Ángela Ávalos, Diana Méndez. 3 enero

(Video) Red de cuido infantil sin dinero

Cristel Villalobos es una sancarleña a quien un centro de cuido en Heredia le atiende a su pequeño de cuatro años mientras ella estudia Ingeniería en Topografía, en la Universidad Nacional (UNA).

El atraso en el pago del mes de diciembre por parte de Hacienda está poniendo en riesgo no solo el cuido de su único hijo, sino también los estudios de Villalobos, quien emigró de su pueblo natal para intentar superar la pobreza en la que nació.

Villalobos habló con La Nación mientras se manifestaba junto a un grupo de unos 40 padres y madres de familia frente a la sede del Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS), en San José.

Son parte de los beneficiarios de la Red de Cuido que están viendo amenazado el servicio que reciben por la falta de pago de Hacienda.

Según la Unión Nacional de Redes de Cuido y Desarrollo Infantil de Costa Rica (Unared), este jueves, 44 centros amanecieron cerrados por falta de dinero para operar.

El cierre deja hasta la fecha a 1.600 menores en pobreza extrema sin los servicios de cuido y alimentación que reciben en esos sitios, informó esa red.

El IMAS es el responsable de distribuir los dineros para que funcionen cerca de 600 centros que forman parte de esa red.

Sin embargo, Hacienda no giró para diciembre los montos que le corresponden no solo al programa de cuido y desarrollo infantil, sino también para las becas que da Avancemos y las ayudas económicas del programa de atención a familias, según informó el IMAS este miércoles.

Un grupo de funcionarios de los centros de cuido y de padres y madres de familia, se manifestaron frente a las oficinas centrales del IMAS, este jueves. Foto: Diana Méndez
Un grupo de funcionarios de los centros de cuido y de padres y madres de familia, se manifestaron frente a las oficinas centrales del IMAS, este jueves. Foto: Diana Méndez

Estas dificultades son atribuidas a problemas de liquidez, registrados desde julio de 2017, como lo reconoció al mes siguiente el entonces presidente, Luis Guillermo Solís.

Entretanto, a finales de 2018 hubo atrasos en el pago de aguinaldos para empleados públicos y pensionados.

Casa Presidencial facilitó un comunicado de prensa en donde anuncia que el cambio en las fechas de pago se debe a una reprogramación de la Tesorería Nacional. En él también afirma que solo los programas Avancemos y la Red de Cuido no recibieron los fondos correspondientes a diciembre.

Cálculos de La Nación con base en datos aportados por el IMAS, estiman en unos ¢12.000 millones los fondos faltantes para los tres programas de mayor inversión social.

Según el IMAS, en información que circuló este jueves, está pendiente el giro de cerca de ¢6.000 millones para Avancemos y ¢1.000 millones para cuidado y desarrollo infantil.

"La Tesorería Nacional logró en los últimos días transferir al IMAS los recursos necesarios que permitieron a la institución terminar de pagar a las personas beneficiarias, los subsidios correspondientes al mes de noviembre y una parte importante de diciembre.

“Sobre las transferencias pendientes de diciembre, la Tesorería Nacional ha informado al Instituto que los pagos se realizarán a partir de la próxima semana”, aclara el comunicado.

El Centro Creciendo Juntos, en Desamparados, atiende a 25 menores en pobreza extrema. Es uno de los sitios de la red de cuido afectados por el atraso en el giro de los fondos correspondientes a diciembre. Foto: John Durán
El Centro Creciendo Juntos, en Desamparados, atiende a 25 menores en pobreza extrema. Es uno de los sitios de la red de cuido afectados por el atraso en el giro de los fondos correspondientes a diciembre. Foto: John Durán

Según ese mismo comunicado, “una vez que el dinero ingrese al IMAS, se depositará en el menor plazo posible en las cuentas de las personas beneficiarias”, confirmaron la ministra y presidenta ejecutiva, María Fullmen Salazar y el gerente general del IMAS, Gerardo Alvarado.

Unared informó de que la situación también afecta cerca de 1.000 empleos directos e indirectos, principalmente de mujeres cabeza de familia que también trabajan en los centros.

Una es Rebeca Monterrey Picado, vecina de el barrio Los Molinos en Heredia, mamá de cinco, cuatro de ellos menores de edad. Ella trabaja en un centro de cuido y no le pagan desde diciembre.

“Yo soy madre soltera, debo pagar casa, agua y luz, no cuento con ninguna ayuda, solo este subsidio. Ellos (los del IMAS) se fueron de vacaciones, no pagaron.

"El 31 de diciembre mis chiquitos me preguntaron qué íbamos a comer. Arroz y frijoles no faltó. Tengo un chiquito de cinco años que en la mañana me pide que vayamos a comprar pan. ¿Qué le voy a decir yo?”, comentó Monterrey.