Juan Diego Córdoba González. 20 marzo
Centro médico solo recibirá a pacientes positivos con covid-19 referidos por otros hospitales y Ebáis de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS). Fotografía: John Durán.
Centro médico solo recibirá a pacientes positivos con covid-19 referidos por otros hospitales y Ebáis de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS). Fotografía: John Durán.

Durante 80 horas ininterrumpidas, empleados del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) trabajaron para cambiar todo el cableado y sistema eléctrico del Cenare, con el fin de habilitar ese centro médico para la atención exclusiva de pacientes con covid-19.

Marco Vargas, jefe de esta unidad que integra el plan escudo de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) contra la pandemia, explicó que el edificio del Centro Nacional de Rehabilitación (Cenare) tuvo que ser modificado para atender la emergencia nacional.

“Nuestros compañeros del ICE trabajaron de forma ininterrumpida para poner la capacidad eléctrica que necesitamos para instalar los monitores y otros dispositivos médicos (como respiradores) que requieren los especialistas de medicina crítica para la vigilancia de pacientes y toma de decisiones”, dijo Vargas.

El Cenare tendrá la capacidad para hospitalizar a 88 personas. Allí solo se atenderán pacientes positivos con covid-19 que sean referidos por otros centros médicos del país. La intención de la CCSS es ponerlo en operación antes del viernes 27 de marzo.

La readecuación del módulo central del edificio avanza en un 90%.

El Cenare, ubicado en La Uruca, San José, da tratamiento integral a la población con secuelas de lesiones del sistema neuro-músculo-esquelético ocasionados por accidentes laborales, de tránsito, domiciliarios, enfermedades congénitas o adquiridas.

Los 55 pacientes que se encontraban internados allí fueron trasladados al hospital del Trauma, del Instituto Nacional de Seguros (INS).

“Tenemos espacios para consulta externa y para la rehabilitación de pacientes. Este centro tiene condiciones estratégicas, porque hay un camino que comunica con el Hospital México", explicó Mario Ruiz, gerente médico de la Caja.

Ruiz destacó que otra ventaja de la cercanía entre ambos centros es que el México cuenta con el servicio de TAC, el cual también podría ser utilizado para identificar a pacientes con covid-19, según la recomendación de especialistas chinos.

Por otra parte, la CCSS también anunció que la Clínica Marcial Fallas, de Desamparados, funcionará a partir del próximo lunes como un hospital móvil para atender a pacientes que ingresen con síntomas sospechosos del nuevo coronavirus.

Allí se instalaron carpas para levantar una estructura provisional que tendrá tres módulos de atención; cuenta con camas, baterías sanitarias y aire acondicionado. Tendrá capacidad para atender 300 personas por día.