Juan Diego Córdoba. 4 julio
Sindicalistas y traileros impidieron el paso rumbo a Limón por el cruce de Río Frío. A los particulares los dejaban pasar cada tres horas, transportistas con mercancías tenían prohibido el paso. Fotografía: Juan Diego Córdoba
Sindicalistas y traileros impidieron el paso rumbo a Limón por el cruce de Río Frío. A los particulares los dejaban pasar cada tres horas, transportistas con mercancías tenían prohibido el paso. Fotografía: Juan Diego Córdoba

Un Limón urgido de trabajo y reactivación económica fue el más afectado por los bloqueos que protagonizaron transportistas, estudiantes, sindicatos y hasta vecinos de estas comunidades del Caribe.

Actividades portuarias por el comercio internacional y turismo, claves en la economía de la región, están entre los que más resintieron los cinco días de cierres de carreteras, como lo afirman la Cámara de Exportadores Costarricenses (Cadexco) y la Cámara Nacional de Turismo (Canatur).

Las más de 12 horas que cientos de visitantes extranjeros estuvieron atrapados en la ruta 32 por los 15 bloqueos dejaron consecuencias.

De acuerdo con datos de Canatur, de cada 10 reservas en hoteles del Caribe Sur, ocho fueron canceladas producto de las interrupciones, según consultas realizados a empresarios de esa zona.

Además, la mitad de los turistas que había reservado un carro para viajar a Limón, no retiró el vehículo, según reportó la Asociación Costarricense de Auto Rentistas.

Esto ocurre en momentos en que el Gobierno busca reactivar la economía de la provincia fortaleciendo el turismo, luego de que el modelo portuario pasara a manos de la concesionaria APM Terminals, pues ni la Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica (Japdeva) ni los gobiernos de los últimos 10 años se prepararon para este escenario.

Solo en el primer semestre del año, el Caribe perdió al menos 800 puestos de trabajo, según ha informado el Gobierno.

Antes de que se presentara esta situación la región ya tenía 19.000 desempleados, mientras el 27,4% de los hogares sufren de pobreza general (17,4%) o pobreza extrema (10%), según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

“Es muy doloroso ver que el Caribe, que estamos apoyando de forma decidida para lograr más visitación, haya sido uno de los lugares más afectados por los bloqueos, principalmente Tortuguero y Caribe sur”, afirmó la ministra de Turismo, María Amalia Revelo.

Empresarios de Tortuguero, por ejemplo, tuvieron que costear traslados aéreos internos, con el objetivo de que turistas estadounidenses no perdieran su vuelo de regreso a casa, reportó Canatur.

“Es muy doloroso ver que el Caribe, que estamos apoyando de forma decidida para lograr más visitación, haya sido uno de los los lugares más afectados por los bloqueos, principalmente, Tortuguero y Caribe sur”. María Amalia Revelo, ministra de Turismo

Otras zonas cercanas también tuvieron efectos. Este es el caso de las tour operadoras de Sarapiquí,que reportaron pérdidas por unos $120.000 en tres días por cancelaciones en paquetes de rafting.

La pérdida para los negocios de turismo sostenible en todo el país, reunidos en la Cámara de Ecoturismo, presentaron pérdidas por $25.000.

Revelo reconoció que estos hechos no solo impactan al turista que ya se encuentra en nuestro país, sino también a aquellos viajeros que valoran Costa Rica como posible destino.

“Por supuesto que todas las noticias negativas tienen un impacto en la imagen. No podemos minimizar lo que ha sucedido, sin embargo creo que por dicha se ha podido manejar buscando el diálogo y buscando la paz”, añadió.

FUENTE: REALIZACIÓN PROPIA CON DATOS DE LAS AGRUPACIONES DISEÑO/LA NACIÓN.

Faltan pérdidas por contabilizar

Los exportadores e importadores nacionales que dependen de la actividad portuaria, ahora en el megapuerto de Moín, tuvieron efectos económicas todavía más perjudiciales.

Producciones enteras de frutas y alimentos que iban hacia Limón se perdieron en medio de los bloqueos, debido a que los contenedores refrigerados se quedaron sin combustible.

Cadexco todavía no tiene un número definitivo del perjuicio para este sector, pero el cálculo inicial ya pesaba: $10 millones diarios. Si la cifra se mantuviera, el resultado serían $50 millones, que al tipo de cambio actual ¢28.800 millones.

Laura Bonilla, presidenta de esa organizó, adelantó que las pérdidas no se podrán cuantificar sino hasta que los productos lleguen a su destino.

“Los productos serán exportados con una semana de retraso y algunos de ellos posiblemente llegarán en malas condiciones, por lo cual, hasta después de que el contenedor arribe a su destino y sea revisado por el cliente, este reportará la calidad con la que llegó, permitiendo a cada exportador cuantificar exactamente el valor de las pérdidas”, manifestó.

La actividad del megapuerto comenzó a complicarse desde el viernes y para el domingo ya no hubo trasnportistas que atender.

De las ganancias mensuales de la TCM se le paga a Japdeva un canon del 7,5%, el cual se debe invertir en desarrollo de Limón. Es decir, la provincia también debe recibir.

Los exportadores también reportaron una semana completa sin ventas ni producción, debido a que los transportistas no pudieron despachar las producciones, lo que impidió a las plantas continuar las labores.

Los productos serán exportados con una semana de retraso y algunos de ellos posiblemente llegarán en malas condiciones, por lo cual, hasta después de que el contenedor arribe a su destino y sea revisado por el cliente, este reportará la calidad con la que llegó, permitiendo a cada exportador cuantificar exactamente el valor de las pérdidas". Laura Bonilla, presidenta de Cadexco.

Se suma los costos extraordinarios a los que incurrieron los importadores en compra de combustible, pérdida de productos, aduanas y otros gastos serían trasladados al cliente final, lo que se traducirá en un aumento de los precios de productos internacionales.

“Con todo esto podemos decir que el gran perdedor fue Costa Rica como un todo, Algunas empresas cerrarán o reducirán su volumen por falta de mercado, se perdieron o perderán empleos y las importaciones mismas vía Limón salieron más caras a los importadores esta semana, lo cual se trasladará en el precio final al consumidor costarricense”, manifestó Bonilla.

A todo este resumen de hechos, se suma la quema del cabezal de un transportista que fue abordado por sujetos en el sector de Liverpool, a unos 10 kilómetros de Limón. El camión fue prendido con una bomba molotov, según reportó Fuerza Pública.

Aunque la ruta 32 fue la que mayor número de obstrucciones por las protestas contra proyectos de ley empleo público, medidas educativas, nuevos impuestos y hasta por la salida del jerarca de Educación, otras zonas también sufrieron con secuencias.

Una de estas fue San Carlos, donde se produce el 60% de la leche del país.

Ahí, la imposibilidad de trasladar el producto provocó que por día se perdieran 576.000 kilos de leche (equivalentes a litros), según estimaciones realizadas por la Cámara Nacional de Productores de Leche. Ese producto tiene un valor de ¢170 millones.

El daño no fue mayor porque muchos choferes se arriesgaron por caminos normalmente transitados por tractores, según informó un producto que le vende a Dos Pinos.

También hubo cierres en el puente sobre el río Jilguero, en Pérez Zeledón, así como en el puente sobre el río Grande de Térraba, en Palmar Norte de Osa.