Salud

Campaña procura ayudar a ticos a poner límites al teletrabajo

Programa ofrece guías para separar tiempos; estudio encontró que el 18% de teletrabajadores del país ‘tenían síndrome del quemado’

Cientos de personas llevan más de un año de trabajar desde su casa. Si a la fecha no han logrado separar su tiempo laboral, de los momentos para la vida personal y familiar, la situación les pasará factura.

Al menos el 18% de los costarricenses en teletrabajo sufren el llamado síndrome del quemado o burnout, según un estudio que La Nación dio a conocer en agosto pasado.

El síndrome de burnout se debe, principalmente, a la exposición prolongada a altos niveles de estrés en el trabajo. Quienes lo viven experimentan fatiga física, cognitiva e interpersonal.

No solo es causa del teletrabajo en sí mismo, sino que este llegó de manera forzada por la pandemia, sin posibilidad de asimilarlo y prepararse, advirtieron los investigadores.

Preocupados por esta situación, el Colegio de Profesionales en Psicología de Costa Rica (CPPCR), junto con la Organización Internacional de Trabajo (OIT), además de empresas públicas y privadas, iniciarán esta semana una campaña que intenta ayudar a los teletrabajadores a poner límites.

La campaña se llama Teletrabajo Sano y puede accederse en la dirección https://teletrabajosano.com/. A través de videos y textos, se busca ayudar a los dueños de empresa, jefes, colaboradores y personas que trabajan por cuenta propia.

“El teletrabajo implica muchas ventajas, tanto para empresas como para colaboradores. Sin embargo, si no se toman algunas consideraciones, podría tener impactos negativos en la salud de los trabajadores”, explicó Ángelo Argüello Castro, presidente del Colegio de Psicólogos.

Arma de doble filo

Eugenia Gamboa, investigadora del estudio, publicado en agosto, señaló que, si bien el teletrabajo da opciones convenientes porque no hay que desplazarse y se está en la comodidad del hogar, la situación puede prestarse para que la persona trabaje más o no sepa cómo separar su vida profesional de la personal.

Esto se vio evidenciado cuando encontraron burnout en el 18% de los 802 participantes del estudio.

“Este es un nivel muy alto. Normalmente, en este tipo de estudios hay de un 4% a 5%, lo más un 7% u 8% de burnout.

“Hay que comprender: este es el nivel de estrés más alto que existe. No es dolor de panza, no es alergia, no es que le cayó mal lo que se comió, ni que esté con malestar generalizado. Es el grado en que ya la gente está enferma”, destacó Gamboa.

Para la profesional en Psicología es vital que las personas no solo establezcan horarios, sino también actividades para pasar del plano personal al profesional y viceversa.

“El sedentarismo afecta mucho. Necesitamos buscar ese tiempo para movernos, aunque sea dentro de nuestra propia casa”, aseguró.

FUENTE: PsicoEmpresarialCR    || DISEÑO / LA NACIÓN.

Irene Rodríguez

Periodista en la sección El País. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit 2013-2014, el premio Health Systems Global 2018 y la mención honorífica al Premio Nacional de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación 2017-2018.