Salud

Dengue retrocede casi 300%

Solo 1.556 contrajeron esa enfermedad en primer semestre del año; país casi no registra casos de zika y chikunguña, confirma Ministerio de Salud

Tal y como ha sucedido con otras enfermedades virales, el dengue retrocedió sustancialmente este año, aunque puede que los casos aumenten cuando arrecien las lluvias si la población se descuida.

Para el primer semestre del 2021, el Ministerio de Salud registra 1.556 casos de dengue.

La cifra es un 280% menor a la registrada para el mismo momento del 2020, cuando se reportaron 4.355 casos, informó la epidemióloga Melissa Ramírez, de la Dirección de Vigilancia de la Salud, del Ministerio de Salud.

Los números de zika y chikunguña, otras dos enfermedades transmitidas por vectores, prácticamente están por el piso con 21 y 15 casos, respectivamente, en el mismo periodo.

“No tenemos una evidencia de qué puede estar sucediendo. Estas enfermedades son multifactoriales. El dengue, tiene comportamientos cíclicos. Cada cinco años, se espera un pico epidémico atribuido a cambios climáticos”, dijo Ramírez.

La epidemióloga baraja algunas hipótesis. La principal está relacionada con una menor movilidad de las personas a causa de la pandemia.

“Pensamos que por covid las personas están más en las casas, hay menos movimiento de población por las restricciones, y esto puede ocasionar que el virus haya disminuido. Aunque haya vector (en este caso, zancudo transmisor), hay menos portadores del virus”, explicó.

Otra de las situaciones derivadas de la pandemia, que sería la segunda hipótesis para explicar esta reducción, es la posibilidad de que los enfermos de dengue, zika o chikunguña consulten menos en los servicios de salud por temor a contagiarse de covid.

Y la tercera causa posible es que las personas, al estar más en casa, tengan una preocupación mayor por mantener la limpieza, tanto dentro como en los alrededores de su hogar.

El virus del dengue ingresó al país en 1992. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la infección causa síntomas similares a los ocasionados por la gripe (fiebre y dolor corporal).

En ocasiones, evoluciona hasta convertirse en un cuadro potencialmente mortal llamado dengue grave.

Las hembras, principalmente de la especie Aedes aegypti y, en menor grado, de A. albopictus, son las que transmiten la enfermedad, al igual que con zika y chikunguña.

Actualmente, no se reporta ningún brote de esas enfermedades en el país, aunque los cantones de Talamanca (Limón), San Carlos (Alajuela) y Pérez Zeledón (San José) siguen liderando las cifras de enfermos, dijo Ramírez.

Tampoco hay fallecidos por esta causa ni casos de dengue grave, conocido anteriormente como dengue hemorrágico.

En la región de las Américas, explicó la epidemióloga, también se registra una disminución importante en la curva tras los brotes epidémicos del 2019, que causaron varios centenares de muertes.

A las puertas de la fase más fuerte del invierno, dijo la especialista, todavía no se sabe qué va a pasar con precisión, pero sí es probable que los casos aumenten porque las poblaciones de zancudos transmisores de estas enfermedades se incrementan con las lluvias.

Esto explica la importancia, siempre vigente, de eliminar criaderos de zancudos en los alrededores de las viviendas.

Solo en lo que va del año, los equipos han visitado más de 363.000 viviendas en todo el país y se han encargado de eliminar 596.000 criaderos.

Pequeño gran enemigo

La hembra del zancudo Aedes aegypti es la responsable de transmitir varios virus a la vez; entre ellos, el dengue, chikunguña y zika. La tarea en todos los hogares es destruir sus criaderos.

FUENTE: RODRIGO MARÍN RODRÍGUEZ, JEFE DE LA OFICINA DE CONTROL DE VECTORES DEL MINISTERIO DE SALUD.    || w. s. / LA NACIÓN.

Ángela Ávalos

Ángela Ávalos

Periodista de Salud. Máster en Periodismo de la Universidad Complutense de Madrid, España. Especializada en temas de salud.