Juan Fernando Lara Salas. 17 mayo
Ojo con el agua. Revise todos los grifos de la casa. Que no goteen. Una forma de reducir el consumo es colocar difusores de caudal. Grifos en buen estado. Foto: Marvin Caravaca
Ojo con el agua. Revise todos los grifos de la casa. Que no goteen. Una forma de reducir el consumo es colocar difusores de caudal. Grifos en buen estado. Foto: Marvin Caravaca

La permanencia de más personas en sus hogares para evitar la propagación de casos de covid-19 trajo mayores consumos de electricidad y agua en las viviendas y, por lo tanto, aumentos en la facturación.

Sin embargo, esos recibos podrían volverse más livianos al bolsillo aplicando consejos sencillos.

La Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) determinó que, aunque casi 90% de abonados domiciliares de agua potable no pagan impuesto al valor agregado (IVA), algunos corren ese riesgo si superan los 30 metros cúbicos (m3) al mes.

Según la Aresep, un pequeño consumo extra conduciría a incrementos en ese recibo de 30%.

Una familia abonada al Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) que gaste 28 m3 pasará de cancelar ¢19.061 a ¢24.337 (¢5.276 más) por esos tres metros cúbicos extra equivalente al 10% de toda el agua usada.

Esto porque, aparte de pagar por el líquido extra, pagará ¢2.570 de IVA.

En suministro eléctrico al hogar, si el consumo mensual es menor a 280 kilovatios hora (kWh), se evita el IVA pero a partir de 281 kWh todo cambia.

De hecho, esa diferencia de 1 kWh tiene un impacto importante en la facturación pues el aumento oscilará entre ¢2.880 y ¢3.667 según sea el proveedor.

Ante estos posibles escenarios, la Aresep compartió algunos ideas para ahorrar en el pago de estos servicios.

Revisar fugas de agua

Encontrar formas para reutilizar el agua, ajustar los horarios de ciertas tareas y utilizar algunos aditamentos pueden ayudarle a un consumo más eficiente del líquido.

  1. Revise que ningún tubo en la casa tenga fugas o gotee.
  2. Si las detecta, arregle con sentido de urgencia esas fugas y averías de tubos o cañerías. Una llave que gotea causa un desperdicio de de 30 litros de agua diarios.
  3. Coloque una botella de agua de litro y medio dentro del tanque del inodoro. Este truco le ayudarán a reducir el volumen de agua que se gasta cuando se tira de la cadena. Esta medida permitirá ahorrar 1,5 litros de agua cada vez que se usa el servicio sanitario.
  4. Evite utilizar la lavadora con cargas pequeñas de ropa pues por lo general gastará la misma cantidad de agua al margen de la cantidad de prendas.
  5. Al regar jardines y plantas, hágalo durante las noches para la evaporación durante la jornada diurna. Trate de no regar con agua potable. Utilice atomizadores o difusores en la salida de agua en los tubos.
  6. Reutilice el agua de la lavadora para otras tareas domésticas.
  7. Evite lavar aceras y paredes, si debe hacerlo, recoja agua llovida para esas tareas de ser posible.
  8. Limpie el carro con paños mojados y utilice un balde, no la manguera.
  9. Cuando lave frutas y verduras, recolecte el agua y úsela para otras tareas.
  10. Mientras se enjabona las manos y se cepilla los dientes, cierre la llave del agua cerrada. Si usa un vaso para enjuagarse, se ahorrará de 10 y 12 litros por minuto.
  11. Tome duchas cortas menores a seis minutos.
Desconecte y ahorre en electricidad

El consumo eléctrico se puede mantener a raya con buenos hábitos en el uso de electrodomésticos y aprovechar los horarios con tarifa reducida.

  1. Apague y desconecte equipos que no use.
  2. Evite abrir la refrigeradora constantemente.
  3. Lave y planche una vez a la semana.
  4. Apague las luces sin uso.
  5. Cocine a temperatura media (evite utilizar la máxima) y una vez al día. Además, aproveche el calor residual de la cocina para recalentar alimentos o permitir el final de la cocción de sus alimentos.
  6. Considere aprovechar “tarifa horaria” que es más barata y la cual se creó para invitar a los consumidores del país a realizar las actividades luego de las 8 p. m. cuando el costo es mucho menor respecto al día (cuando se incrementa la demanda).