Ángela Ávalos. 2 junio, 2019

El Colegio de Farmacéuticos de Costa Rica se suma a la oposición manifestada hace una semana por el Colegio de Médicos contra el proyecto de decreto ejecutivo, que obliga a consignar en la receta solo el nombre genérico del medicamento, y no el de marca.

En un comunicado de prensa, José Gatgens, presidente de la Junta Directiva de ese grupo profesional, asegura que la medida ejecutiva, cuya consulta pública finalizó este 31 de mayo, pone por encima de la salud de las personas el precio y la comercialización de los fármacos.

De acuerdo con este Colegio, esta ya es una materia regulada.

El Ministerio de Salud sacó a consulta pública desde hace tres semanas el Reglamento de Prescripción de Medicamentos de Conformidad con su Denominación Común Internacional, que es el que ha originado la oposición.

Un genérico es todo aquel fármaco que presenta la misma composición de uno original o de marca, que ha demostrado bioequivalencia, y puede ser intercambiable. Foto: Colegio de Farmacéuticos
Un genérico es todo aquel fármaco que presenta la misma composición de uno original o de marca, que ha demostrado bioequivalencia, y puede ser intercambiable. Foto: Colegio de Farmacéuticos

De prosperar la iniciativa, informó Salud, médicos, odontólogos y obstetras solo podrán prescribir indicando el nombre genérico del medicamento o denominación común internacional (DCI), y no el de marca.

Un genérico es todo aquel fármaco que presenta la misma composición de uno original o de marca, que ha demostrado bioequivalencia, y puede ser intercambiable.

Es más barato que el original porque el laboratorio que lo produce no invirtió en la investigación y desarrollo de la molécula.

“Por ley, nosotros como farmacéuticos estamos obligados a ofrecer e informar al paciente en la farmacia, acerca de las diferentes alternativas del medicamento prescrito", manifestó Gatgens.

Aseguran, además, que están poniendo un reglamento por encima de la Ley General de Salud.

"Más que un menor costo, el paciente debe tener acceso a medicamentos que también sean seguros y eficaces, con la misma eficacia clínica y el mismo perfil de seguridad en todas las opciones que se ofrezcan”, afirmó Gatgens.

“Sus regulaciones lesionan claramente la libertad prescriptiva, atentando contra jurisprudencia de la Sala Constitucional y criterios de la Procuraduría General de la República.

"Se abandona al paciente, pues no considera brindarle la debida información para que decida que medicamento adquirir, privilegiando únicamente razones de costo bajo la premisa del acceso, en detrimento de las mejores opciones terapéuticas”, agregó.

El 27 de mayo, el Colegio de Médicos también se opuso a esta medida pues, entre otras cosas, restringe la libertad de prescripción que tiene el médico.

"Si el Estado quiere impulsar el uso de medicamentos genéricos, lo puede hacer, pero lo que no le es válido es que obligue a los médicos a prescribir solo genéricos y lo más grave, que obligue a los pacientes a consumir solo genéricos”, mencionaron los médicos.