Ángela Ávalos. 28 octubre, 2018

(Video) El médico está más cerca

Para Javier Vargas Solís la consulta del jueves 25 de octubre fue la sexta en la que su médico especialista le conversó por medio de una enorme pantalla de televisión.

Vargas lo escuchaba simultáneamente en un consultorio del Hospital Tony Facio, en Limón, mientras el endocrinólogo Luis Guillermo Elizondo Herrera le conversaba desde el Hospital Calderón Guardia, en San José, conectado a la Intranet de la Caja.

Este oficial de seguridad en Japdeva lleva control de un cáncer de tiroides por medio del programa de Telemedicina, que la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) empezó a desarrollar en sus hospitales desde 1999.

El limonense, de 27 años, no termina de agradecer la posibilidad de recibir atención especializada sin tener que recorrer los 114 kilómetros que separan la ciudad de Limón de la capital.

“La Telemedicina es un servicio muy importante para las personas que vivimos aquí en Limón. Nos ahorra distancia, cansancio y el impacto económico. La atención es muy buena. No hay diferencia”, comentó poco después de terminar su sexta consulta con Elizondo.

Solo en pasajes de ida y vuelta, contó, se ahorra más de ¢7.000. “Ya ahorita, a las 10 a. m., salgo para la casa después de aquí, cuando en viajar a San José gasto todo un día”, comparó.

La Telemedicina es tan solo una parte de un programa mayor que la CCSS rebautizó con el nombre de Telesalud porque va más allá de consultas médicas como la que recibió Vargas el jueves.

Telemedicina conceptos
Telemedicina conceptos

Ana Cristina Chaves Hidalgo, de la subárea de Gestión de Telesalud, en la CCSS, explicó que este programa también incluye la discusión de casos clínicos entre personal de salud, la formación y actualización médica y hasta cursos administrativos que permiten acortar las distancias y disminuir los tiempos de espera.

Aunque la Telemedicina dio los primeros pasos en 1999 y tanto pacientes como médicos reconocen sus múltiples ventajas, la cantidad de teleconsultas médicas para pacientes como Javier Vargas apenas alcanzaron las 12.737 el año pasado.

Esa cantidad representa un 0,1% del total de consultas brindadas por los diferentes centros de salud de la Caja para ese año, cuando se registraron más de 10,3 millones, según reporta la memora institucional 2017.

Según la Asociación Estadounidense de Medicina (AMA), en ese país hasta un 70% de las consultas diarias pueden resolverse a distancia. Hasta ahora, no existe un cálculo similar para Costa Rica, ni tampoco un estudio que logre precisar el costo beneficio de un programa como este.

Los médicos se conectan por la Intranet de la CCSS. Foto: José Cordero
Los médicos se conectan por la Intranet de la CCSS. Foto: José Cordero
Especialistas más cerca

En el 2016, Javier Vargas tuvo su primera consulta por cáncer de tiroides, uno de muy alto riesgo que llegó a involucrar sus vértebras.

Según explicó el médico endocrinólogo, las teleconsultas dan seguimiento a la evolución de esa enfermedad, por la que este limonense de 27 años tuvo que pasar por una operación de 22 horas para resecarle el tumor.

“También, tratamos de reducir su riesgo de diabetes regulando el peso. Cada tres meses tiene seguimiento por Telesalud”, comentó Elizondo.

“Es una herramienta para llegar más rápido a las personas. En muchos casos, lo único que se necesita es una guía rápida, lo cual acorta el tiempo de diagnóstico y tratamiento.

"Cuando la atención llega cerquita de la casa suya, le mejora su calidad de vida”, comentó el médico quien dedica dos horas a la semana de su tiempo total de consultas a este tipo de atención.

Telemedicina CCSS total consultas 2017
Telemedicina CCSS total consultas 2017

Cuando la consulta es presencial, o cara a cara, normalmente un médico especialista ve entre tres y cuatro pacientes por hora.

La teleconsulta por medio de este programa de Telesalud, permite duplicar la cantidad de atenciones por hora pues el médico que está ‘teleconsultando’ a distancia –como se hizo desde Limón el jueves–, lleva los casos ya preparados.

La CCSS utiliza esta herramienta en casi la totalidad de sus especialidades, y cuenta para ello con un manual de procedimientos.

En el 2017, según el reporte de la subárea de Gestión de Telesalud, médicos de 51 especialidades distintas incorporaron esta consulta a su rutina.

Más del 60% de los casos del 2017 correspondieron a especialidades como Dermatología (que encabeza la lista con un 28% del total de consultas), Endocrinología (12%), Neumología (9%), Neurología (8%) y Otorrinolaringología.

Los datos para ese año confirman la procedencia de esos pacientes: las zonas más alejadas del país son las que se benefician con este programa.

El área de salud de Talamanca, al sur de Limón, lidera la lista, con 1.246 teleconsultas realizadas durante el 2017. Le sigue el hospital de Guápiles con 1.245, el área de salud de Siquirres (1.194), y el área de salud Puriscal-Turrubares (972).

Los hospitales que más son ‘teleconsultados’ son el Calderón Guardia (3.642 en el 2017), el Escalante Pradilla, de Pérez Zeledón (2.292), el México (1.269), el Enrique Baltodano Briceño, en Liberia (1.172), y el San Juan de Dios (999).

Reducción de tiempos de espera

Quizá una de las mayores ventajas del programa es que permite agilizar la atención de los pacientes, reduciendo, en consecuencia, los tiempos de espera que tienen que soportar para ver un médico especializado en San José por la vía presencial tradicional.

