Salud

Jaime, el médico intensivista cuya prematura muerte desenmascaró la dolorosa realidad de una pandemia

Tenía apenas 54 años cuando la covid-19 lo dejó en una cama de la UCI en donde tan solo unos días antes él mismo cuidaba enfermos. A una semana de su fallecimiento, sus colegas, amigos y parientes intentan hallar un bálsamo al dolor de su ausencia con los innumerables recuerdos que dejó un hombre bueno








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.