Servicios

Empresarios acusan al AyA de dañar economía por falta de agua

Reclaman que lentitud de obras limita a los sectores productivos y afecta la generación de empleo

Seis organizaciones empresariales acusaron este jueves al Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) de afectar actividades productivas, limitar la generación de empleo y perjudicar a la población debido a su lentitud para ejecutar proyectos de suministro de agua potable.

En una conferencia de prensa conjunta, los empresarios aseguraron que los problemas de planificación y concreción de obras por parte del Instituto comprometen el abastecimiento actual y futuro del líquido en la Gran Área Metropolitana (GAM).

Como ejemplo, citaron que el Proyecto de Ampliación del Acueducto Metropolitano (PAAM), conocido como Orosi 2, tiene un “importante retraso” aun y cuando dispone de un estudio de factibilidad desde 1989.

Los empresarios recordaron que el Gobierno anunció que las obras de Orosi 2 debían iniciarse en los primeros meses de este año, luego de declararse los trabajos de interés público. No obstante, el plan para llevar agua a 600.000 personas permanece sin arrancar.

Ante el retraso con el PAAM, explicaron los empresarios, se deben ejecutar una serie de trabajos para enfrentar el problema. Entre estos, una tubería desde el sector de La Valencia de Heredia hasta Escazú, la cual debió estar lista en abril de este año, según dijo el AyA en octubre del 2020.

Según ellos, esos trabajos podrían arrancar hasta febrero del 2022.

Desde el año pasado, además, la Cámara Costarricense de la Construcción (CCC) había denunciado dificultades en el avance de las labores para solucionar los faltantes de agua en sectores como Sabana, paseo Colón, Los Yoses, Montes de Oca, Curridabat y Coyol de Alajuela, entre otras zonas de la GAM.

Sin embargo, insistieron, nada avanza.

Frente a sus quejas, el gerente general del AyA, Eric Bogantes Cabezas, reconoció limitaciones, pero recordó que no solo esa entidad es la responsable de suministrar el servicio. Aseguró que hay obras que avanzan.

Aparte de CCC, participaron en este reclamo la Asociación de Empresas de Zonas Francas de Costa Rica (Azofras), la Cámara de Industrias de Costa Rica (CICR), la Cámara de Comercio, la Cámara Nacional de Turismo (Canatur) y el Colegio Federado de Ingenieros y de Arquitectos (CFIA).

“Solicitamos a las autoridades gubernamentales su atención e intervención ante esta problemática. Es importante que el Gobierno Central comprenda los riesgos que esto representa para una reactivación económica”, expresó Ileana Aguilar, vocera del CFIA.

El grupo solicitó al Ejecutivo declarar el tema de infraestructura para agua potable como una prioridad, con el fin de definir planes de acción y de reestructuración con seguimiento permanente desde Zapote.

También, pidieron mejorar la coordinación con el AyA para la ejecución de las obras requeridas.

AyA responde

Según el gerente del AyA, no puede atribuirse al Instituto un problema generalizado de faltante de agua en toda la zona metropolitana, pues hay 31 acueductos que brindan el servicio y que operan de forma individual. Algunos de estos, dijo, tienen déficit hídrico y otros más bien superávit.

“En forma global, el sistema como un todo es deficitario pero en otros casos no y es posible ofrecer disponibilidades hídricas para construcción. Sin embargo, en su otorgamiento tenemos algunas limitaciones como institución”, declaró.

El funcionario recordó que las disponibilidades hídricas para construcciones se otorgan con base en máximos de consumo calculados en verano, cuando el consumo de los usuarios suele aumentar 18%.

“Si no se calculara así, no habría problema, pero tenemos algunos impedimentos debido a fallos de la Sala IV por los cuales no podemos agregar consumo si se afectan servicios ya existentes; no podemos saltarnos eso aún y cuando entendemos la posición y molestia de los desarrolladores”, justificó.

Sobre Orosi 2 afirmó que es un proyecto gigantesco para suplir líquido en los próximos 30 años a la GAM por el cual se entregarían 2.500 litros de agua adicionales por segundo.

No obstante, reconoció que los altos niveles de inversión, de cientos de millones de dólares, van a requerir de fondos propios y créditos y, en particular, un mercado para colocar toda esa agua.

“Entonces hay que calcular muy bien cuándo introducirlo si no hay tanta demanda de consumo. porque podríamos entonces tener una gran deuda y el déficit actual no es tan extendido”, explicó.

En relación con la otras obras para llevar agua a las comunidades, explicó que se perforó un pozo en el sistema de suministro de La Valencia (Heredia) y se avanza en obras de interconexión desde allí hacia zonas como Guadalupe, Tres Ríos y Desamparados para llevar 260 litros extra por segundo, antes de concluir este año.

Para 2022 prevé la perforación de pozos que entrarían a aportar en ese mismo año y agregarían 278 litros por segundo adicionales a sectores altos de la capital como San Antonio de Escazú e incluso Tibás y otras partes de Tres Ríos.

“Además hay previstos otros siete proyectos en el mismo año de forma que cerraríamos el 2022 superando la raya roja de demanda en verano y teniendo más agua en cualquier época del año”, concluyó.

Juan Fernando Lara Salas

Juan Fernando Lara S.

Redactor en la sección Sociedad y Servicios. Periodista graduado en la Universidad de Costa Rica. Ganó el premio Redactor del año de La Nación (2012). Escribe sobre servicios públicos, infraestructura, energía y telecomunicaciones.