La infectóloga Margarita Marchena (der., de espaldas), y la practicante de Medicina Yerlin Chacón, en una sesión de teleconsulta con pacientes de Siquirres. Al fondo, Haissen Fonseca Obando y su mamá, Ermelinda. Foto: José Cordero
La infectóloga Margarita Marchena (der., de espaldas), y la practicante de Medicina Yerlin Chacón, en una sesión de teleconsulta con pacientes de Siquirres. Al fondo, Haissen Fonseca Obando y su mamá, Ermelinda. Foto: José Cordero

Karina Meza Sánchez, de 18 años, tuvo su primera teleconsulta el jueves 25 de octubre por una infección en el oído.

Su doctora, en el Centro de Atención Integral en Salud (CAIS) de Siquirres, Limón, asegura que gracias a este sistema ahí las primeras citas en algunas especialidades se están dando a un plazo máximo de 15 días.

Y sí, cada cita se registra dentro de la producción normal de la consulta externa de los hospitales.

“El servicio se agiliza más. Se ha logrado disminuir los tiempos de atención. Hay pacientes que en una semana y máximo 15 días se están programando para ver por primera vez a un especialista”, dijo Jetty Rowe Villalobos, quien acompañó a Karina Meza mientras teleconsultó con la infectóloga del Calderón Guardia, Margarita Marchena.

Telemedicina CCSS
Telemedicina CCSS

Ese jueves, Karina se ahorró ¢20.000 en pasajes y gastos de comida, calculó. Ese dinero lo hubiera tenido que gastar si le hubiera tocado viajar desde ciudadela Flores, ubicada a hora y media del centro de Siquirres, hasta San José.

Solo en el Calderón Guardia, médicos de 12 especialidades distintas brindan teleconsulta.

Según informó la oficina de prensa de ese hospital, son 350 consultas en promedio por mes, siete sesiones clínico-patológicas y cinco videoconferencias mensuales que se realizan utilizando esta herramienta.

Este hospital se conecta, entre otros, con los ubicados en Turrialba, Limón, Cartago y Pérez Zeledón. También con el de Guápiles, el CAIS de Siquirres y las áreas de salud de Coronado, Talamanca y Goicoechea.

El coordinador de Telesalud en el Hospital México, Alexei Carrillo, confirmó que aquí hay más de una decena de especialidades médicas conectadas permanentemente a este programa.

Citó, por ejemplo, Dermatología, Reumatología, Cardiología, Ortopedia y Medicina Familiar.

También Enfermería da teleconsulta. De hecho, explicó Carrillo, tiene un programa especial para los pacientes de cirugía bariátrica (operación para tratar la obesidad mórbida). Actualmente, hay un grupo de 45 que reciben una charla periódica conectándose por medio de su celular.

Telemedicina CCSS 2018
Telemedicina CCSS 2018

En el caso del México, sus médicos especialistas están llegando a pacientes de zonas tan alejadas como Golfito, Los Chiles, Nicoya o Monteverde.

En el Hospital Max Peralta de Cartago tienen Telesalud desde el 2009. Cinco especialidades médicas la incorporaron a su programa diario: Cardiología, Psiquiatría, Dermatología, Vascular Periférico y el Centro de Detección Temprana de Cáncer Gástrico y Colon.

Ahí también se utilizan estos equipos para hacer videoconferencias sobre epidemiología, coordinaciones de emergencia y para consultas entre médicos cuyo fin es completar un diagnóstico.

Solo en Dermatología, el Max Peralta ha logrado sacar de las listas de espera a 926 pacientes utilizando teleconsulta.

Especialidades como esta han sido equipadas por la CCSS con aparatos especiales que se pueden conectar a la cámara y a la computadora para elevar el nivel de resolución de las imágenes y facilitar el diagnóstico, explicó Ana Cristina Chaves Hidalgo.

Está prevista una renovación de equipos, pues los más actuales, en su mayoría, datan de 2008, y ya se hace urgente renovarlos. Esta compra está en proceso de estudio.

Reto: reforzar la conexión tecnológica

Los equipos que se necesitan para realizar este tipo de consultas a distancia son pocos: una pantalla plana, computadora, equipo de sonido y cámara.

Sin embargo, todavía la teleconsulta se realiza con expedientes de papel. El objetivo, dijo Ana Cristina Chaves, es realizar la conexión con el Expediente Digital Único en Salud (EDUS), cuya implementación se concretó a finales de setiembre.

Con la teleconsulta médica se llega a duplicar la cantidad de pacientes vistos por hora. En el Calderón Guardia, se utiliza esta herramienta desde 1999. En la foto, la infectóloga Margarita Marchena y la estudiante de especialidad, Mariela Calderón. Foto: José Cordero
Con la teleconsulta médica se llega a duplicar la cantidad de pacientes vistos por hora. En el Calderón Guardia, se utiliza esta herramienta desde 1999. En la foto, la infectóloga Margarita Marchena y la estudiante de especialidad, Mariela Calderón. Foto: José Cordero

Esto facilitará todavía más las atenciones posteriores que reciba el joven Haissen Fonseca Obando, de 16 años, quien consultó a la infectóloga Margarita Marchena, del Calderón, por una inflamación en sus ganglios.

Junto a su mamá, Ermelinda Obando, Haissen espera repetir la experiencia: consultar con una especialista sin moverse de su comunidad, con la posibilidad de realizarse todos los exámenes en el CAIS de Siquirres.

Por ahora, según Chaves, no hay una meta avalada por las actuales autoridades de la Caja para elevar aún más la cantidad de teleconsultas al año, aunque lo cierto es que se trabaja todos los días para aumentar la cobertura de pacientes de zonas alejadas que se beneficien con la Telesalud, tal y como lo hicieron el jueves Javier Vargas, desde Limón centro, y Karina Meza y Haissen Fonseca, en Siquirres.