Tendrá tres representantes del Gobierno, tres del sector patronal, uno del cooperativismo, uno del solidarismo y hasta tres del sindicalismo

Por: Ángela Ávalos 10 marzo, 2017

La propuesta final de reforma al régimen de pensiones de Invalidez, Vejez, y Muerte (IVM) de la CCSS debe estar lista en junio, tres meses después de que quede instalada la mesa de diálogo que discutirá los cambios.

La integración de esa mesa está prevista para la cuarta semana de marzo, a más tardar.

Su conformación fue uno de los acuerdos que tomó este jueves la Junta Directiva de la entidad. El grupo estará integrado por 11 miembros: tres representantes del Gobierno, tres del sector patronal, uno del cooperativismo, uno del solidarismo y hasta tres del sindicalismo.

Los sectores deberán remitir a la institución el nombre de sus representantes la próxima semana, con el objetivo de dejar instalada la mesa de diálogo la cuarta semana de marzo.

A partir de entonces, ese grupo tendrá tres meses para presentar los resultados de las conversaciones.

Según informó la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) en un boletín de prensa, también se instruyó a la Gerencia de Pensiones para que proponga mediadores técnicos.

El IVM pagó el año pasado ¢740.000 millones en pensiones a 238.644 jubilados.
El IVM pagó el año pasado ¢740.000 millones en pensiones a 238.644 jubilados.

"Adicionalmente, se solicitará a la Superintendencia de Pensiones (Supén) que forme la secretaría técnica de la mesa de diálogo", informó la Caja.

Diferencias

El 6 de marzo, este diario informó de la existencia de roces a lo interno de la Junta Directiva para la integración de esa mesa.

Consultada por La Nación, la presidenta ejecutiva de la Caja, María del Rocío Sáenz Madrigal, reconoció que había diferencias sobre el diseño y los alcances de la mesa de diálogo.

Tales diferencias impidieron cumplir con el plan de iniciar las conversaciones este mes, como informó la CCSS luego de la presentación del informe de los actuarios de la Universidad de Costa Rica (UCR) sobre la salud financiera del IVM, en diciembre pasado.

Incluso, el Gobierno difundió que las conversaciones serían dirigidas por el Ministerio de Trabajo, decisión que luego fue revertida.

En la mesa de diálogo nacional se discutirán las medidas para dar sostenibilidad al sistema de jubilaciones del IVM, el más importante del país con 238.644 beneficiarios y alrededor de 1,4 millones de trabajadores cotizantes.

Lo que allí se acuerde debe ser ratificado posteriormente por la Junta Directiva de la Caja.

El informe de especialistas de la UCR advierte que si no se toman medidas pronto, el sistema entraría en crisis a partir de 2030.

Para este viernes, el Bloque Unitario Sindical y Social (Bussco) realizará una manifestación frente a las instalaciones de la Caja, en San José, para exigir "un verdadero debate representativo de todos los sectores sociales".

También se manifestarán en contra del incremento del 1% en el aporte salarial al IVM, y su oposición ante cualquier aumento en la cotización y la edad de retiro, según informaron en un comunicado de prensa.

Franco Arturo Pacheco, presidente de la Unión de Cámaras (Uccaep), destacó "la muestra de buena fe" de los empresarios al no oponerse a que el sector sindical tenga tres sillas y uno una en la mesa de diálogo.

"Nosotros accedimos como una muetra más de nuestro interés de construir confianza y puentes para avanzar en estos temas y en el diálogo que necesitamos. Lo importante es que nos pongamos de acuerdo con el facilitador. La propuesta que hay en la mesa es que sea el Estado de la nación", dijo Pacheco.

El estudio base para la mesa es el realizado por la UCR, confirmó el presidente de la Uccaep.

Etiquetado como: