Salud

Paseos y reuniones de Semana Santa empujaron hacia arriba casos de covid-19

Se pasó de 2.359 contagios nuevos registrados en días santos a 4.233 una semana después; muertes se mantienen en un promedio de tres diarias, según datos del Ministerio de Salud

Los paseos y reuniones de Semana Santa tuvieron sus consecuencias ocho días después. La cantidad de casos nuevos de covid-19 se incrementó al pasar de 2.359 en la semana epidemiológica número 15, finalizada el 16 de abril, a 4.233 en la que cerró el pasado sábado 23. El incremento es de un 80% entre una semana y otra.

Es la primera vez desde finales de enero que repunta la curva de casos nuevos de esta enfermedad. El pico máximo atribuido a la circulación de la variante ómicron –más contagiosa que las anteriores–, se registró en la semana epidemiológica número cuatro, finalizada el 29 de enero, cuando hubo 39.611 casos. Las siguientes semanas experimentaron una tendencia a la reducción sostenida en el número de nuevas infecciones... hasta ahora.

Era de esperarse. Los días santos llegaron de la mano de mayores libertades de tránsito y reunión debido, precisamente, a la caída de la curva pandémica. Esto trajo a la población la posibilidad de salir más a pasear, reunirse y participar de actividades religiosas masivas, como las procesiones, que regresaron a las calles después de dos años.

Aunque las autoridades de Salud han reiterado la necesidad de mantener medidas como el distanciamiento físico, el uso correcto de mascarillas y el lavado de manos, lo cierto es que numerosas imágenes posteadas en las redes sociales durante esos días muestran que sucedió todo lo contrario.

El repunte de casos nuevos es un recordatorio de que ómicron sigue circulando, con la ventaja que hay de una mayor cobertura de vacunación contra el SARS-CoV2 con una, dos y tres dosis en todo el país. Según datos de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), al 25 de abril, se habían colocado más de 10,6 millones de dosis desde diciembre del 2020, cuando se inició la inmunización contra la covid.

Como resultado de lo anterior, el número de enfermos hospitalizados y la cantidad de muertes se mantienen a la baja. De las variables que dibujan mejor el comportamiento de la pandemia, esas son las dos más importantes.

Según los datos del Ministerio de Salud publicados este martes correspondientes al periodo entre el 20 y este 26 de abril, 334 enfermos están internados en hospitales de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS). El promedio de edad de los internados en salón es de 52 años. Estos números son cuatro veces más pequeños que los registrados hace un año.

De ellos, 45 están en una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), con edades que van de los 0 a los 90 años. Esta última cifra se ha mantenido sin mayores cambios desde mediados de marzo, aunque sin alcanzar la cifra a la que se llegó con la tercera ola pandémica, que superó los 500 enfermos y puso en jaque al sistema hospitalario, hace casi un año atrás.

En los últimos siete días, fallecieron 22 personas por causas relacionadas con la covid-19; un promedio de tres enfermos cada día. En mayo del 2021, se llegaron a registrar más de 40 muertes al día atribuidas a esta enfermedad.

La tasa de contagio, o velocidad de reproducción del virus entre la población (tasa R), registró su número más bajo en toda la pandemia, al pasar de 0,91 en la semana terminada el 2 de abril, a 0,64 al finalizar la semana del 16 de abril, aunque se esperaban los datos posteriores a la Semana Santa para conocer el comportamiento del ese indicador después de las libertades tomadas en esos días.

“Quiere decir que el número de contagio ha disminuido profundamente a nivel nacional, lo cual es tranquilizante, pero falta por comprobar si la salida a las playas de una gran población durante la Semana Santa recién terminada, incidirá en un repunte de casos”, advirtió hace cuatro días el médico y epidemiólogo Rónald Evans, coordinador del informe que lleva el pulso a la tasa R en el país, en la Universidad Hispanoamericana.

Desde marzo, el Gobierno y las autoridades de Salud y Emergencias flexibilizaron o eliminaron medidas sanitarias relacionadas con la contención de la pandemia en el país. En abril, por ejemplo, se quitaron medidas que limitaban aforos para establecimientos comerciales y para actividades masivas.

El uso obligatorio de la mascarilla es una de las medidas que todavía sigue en pie.

Ángela Ávalos

Ángela Ávalos

Periodista de Salud. Máster en Periodismo de la Universidad Complutense de Madrid, España. Especializada en temas de salud.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.