin recibir otro tipo de sanciones como el cierre indefinido de sus establecimientos.

“En este momento la institución no tiene previsto otro tipo de sanción, más que la posibilidad de hacer cobro administrativo y posteriormente a nivel judicial, es aquí donde tenemos el 57% de este monto“, explicó el jerarca del IMAS.

La falta de recursos provocó que el IMAS no realizara los giros para becas estudiantiles y a servicios de cuido infantil durante fin y principio de año. Familias afectadas se manifestaron frente a la institución.

Amnistía en moteles
Amnistía en moteles
Por categorías

La mayor parte de los moteles o negocios afines que operan en el país están morosos con el pago de impuestos ante el Instituto. Ese es el caso del 76% de los hoteles de paso, que corresponden a 277 de los 366 existentes.

(Video) Solo uno de 272 moteles morosos llegó a un acuerdo para pagar impuestos mediante amnistía

Las autoridades clasifican a los llamados hoteles de paso en tres categorías para calcular el cobro de impuestos. Los categoría A, es decir los más lujosos, deben pagar mensualmente una cuota de ¢52.000 por cada cuarto, sin importar si fue utilizado por ese periodo o cuántas veces fue usado.

Los negocios de esta modalidad clasificados como categoría B, deben tributar ¢40.000 por cada habitación; y ¢20.000 los moteles más modestos.

El cobro por tipo de habitación quedó establecido con una reforma legal aprobada en 2015, que modificó la forma de cobro vigente desde 2002 cuando se aplicaba un 30% sobre la facturación, es decir, por cada uso de una habitación, lo que se consideraba incobrable.

Con la modificación, se esperaba estimular el cumplimiento y combatir la informalidad, pues para cuando se aprobó, se estimaba que había unos 3.000 cuartos, de los cuales 1.400 eran informales.

El Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS) le facilitó una lista de moteles morosos al jefe de fracción del Partido Restauración Nacional, Carlos Avendaño. Ese detalle está actualizado al 30 de noviembre, por lo que algunos moteles podrían haber entrado o salido de la lista desde entonces.

El legislador restauracionista indicó que en las próximas horas estará presentando un proyecto de ley, para que el IMAS pueda tener diversas acciones para el cobro de esas deudas.