Diego Bosque. 23 abril
La venta del Instituto Costarricense de Electricidad es una de las opciones mencionadas por el economista Alberto Franco. Fotografía: Rafael Pacheco
La venta del Instituto Costarricense de Electricidad es una de las opciones mencionadas por el economista Alberto Franco. Fotografía: Rafael Pacheco

Vender una empresa pública como el Instituto Costarricense de Electricidad, un banco estatal o el Instituto Nacional de Seguros (INS) es una de las opciones señaladas por algunos economistas para cancelar la deuda del Estado con la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

La otra es que la Caja absorba al INS y se honre la deuda con el patrimonio de la aseguradora estatal.

Los planteamientos fueron expuestos por los economistas Alberto Franco y Vidal Villalobos tras una consulta de La Nación sobre las opciones del Estado para cancelar el pasivo con el sistema de salud nacional.

El Estado mantiene una deuda de ¢1,95 billones con la CCSS por atrasos en cuotas patronales.

Dicha situación motivó a la Junta Directiva de la CCSS a solicitar al Gobierno, este miércoles, la cancelación de estas obligaciones para poderle hacer frente a las obligaciones provocadas por la emergencia sanitaria.

No obstante, Rodrigo Chaves, ministro de Hacienda, expresó que la petición está “fuera de las posibilidades reales del país y del marco de responsabilidad macroeconómica”.

De hecho, la mañana de este jueves, antes de iniciar una conferencia de prensa, un micrófono quedó abierto y se escuchó al presidente de la República, Carlos Alvarado, decirle a la ministra de Planificación, Pilar Garrido, que “no hay plata” para transferirle a la Caja.

Ministro: 'Nos podríamos meter en un círculo vicioso de desaceleración hasta llegar a una crisis'

Panorama complejo

Franco explicó que Costa Rica tenía, antes de la crisis por covid-19, un panorama fiscal complejo y que ahora la diferencia entre ingresos y gastos aumentará, lo cual impide realizar transferencias desde Hacienda a la CCSS.

“El Gobierno Central tiene poquísimas posibilidades (de aliviar las finanzas de la CCSS), anda en carreras tratando de conseguir recursos para pagar los subsidios que fueron autorizados recientemente”, enfatizó Franco, quien obtuvo un doctorado en Economía en The Ohio State University

El Fondo Monetario Internacional (FMI) proyecta un déficit fiscal para el país de 7,84% para el cierre del 2020 y de 7,08% para finales del 2021.

Franco consideró que la primera medida que debe buscar el Estado es generar ahorros en entidades públicas para trasladarlos a la CCSS.

También apuntó a analizar modificaciones en el esquema de cuotas obrero-patronales y elevar la edad de retiro de las personas, pero subrayó que esas serían las medidas “más dolorosas” para la población.

Pagar con el INS

Vidal Villalobos, economista asesor de Prival Bank, manifestó que hay una opción de cancelar la deuda con la CCSS sin perder una institución estatal.

Esa alternativa consiste, según Villalobos, en trasladar el INS, con todo su patrimonio y cartera comercial, a la Caja y así acabar con la deuda.

“En lugar de vender el INS a un tercero y con esos recursos pagarle a la Caja, mi idea es más sencilla, es muy simple. Propongo unificar el paquete de seguros del país, trasladamos el INS a la Caja como pago de la deuda existente. De esa manera el INS no sale de manos de los costarricenses”, comentó Villalobos.

Agregó que si no se toman medidas de ese tipo, ve pocas posibilidades de honrar las obligaciones del Estado con la Caja.

“Ante escenarios dramáticos como los que estamos viviendo se deben tomar decisiones dramáticas”, aseveró.

Al respecto, Elian Villegas, presidente ejecutivo del INS, indicó que nunca se le ha presentado una propuesta de ese tipo y que no podría emitir criterio al respecto.

Empero, adelantó que la naturaleza de la Caja y el INS son distintas.

“Me parece que la naturaleza de la Caja es un poco diferente a la del INS. El INS tiene una naturaleza comercial-social, es una empresa pública comercial y la Caja tiene una función absolutamente social y centrada en el corazón de la gente, pero no quisiera entrar a opinar porque no conozco ese planteamiento”, declaró.

Sindicatos molestos

Varios sindicatos de profesionales de salud mostraron su molestia ante las manifestaciones del jerarca de Hacienda.

Por ejemplo, la Unión Médica Nacional envió este jueves una nota a Chaves en la que le plantea cinco preguntas, entre ellas que si “pretende privatizar” servicios de salud en el país.

Además, consultan si recibió “instrucciones políticas internas o externas” para reducir el número de servicios médicos que brinda la institución en la actualidad.

Lenín Hernández Navas, secretario general del Sindicato Nacional de Enfermería, aseveró que “sienten que están dejando sola a la CCSS” y que “no entienden la lógica de las autoridades gubernamentales”.

Golpe del covid-19

Un informe de la Gerencia de Pensiones de la CCSS, emitido la primera semana de abril, revela que la crisis económica por el nuevo coronavirus dejaría un déficit de hasta ¢417.000 millones en los ingresos del régimen de pensiones de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM) para este año.

Las pérdidas estimadas para el Seguro de Enfermedad y Maternidad para el periodo comprendido entre marzo y agosto de este año se calculan entre los ¢190.000 millones y los ¢303.000 millones, según los análisis de la Dirección Financiero Contable y el Área Tesorería General de la Caja.