Salud

Salud espera evidencia científica para aplicar tercera dosis a toda la población

Viceministro confirmó que por ahora vacunas adicionales están dirigidas a personas más vulnerables. Se ampliarían si la información de los próximos meses así lo recomienda

El Ministerio de Salud confirmó la aplicación de la tercera dosis de la vacuna contra la covid-19 para “grupos de mayor riesgo”, pero aún no para el resto de la población.

No obstante, se considerará ampliar la medida si así lo indica la nueva evidencia que pueda surgir en los “próximos meses”, informó el viceministro Pedro González, este jueves.

“Dependiendo de la información científica que salga de aquí a los próximos meses podría tomarse la decisión de ampliar esa tercera dosis a más población. Pero es una enfermedad nueva y hay información todos los días. El país se está basando en la mejor evidencia que sale”, aseguró el funcionario.

Por el momento, las personas que recibirán la tercera inyección serán los adultos mayores, personas inmunodeprimidas o con enfermedades inmunitarias y quienes trabajan en la primera línea de atención de la pandemia.

Estos grupos ya están contemplados en la compra que anunció el Gobierno el pasado 5 de agosto de un millón de dosis adicionales para reforzar a mayores y personas de primera respuesta. Posteriormente, el 17 de agosto, informó de que también serán para personas con sistemas inmunodeprimidos.

Todos ellos recibirían esta inyección el año entrante.

Para decidir la ampliación, se esperan datos de las investigaciones sobre la duración de la protección de la vacuna.

Agencia Europea no lo aconseja

Sobre la aplicación de una tercera dosis, este jueves la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) emitió un comunicado en el cual señala que las personas saludables aún no deben considerar un refuerzo.

Su pronunciamiento lo hizo a partir de un reporte técnico elaborado por especialistas en Virología, Farmacia y Epidemiología, quienes consideran que no hay necesidad urgente de refuerzos en las personas de la población general con esquemas completos.

La EMA recalca que la prioridad debe ser completar los esquemas de quienes no los tienen aún.

“La evidencia sobre efectividad vacunal y la duración de la protección muestra que todas las vacunas autorizadas son protectoras ante hospitalizaciones, manifestaciones graves y muertes asociadas con covid-19, mientras que uno de cada tres adultos todavía no ha completado su esquema”, dijo.

La EMA sí hace una salvedad y dice que la situación es muy diferente en quienes tienen problemas inmunitarios. En este caso no sería un refuerzo, se trataría de una dosis adicional de su esquema completo. En estas personas, un esquema ideal sería de tres dosis.

En esta población incluye a quienes por su enfermedad o tratamientos médicos no tienen un sistema inmunitario que funcione (imunosuprimidos) o que no lo hace de manera óptima (inmunocomprometidos).

También forman parte individuos con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) o el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (sida), receptores de trasplantes de órganos, personas con enfermedades que ataquen el sistema inmune, quienes están pasando por quimioterapia, y las personas con defensas deprimidas por algún tipo de enfermedad o condición.

FDA estudiará su posición el 17 de setiembre

Sobre el tema, el presidente estadounidense Joe Biden anunció el pasado 18 de agosto que a partir del 20 de setiembre cualquier persona podrá recibir un refuerzo ocho meses posterior a su segunda dosis.

No obstante, la Agencia de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) anunció este miércoles que sus especialistas se reunirán el próximo 17 de setiembre para determinar si esto es recomendable o no.

“El proceso de autorización o aprobación del uso de un refuerzo de una vacuna contra covid-19 implica que cada fabricante someta datos de la seguridad y eficacia que soporten este uso. La FDA está evaluando los datos enviados por Pfizer y BioNTech y se esperan los de Moderna”, afirmó Peter Marks, director del Centro para Investigación y Evaluación de Biológicos de la FDA

“Estos datos se discutirán con el comité asesor y se informará de la decisión. Una revisión concienzuda, objetiva y transparente por parte de la FDA es crítica para que la comunidad médica y el público sigan confiando en las vacunas”, añadió.

Irene Rodríguez

Irene Rodríguez

Periodista en la sección El País. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit 2013-2014, el premio Health Systems Global 2018 y la mención honorífica al Premio Nacional de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación 2017-2018.