Juan Fernando Lara. 17 julio
Vista de la pista del Aeropuerto Juan Santamaría desde la torre de control de la terminal (Imagen con fines ilustrativos). Foto: Albert Marin
Vista de la pista del Aeropuerto Juan Santamaría desde la torre de control de la terminal (Imagen con fines ilustrativos). Foto: Albert Marin

La molestia del Sindicato de Controladores de Tránsito Aéreo (Sitecna) contra una norma que los obliga a velar por el cumplimiento de los trámites migratorios de pasajeros causó este miércoles demoras en, al menos, dos vuelos que salían del aeropuerto Juan Santamaría.

Los trabajadores decidieron apagar la pantalla de reportes migratorios localizada en la torre de control.

Esto forzó al personal de la Dirección General de Migración y Extranjería a subir a la torre a entregar manualmente la boleta la liberación de cada uno de los vuelos que esta mañana estaban en la parrilla de salidas.

Sin esa confirmación migratoria, los controladores no autorizan la salida de los aviones.

La empresa Aeris, que administra la terminal, reportó dos atrasos ligados a la protesta: el vuelo DL902 de la aerolínea Delta con rumbo a Atlanta, Estados Unidos (estaban previsto a las 7 a. m. salió a las 7:30 a. m.) y el vuelo WN1203 de la empresa Southwest con rumbo a Houston tuvo 15 minutos de demora.

Sin embargo, sitios en línea de monitoreo de vuelos internacionales reportan demoras en más salidas. En relación con esos otros vuelos, ni Aeris ni otra autoridad atribuyeron tales atrasos a la acción de los controladores.

Así, por ejemplo, el vuelo AV696 de Avianca con destino a Bogotá (Colombia) salió a las 9:17 a. m. aunque tenía previsto partir a las 8:22 a. m. (55 minutos de diferencia).

También, el CM392 de Copa Airlines a Panamá se atrasó 43 minutos: debía salir a las 8:23 a. m. pero no lo hizo hasta las 9:06 a. m.

(Video) Así es el trabajo de los controladores aéreos en Costa Rica

Artículo cuestionado

La molestia de los controladores recae en el artículo 164 de la Ley General de Migración y Extranjería , el cual indica que la Dirección General de Aviación Civil, por medio de los controladores aéreos, no autorizará la salida del país de ninguna aeronave hasta que estén cumplidos todos los requisitos migratorios por parte de quien viaje.

Sin embargo, el artículo agrega textualmente que: “el incumplimiento de esta disposición será sancionado mediante una multa equivalente a diez mil dólares moneda de los Estados Unidos de América ($10.000)”.

Sitecna aseguró este miércoles que hace un año solicitaron a Aviación Civil y otras autoridades una reforma de ley para liberarlos de tal escenario ajeno a su actividad.

“Después de una negociación y actuando de buena fe, se le otorgó al gobierno un tiempo prudencial para actuar. Ha pasado más de un año y el proyecto aún no sale de la Asamblea Legislativa”, reclamó el grupo.

La oficina de prensa de Migración y Extranjería aseguró a La Nación que se están realizando conversaciones con Sitecna en busca de un acuerdo para deponer las acciones de tortuguismo en la terminal.

El 26 de julio del año pasado, estos trabajadores ya habían realizado una acción similar. Producto de esa protesta, en la mañana de aquel día hubo 52 vuelos con demoras de entre 24 y 40 minutos.