Política

Pilar Cisneros compra bonos de campaña de Rodrigo Chaves con 40% de descuento

Si el partido logra suficientes votos para acceder a la deuda política, la aspirante a diputada y otros compradores obtendrán un amplio margen de ganancia

El Partido Progreso Social Democrático (PPSD) del candidato Rodrigo Chaves le vendió bonos de deuda política a su aspirante a diputada por San José, Pilar Cisneros, con un 40% de descuento.

Cisneros pagó ¢7,8 millones por los certificados valorados en ¢13 millones. Eso significa que, si el partido capta suficientes votos para cubrir la totalidad de estos bonos con dinero del Estado, la candidata obtendría ¢5,2 millones adicionales al monto que invirtió.

Esos certificados son clase A, por lo que tienen máxima prioridad de pago cuando ingresen los recursos por contribución estatal a los partidos políticos.

La candidata declaró que compró los bonos como inversión personal y para colaborar con su agrupación política: “Obedece a una inversión particular de mi parte, con el deseo de ayudar a las finanzas del partido. Es dinero de mis ahorros personales”.

“El partido nunca me ha pagado nada en los meses que he participado en la campaña. Mi participación ha sido absolutamente voluntaria, gratuita, porque creo firmemente en la propuesta del PPSD y en las ideas de Rodrigo Chaves”, afirmó Cisneros.

De acuerdo con los estados financieros presentados por el partido al Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), la campaña de Rodrigo Chaves colocó 87 bonos de ¢1 millón cada uno, en diciembre anterior.

Uno de esos bonos fue colocado sin descuento; otros 31 con un 15% de rebaja y 55 con el descuento del 40%.

Los compradores de los bonos de deuda política con mayor rebaja recibirían hasta ¢400.000 adicionales por cada ¢600.000 que invirtieron en la compra de los certificados de cesión.

En ese grupo, con descuento del 40%, también aparecen el empresario autobusero Orlando Ramírez Bioley, con una compra de ¢8 millones; así como Julieta Morales Murillo adquirió certificados por ¢6 millones; y Alberto Carrillo Chavarría por ¢5 millones.

Entre los otros partidos con intención de voto, ninguno ofrece descuentos tan amplios como el recibido por Cisneros y otros compradores en el Progreso Social Democrático (PPSD). El descuento máximo ha sido del 15% en los bonos de la Unidad Social Cristiana (PUSC), Nueva República (PNR) y Liberal Progresista (PLP).

Por ejemplo, Rafael Ángel Zamora, dueño de Pedregal, recibió un descuento de 15% al comprar bonos por ¢345 millones a la campaña del candidato Fabricio Alvarado, de Nueva República. Ese descuento es menor, a pesar de que los bonos son categoría B, es decir, tienen mayor riesgo de pago.

Ni siquiera Acción Ciudadana (PAC), que no alcanza el margen de error en las encuestas, ha sobrepasado el 15%. Liberación Nacional (PLN) y Frente Amplio (FA) no reportan colocación de bonos a personas físicas.

Pilar Cisneros alegó que ella no recibió ningún descuento especial en su compra. Entretanto, el tesorero del PPSD, Stephan Brunner, argumentó que tuvieron que aumentar el descuento ofrecido para captar más recursos por medio de la venta de bonos.

“El partido empezó a vender los bonos con un descuento del 15% y seis personas los compraron así. Después, en vista de la necesidad de contar con más recursos, se decidió ponerlos al 40% porque ningún banco ha financiado al PPSD; entonces la gente que había comprado bonos al 15%, se le ofreció poner un poco más de dinero y se le ofrecía otro bono para que su descuento fuera del 40%″, afirmó Brunner.

Los otros compradores de los bonos con la máxima rebaja fueron Omar Alfaro Murillo, Manuel Martínez Guevara, Calixto Chaves Zamora, Juan Sibaja Castro, Rolando Leiva Escalante, Emmanuel Figueroa Monterrosa, Warren Francisco Alvarado, Carlos Loría Quirós, Adrián Vega Jiménez, Francisco Salas Suárez, y Luis Diego Jiménez Zamora.

De acuerdo con los estados financieros del PPSD, la campaña también le entregó bonos valorados en ¢11 millones al candidato presidencial Rodrigo Chaves para pagarle un préstamo que dio a su propia campaña. En ese caso, el descuento fue de 15%.

La campaña también le entregó bonos por ¢5 millones, en esa misma condición, al tesorero del partido Stephan Brunner Neibig.

El Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) abrió, en diciembre pasado, una investigación sobre el origen del dinero que financió la campaña de Rodrigo Chaves, durante parte del 2021 y al margen de las finanzas del PPSD, antes de que la agrupación política lograra abrir una cuenta bancaria en octubre.

Tanto el aspirante presidencial como su candidata a diputada, Pilar Cisneros, se han negado a decir públicamente quiénes aportaron dinero al fideicomiso privado que habría cubierto gastos como anuncios televisivos y vallas publicitarias, al menos entre julio y setiembre del año pasado.

Juan Diego Córdoba González

Juan Diego Córdoba González

Bachiller en Periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica. Estudiante de la Maestría en Comunicación y Mercadeo. Periodista de la mesa de Sociedad y Servicios de La Nación.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.