Patricia Recio. 24 abril
Foto: Agencia Costarricense de Investigaciones Biomédicas (ACIB)
Foto: Agencia Costarricense de Investigaciones Biomédicas (ACIB)

Las primeras dosis de la vacuna contra el virus del papiloma humano ya están en el país.

Así lo anunció este miércoles el presidente ejecutivo de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), Román Macaya, al adelantar que el programa de vacunación dirigido a niñas de 10 años iniciaría la última semana de mayo.

El objetivo este año es proteger contra el cáncer de cérvix a 35.015 niñas que cumplan o hayan cumplido esa edad.

Según dijo, esta primera compra es de alrededor de 100.000 dosis, que actualmente están en proceso de desalmacenaje. El paso siguiente es el control de calidad.

Esa primera adquisición representó una inversión de $1,5 millones.

“Con esto pretendemos comenzar a impactar de forma importante la incidencia de este cáncer (de cérvix) en mujeres (...) es una vacuna de la que ya se han administrado en el mundo más de 270 millones de dosis y se le da un estricto seguimiento de la calidad, de la seguridad y eficacia de esta vacuna” afirmó el presidente ejecutivo.

Este plan de la Caja únicamente cubriría a las niñas de 10 años y a las que vayan a cumplirlos, sin embargo, Macaya dijo que se evaluaría ampliar el programa a las que ya superaron esa edad.

A las menores se les aplicará una dosis y seis meses después la otra, según el esquema vigente para esta vacuna.

Cérvix
Cérvix

De esta forma, esas 35.000 niñas serán la primera generación que quedará protegida contra el virus del papiloma humano, que se transmite por vía sexual.

Esa vacuna se seguirá poniendo todos los años a partir de ahora, como parte del esquema nacional de vacunación.

Actualmente, la vacuna se aplica en 85 países de todo el mundo, a niñas entre los 10 y 15 años.

En Costa Rica se detecta una mujer con cáncer de cérvix cada 12 horas, es decir unas 730 al año.

Ese tipo de cáncer cobra la vida de alrededor de 130 mujeres al año en nuestro país.