Ángela Ávalos. 22 mayo
La primera mujer embarazada infectada con zika vive en Matapalo de Sámara, en Nicoya, Guanacaste. El Ministerio de Salud confirmó la información en febrero del 2016. La Nación conversó con la mujer en ese entonces. A su hijo, quien nació en principio sin problemas, se le dio seguimiento durante dos años. Foto: Alonso Tenorio,/Alonso Tenorio
La primera mujer embarazada infectada con zika vive en Matapalo de Sámara, en Nicoya, Guanacaste. El Ministerio de Salud confirmó la información en febrero del 2016. La Nación conversó con la mujer en ese entonces. A su hijo, quien nació en principio sin problemas, se le dio seguimiento durante dos años. Foto: Alonso Tenorio,/Alonso Tenorio

Los niños que nacen con su cabeza mucho más pequeña de lo normal son más cada año desde que ingresó el virus del Zika a Costa Rica, en el 2016.

Las autoridades de Salud informaron esta mañana, que el número de casos de microcefalia aumentó de un promedio de 30 anuales antes del 2016, a 163 (cinco veces más) y 123 (cuatro veces más) en el 2017 y 2018, respectivamente.

La microcefalia produce severos problemas en el desarrollo de los menores, comprometiendo sustancialmente su calidad de vida. Puede generar dificultades visuales y auditivas graves.

Este virus es uno de los que transmite el zancudo Aedes aegypti, que también contagia dengue y chikunguña.

Hay que recordar que científicamente está comprobado que el zika se contagia también por vía sexual.

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) y el Ministerio de Salud activaron una campaña para proteger a 20.000 mujeres embarazadas en 31 cantones considerados prioritarios en este tema, con recursos conjuntos por ¢455 millones.

A cada una se le dará un paquete con un mosquitero impregnado con un químico que mata a los zancudos. También tendrán acceso a condones y repelentes.

En total, la CCSS y Salud entregarán 24.000 mosquiteros, 40.000 repelentes, 600.000 condones masculinos y 300.000 condones femeninos.

(Video) Amenaza zika

La CCSS, además, lanzó un lineamiento para que sus centros de salud organicen todos los viernes campañas de educación para que las personas recuerden los principios básicos para prevenir la infección de estas enfermedades.

Los paquetes se distribuirán en los siguientes cantones y distritos: San José, Santa Ana, Desamparados, Alajuelita, Pérez Zeledón, Alajuela, Atenas, Orotina y Sarapiquí.

También en Liberia, Carrillo, Santa Cruz, Nicoya, Cañas, La Cruz, Abangares, Puntarenas, Cóbano, Lepanto y Paquera.

Se beneficiarán mujeres embarazadas de Esparza, Montes de Oro, Garabito, Parrita, Quepos, Golfito, Corredores, Limón, Pococí, Guácimo, Siquirres, Matina y Talamanca, además de Turrialba.

Peligrosa coincidencia

Daniel Salas Peraza, ministro de Salud, aclaró que todavía no es posible establecer una relación directa entre la infección con el virus y el síndrome congénito por zika, pero existe la coincidencia del aumento en el número promedio de casos al año con el ingreso del virus al territorio nacional.

El jerarca agregó que las madres de estos niños pertenecen a las 31 comunidades declaradas prioritarias por la infestación del Aedes aegypti y el número de enfermos.

El síndrome congénito se atribuye a la infección de la madre en algún momento del embarazo.

El zancudo transmisor del dengue se reproduce en depósitos de agua como llantas en desuso, canoas sin limpiar, y basura.

Para evitar la reproducción de este insecto, se recomienda, entre otras cosas, limpiar baldes, bebederos de animales, estañones y canoas; tapar y volcar recipientes que puedan acumular agua, reciclar, fumigar y protegerse con repelentes, ropa de manga y pantalón largo en los sitios con mayor transmisión de estos virus.

Mario Ruiz Cubillo, gerente médico de la CCSS, explicó que todas estas acciones son parte de las actividades cotidianas que se hacen desde los técnicos en atención primaria (Ataps), que trabajan en todos los Ebáis.

El director de Vigilancia de la Salud, en el Ministerio de Salud, Rodrigo Marín Rodríguez, confirmó que este año se registra un leve incremento de 6% en el número de enfermos de dengue, no así en chikunguña (29 enfermos hasta la primera semana de mayo) y zika (39 casos).

Hasta la semana epidemiológica 18, que concluyó el 4 de mayo, se habían reportado 711 enfermos de dengue contra 671 en el 2018.

El país está en alerta, dijo Marín, porque en Nicaragua este año lleva reportados 20.000 enfermos de dengue. Costa Rica, agregó, tiene el menor número de casos de toda Centroamérica.

Marín dijo que el país se prepara para el eventual ingreso de un nuevo virus, llamado Mayaro, muy parecido al dengue y chikunguña, pues hay casos reportados en Brasil y Ecuador. Hay una alerta de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), dijo.

También se transmite por el zancudo Aedes aegypti, de ahí la importancia de evitar la reproducción de este insecto y sus picaduras.

Zika y embarazo
Zika y embarazo