Ángela Ávalos. 27 junio

El número de enfermos de dengue en Costa Rica aumentó un 71% en el primer semestre de este año en relación con el mismo periodo del 2018, una situación que no solo sucede aquí: también se está reportando un aumento de casos en otros países de América.

Los datos del Ministerio de Salud muestran que hasta el 15 de junio del 2018 (que corresponde a la semana epidemiológica 24) se llevaban registrados 975 enfermos de dengue. Para el mismo periodo de este año, la cantidad asciende a 1.666 personas, un 71% más.

Las áreas del territorio con más casos son la Central Norte (Alajuela, Heredia), con casi un 50% de todos los enfermos reportados por Salud (801 personas), y la Huetar Caribe (Limón), con un 23,5% (392).

Sin embargo, donde se ha visto un incremento mayor entre un año y otro son las regiones Central Sur (entre otros, Hatillo, Montes de Oca, Moravia y Tibás) y Central Este (Cartago, Paraíso y Turrialba), con una variación relativa de 255% y 200%, respectivamente, entre 2018 y 2019.

Actualmente, dos de los cuatro serotipos de dengue circulan en el territorio nacional: el 1 y el 2, informó el Ministerio de Salud.

En vista de la situación anterior, las autoridades del Ministerio de Salud y la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) programaron una jornada nacional intensiva para acabar con los criaderos del zancudo transmisor, el Aedes aegypti.

Este zancudo también transmite los virus zika y chikunguña, además de la fiebre amarilla, pero según los datos de Vigilancia de la Salud, en el Ministerio de Salud, más bien la cantidad de afectados con estas otras enfermedades viene en descenso.

En ese sentido, la CCSS ha atendido 1.874 personas sospechosas de dengue hasta la semana epidemiológica 23 (del 2 al 8 de junio), mientras que en sus hospitales ha visto 88 casos de zika y 69 de chikunguna.

Seis viernes de campaña

A partir de este viernes 28 y durante cinco viernes más (26 de julio, 30 de agosto, 27 de setiembre, 25 de octubre y 29 de noviembre), las autoridades de Salud pedirán a las comunidades de todo el país que se organicen para destruir los criaderos de zancudos.

“El objetivo de las movilizaciones es llamar a todos los costarricenses a la acción y evitar la transmisión de los virus mediante la adopción de práctica sencillas que eviten la reproducción del zancudo transmisor”, mencionó la CCSS en un comunicado de prensa.

Los tiraderos de basura son caldo de cultivo para los criaderos de zancudos. Archivo LN
Los tiraderos de basura son caldo de cultivo para los criaderos de zancudos. Archivo LN
Países afectados

El boletín de actualización epidemiológica, de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), con fecha del 25 de junio, confirma que, después de casi dos años con baja transmisión de dengue, “desde finales de 2018 e inicios de 2019 se observa una tendencia creciente tanto en el número de casos de dengue reportados, como en el número de casos de dengue grave”.

Los cuatro países con mayor incidencia son Brasil, Nicaragua, Colombia y Honduras, siendo el primero el que registra más casos reportados (505,5 por 100.000 habitantes).

En las Américas

Estos son los países con mayor incidencia de dengue:

FUENTE: OPS-OMS Boletín epidemiológico del 25 de junio    || E.J. / LA NACIÓN.

Según Catalina Ramírez Hernández, de Vigilancia Epidemiológica de la CCSS, en este momento hay un crecimiento de casos de Dengue en las Américas y el número de enfermos en Nicaragua (27.779 enfermos) y Honduras (10.390) está también en aumento.

Desde 1992

El virus del dengue ingresó al país en 1992. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la infección causa síntomas gripales y en ocasiones evoluciona hasta convertirse en un cuadro potencialmente mortal llamado dengue grave.

Las hembras, principalmente de la especie Aedes aegypti y, en menor grado, de A. albopictus, son las que transmiten la enfermedad.

“El dengue grave (conocido anteriormente como dengue hemorrágico), es una complicación potencialmente mortal porque cursa con extravasación de plasma, acumulación de líquidos, dificultad respiratoria, hemorragias graves o falla orgánica”, explica la OMS.

Esta complicación, advierte el organismo internacional, se presentan entre 3 y 7 días después de los primeros síntomas y se acompaña de un descenso de la temperatura (menos de 38 °C), dolor abdominal intenso, vómitos, respiración acelerada, hemorragias en encías, fatiga, inquietud y presencia de sangre en el vómito.

Pequeño gran enemigo

La hembra del zancudo Aedes aegypti es la responsable de transmitir varios virus a la vez; entre ellos, el dengue, chikunguña y zika. La tarea en todos los hogares es destruir sus criaderos.

FUENTE: RODRIGO MARÍN RODRÍGUEZ, JEFE DE LA OFICINA DE CONTROL DE VECTORES DEL MINISTERIO DE SALUD.    || w. s. / LA NACIÓN.