Salud

Ticos se vacunaron este sábado en centros comerciales, gimnasios y hasta en un redondel de toros

Jornada extraordinaria de inmunización contra la covid-19 para personas sin factores de riesgo convocó a miles de costarricenses este sábado

Las filas comenzaron desde la madrugada. A las 2 o 3 a. m. las personas ya se comenzaban a formar en las afueras de los centros de vacunación en todo el país, fueran hospitales u otros sitios menos convencionales.

Marcela Astúa Fernández y su esposo Adrián Maroto Rivera, vecinos de Guadalupe de Cartago, llegaron las 3:30 a. m. al centro comercial Paseo Metrópoli, en La Lima de Cartago, para tratar de conseguir un turno.

“Cuando llegamos ya había demasiada gente, tal vez unas 600 personas, pero por dicha nos dieron ficha. Nos preparamos bien para venir porque sabíamos que eran horas de fila, nos abrigamos bien, trajimos banquitos y desayuno”, relató la mujer.

Su esposo complementó: “no tenemos ningún factor de riesgo y a las 10:30 a. m. nos vacunaron pero valió la pena la espera porque somos demasiadas las personas que queremos y necesitamos la vacuna, esperar siete horas por la vida de uno no tiene precio. Hemos tenido familiares con covid-19, pero gracias a Dios a nosotros no nos ha dado”.

Sin embargo, no en todos los lugares las personas consiguieron su vacuna.

“Llegué a las 2 a. m. con otras señoras y a las 10 a. m. nos hicieron devueltos porque dicen que ya no hay más fichas ni dosis. Nos dicen que vengamos lunes, martes o miércoles, otra vez hacer fila”, señaló Nuria Salazar Castillo, quien también se presentó en Paseo Metrópoli.

Y agregó: “hoy tuvimos que pagar más de ¢5.000 en taxi, ida y vuelta, son ¢10.000. Mucha gente se molestó porque solo habían repartido 600 fichas cuando en realidad eran 1.200 las que se iban a repartir”.

Otro ejemplo se dio en el área de salud de El Guarco, también en Cartago.

María Edith Castro, jefa de Enfermería del Área del Guarco, comentó que había 1.200 dosis disponibles. La programación se realizó por medio de cita, que tenía incluida la hora y esto dejó a personas sin su dosis.

Otros lugares

Centros comerciales, hospitales nacionales, gimnasios municipales y hasta el redondel de toros de Palmares, en Alajuela, fueron parte de los lugares en los que las personas recibieron su primera dosis para protegerse del virus pandémico.

En la mayoría de los sitios, las filas fueron constantes desde la madrugada y las primeras horas de la mañana.

Esta es parte de las vacunas contra la covid-19, en cuestión de 10 días, a cientos de miles de personas con los fármacos del laboratorio Pfizer donados por el gobierno estadounidense.

Cada área de salud y cada hospital recibieron una cantidad determinada de dosis para cada día y generaron sus estrategias con base en ellas.

La CCSS recuerda que se continuará con esta campaña hasta el 25 de julio.

Hasta el lunes 12 de julio (última fecha para la cual hay datos actualizados) la institución había administrado 2.606.791 biológicos.

De acuerdo con la Caja, 1.783.949 personas ya comenzaron su esquema al haber recibido al menos una dosis; esas personas representan al 34,6% de la población. De ellos, 822.842 (el 15,9%) ya lo completaron.

En otras palabras, uno de cada tres individuos en el territorio nacional tiene al menos una dosis.

Esta información contempla solo personas inyectadas en suelo nacional y no a quienes se han inmunizado en el extranjero. El Ministerio de Salud indicó que actualizará, después del 2 de agosto, la información de los costarricenses que viajaron en busca de la vacuna.

Del total de fármacos aplicados, 2.096.470 corresponden al producto de la farmacéutica Pfizer y 510.321 al del laboratorio AstraZeneca. Nuestro país usa el primer producto desde el 24 de diciembre, y el segundo desde el 19 de abril.

Irene Rodríguez

Irene Rodríguez

Periodista en la sección El País. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit 2013-2014, el premio Health Systems Global 2018 y la mención honorífica al Premio Nacional de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación 2017-2018.