Yeryis Salas. 16 noviembre, 2018
Nicole, nacida a las 24 semanas, fue la niña símbolo en el Hospital San Juan de Dios. Foto: CCSS.
Nicole, nacida a las 24 semanas, fue la niña símbolo en el Hospital San Juan de Dios. Foto: CCSS.

Durante toda esta semana, las oficinas centrales de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), en San José, se visten de morado para conmemorar el Día Mundial del Niño Prematuro, este sábado.

La celebración la comparten hospitales del país, como el San Juan de Dios, donde por tercer año consecutivo, se realizó la fiesta de los “Pequeños Guerreros”. Ahí, cerca de 20 expacientes de la Unidad de Cuidados Críticos Neonatales que ahora tienen entre uno y 6 años de edad, fueron homenajeados con música, pintacaritas y payasos.

Nicole, nacida a las 24 semanas de gestación, con un peso de 740 gramos y una talla de 33 cm, se convirtió en la niña símbolo. Desde hace dos meses y medio, ella está internada en la Unidad de Neonatología de ese hospital.

Al ver a su hija por primera vez, Ericka Morales Centeno temió que muriera.

Esta vecina de Desamparados ha visitado a Nicole todos los días. Hasta la semana anterior pudo tenerla en sus brazos.

Ahora, su hija pesa 1.470 gramos y se espera que llegue a los 1.800 gramos, para que se autorice su egreso del centro médico.

Historias de partos prematuros también se reconocieron en el Hospital Max Peralta de Cartago, como la de Deylan Isaac, hijo de una mujer que en el 2016 sufrió muerte neurológica. Deylan sobrevivió un mes en el vientre, y otro mes y medio en la Unidad de Cuidado Paliativo Neonatal (UCIN), un caso inédito en Costa Rica.

En el hospital cartaginés se dedicó el día además a Isaac Andrés, el niño que más tiempo duró en la UCIN, y a Alejandro, el primer niño intubado que ahora está pronto a cumplir 18 años.

Por su parte, en el Hospital México se homenajeó a Jonathan Coronado, locutor profesional nacido antes de los siete meses.

También se unieron a la fiesta vestidos de morado, el edificio del Instituto Nacional de Seguros (INS) y lo hará este sábado el Museo de los Niños. Incluso los edificios más importantes de ciudades como Nueva York, Buenos Aires y Ciudad de México iluminan sus fachadas.

Dificultades de los prematuros

En los últimos tres años, el Hospital San Juan de Dios aumentó del 40% al 70% la sobrevida de los bebés prematuros con peso entre 600 gramos y los 999.

No obstante, muchos de los prematuros que sobreviven pueden sufrir dificultades, como problemas de aprendizaje, visuales, auditivos y de motricidad.

De acuerdo con el doctor Roberto Araya, jefe del Servicio de Neonatología de ese centro médico, estos menores reciben un seguimiento durante seis años, lo que ha incidido en la disminución de discapacidades, como parálisis cerebral o déficits severos auditivos y oculares.

Según registros de este hospital, en los últimos cinco años, del total de los nacidos vivos, el 14% fueron prematuros. De los que requirieron internamiento durante ese periodo, falleció el 3%.

Solo en el 2017, de 4.829 nacidos vivos, 473 nacieron antes de tiempo, es decir, el 9,7%. En ese año 51 menores prematuros internados fallecieron.

En Costa Rica, cerca del 30% de las muertes infantiles son por prematuridad extrema, es decir, bebés nacidos antes de las 28 semanas.

Asimismo, el 80% de los decesos ocurridos alrededor del parto (primera causa de muerte infantil en el país), suceden por prematuridad.