Política

Gobierno descarta bajar impuesto a empresas del 30% al 27,5%

Nueva versión de plan de renta global elimina el planteamiento de reducir el tributo de renta para las compañías con ingresos superiores a los ¢109 millones anuales

El Gobierno abandonó la idea de reducirles el impuesto a las empresas con ganancias iguales o superiores a los ¢109 millones anuales, con la introducción del esquema de renta global.

Durante dos semanas, el Poder Ejecutivo mantuvo sobre la mesa la propuesta de bajar el tributo de un 30% a un 27,5%.

Así lo planteó el Ministerio de Hacienda en la primera versión del proyecto de ley para introducir la renta global dual, sistema en el cual las personas pagan impuestos sobre la totalidad de sus ingresos y no en forma separada, lo que tiende a aumentar el pago para las personas de mayores recursos.

De hecho, en el diálogo multisectorial del 2020, se acordó avanzar hacia la renta global con una tarifa máxima del 27,5%, lo que suponía una reducción para las empresas con utilidades superiores a ¢109 millones anuales.

Para una empresa con utilidades por ¢200 millones, por ejemplo, el cambio habría implicado que el pago para el Estado bajaría de ¢60 millones a ¢55 millones.

Sin embargo, con la redacción del nuevo plan que presentó el Gobierno este viernes, la opción fue descartada.

“No se modifica (la tasa vigente), tendríamos el mismo tratamiento que tenemos hoy por hoy, en el impuesto a las utilidades de las personas jurídicas”, confirmó Fabio Salas, socio de impuestos y legal de Deloitte.

En la nueva redacción del proyecto de ley de renta global, Hacienda eliminó todo el título que modificaba el impuesto sobre las utilidades de las compañías.

El plan ahora se limita reformar la forma en que el Estado le cobra impuesto sobre la renta a las personas físicas.

Como consecuencia, la eventual implementación de un esquema de renta global no modificaría las condiciones tributarias a las que están acostumbradas las empresas.

La decisión de mantener el 30% de impuesto para las empresas de mayores ganancias compensa los ingresos que dejaría de percibir Hacienda a causa de otras modificaciones en el proyecto de ley.

Por ejemplo, la menor recaudación que se obtendrá al exonerar las pensiones complementarias.

Con la nueva redacción, Tributación tampoco cobrará impuestos sobre las ganancias que personas y empresas residentes en Costa Rica puedan generar en el exterior.

Ninguna de las dos versiones del plan contempló cambios para las empresas con ganancias anuales inferiores a los ¢109 millones, por lo que sus tasas se mantienen exactamente iguales a las vigentes.

Es decir, las micro, pequeñas y medianas empresas seguirán pagando tasas del 5%, 10%, 15% y 20% según su nivel de ingresos.

Además, las empresas pequeñas que se inscriban ante el Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC) y el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) gozarán de tasas disminuidas en sus primeros tres años de operación.

“Quedarían exactamente igual que como están reguladas hoy en día”, afirmó Salas.

Sofía Chinchilla Cerdas

Sofía Chinchilla Cerdas

Periodista en la sección de Política. Graduada de la carrera de Ciencias de la Comunicación Colectiva con énfasis en Periodismo, en la Universidad de Costa Rica.