Natasha Cambronero, Esteban Oviedo. 8 octubre
Bernardo Arce durante su época como ministro del gobierno de José María Figueres Olsen. Achivo/La Nación
Bernardo Arce durante su época como ministro del gobierno de José María Figueres Olsen. Achivo/La Nación

El 20 de setiembre del 2018, el diputado liberacionista Daniel Ulate, principal promotor del proyecto de ley que obligaría a Hacienda a crear un registro de licores que ha costado decenas de millones de dólares en otros países, se reunió con el director para América Central de la compañía que desarrolló esos sistemas en Brasil, Chile, Ecuador y República Dominicana.

Se trata del exministro de Transportes y Seguridad, Bernardo Arce Gutiérrez (1994-1996), quien al menos hasta el 2018 se desempeñaba como representante de la compañía suiza SICPA, de la cual el exmandatario José María Figueres Olsen es presidente para América Latina y lobbista en Chile.

La cita entre el diputado Ulate y Arce se produjo 23 días después de que él presentó el proyecto de ley para crear el mecanismo de trazabilidad fiscal y, según el propio diputado, conversaron sobre la “implementación de tecnología aplicada” en la lucha contra el contrabando de licores.

“Conversamos sobre este tema (trazabilidad fiscal de licores), sobre el tema de cómo es que se puede dar la implementación de tecnología aplicada. Y no sé si has hecho alguna investigación, yo tengo un proyecto que tiene que ver con la implementación de mecanismos para control de droga en carretera, para nuestros oficiales de Tránsito (...). Entonces, estábamos hablando de la tecnología”, dijo el legislador de Liberación Nacional (PLN).

Ulate trató primero de que el registro de licores se introdujera como un artículo en la reforma fiscal, pero le rechazaron la moción. Entonces, presentó el proyecto con diputados de su partido y de la Unidad Social Cristiana (PUSC).

El texto avanzó hasta el plenario pese a la oposición de los ministerios de Hacienda, Economía y Salud, así como de la Contraloría General y las cámaras empresariales. Sin embargo, este lunes, fue frenado por los diputados.

Al consultársele cómo se produjo el encuentro con el representante de SICPA, respondió: “Él hace la solicitud por medio de los muchachos, acordate que él es partidario de nuestro partido (PLN), fue representante en un puesto público, así como lo soy yo ahora, como diputado. Él viene aquí y se le recibe”.

La cita también consta en el registro de asistencias a la Asamblea Legislativa. No obstante, Ulate dijo desconocer que Arce tuviera un ligamen con SICPA.

También negó haber conversado sobre ese tema, o sobre cualquier otro, con Figueres.

“(Arce) vino a conversar conmigo directamente, así como estamos conversando vos y yo, averiguar qué es lo que existe y cómo es que funcionan tecnologías distintas en el mercado, para tener claridad”, insistió el legislador ramonense.

Y agregó: “Yo en lo personal soy toñista y lo digo. Yo estuve con don Antonio (Álvarez Desanti) desde el minuto uno en que él toma la decisión (de ser candidato presidencial en el 2018). Yo nunca he tenido un contacto con don José María Figueres como para que quieran venir a enlodarme con un tema de cuestionamientos”.

Este medio procuró conversar con el exministro Arce. Se llamó a un número de teléfono a su nombre, pero allí su hijo informó de que estaba en Nueva York en un congreso y que no podía atender.

Bernardo Arce fue jerarca de Obras Públicas y Transportes de Figueres durante 14 meses y después fue trasladado como titular de Seguridad, cargo que dejó poco después por una serie de cuestionamientos sobre gestión.

Además de ser ministro, Arce se caracterizó por su estrecha amistad con el entonces presidente, la cual se remonta a la infancia, a la época de estudios, a las empresas de la familia Figueres y terminó afianzándose en el gobierno.

“Sí, es una amistad de la que me siento muy orgulloso”, dijo José María Figueres pocos días antes de apartarlo de su gabinete, según consignó La Nación en su edición del 4 de noviembre de 1996.

Vínculo con firma suiza

El nexo de Arce con la compañía SICPA figura en la página de la empresa CFS, con sede en Arizona, Estados Unidos.

CFS es una firma dedicada a ofrecer servicios de desarrollo a las empresas de alta tecnología y Arce es uno de sus asociados.

En el sitio de esta compañía, al exponer la experiencia profesional de sus asociados, se cita a Arce como director para Centro América de la firma SICPA Government Security Solutions entre el 2010 y el 2018.

La misma página describe a SICPA como una empresa suiza de seguridad que desarrolla tecnología para rastrear productos que están altamente regulados y que pagan una cantidad significativa de impuestos.

Añade que estos productos solo son vendidos a gobiernos y que también ofrece plataformas para controlar la inmigración y las medicinas reguladas.

En la página de la empresa CFS, de la cual el exministro Bernardo Arce es asociado, se cita el ligamen profesional entre él y la empresa SICPA.
En la página de la empresa CFS, de la cual el exministro Bernardo Arce es asociado, se cita el ligamen profesional entre él y la empresa SICPA.

Adicionalmente, el exministro Bernardo Arce figuró como parte de una delegación de cinco personas que participó, en nombre de SICPA, en la conferencia mundial sobre cuidado de la salud GS1, que se celebró en Bogotá, Colombia, del 10 al 12 de abril del 2018.

En la lista de participantes de esa actividad, Arce aparece como representante de Sicpa Government Security Solutions Latam SPA.

El exministro Bernardo Arce aparece dentro de la lista de participantes de Sicpa en la conferencia mundial sobre cuidado de la salud GS1 que se celebró en Bogotá, Colombia, del 10 al 12 de abril del 2018.
El exministro Bernardo Arce aparece dentro de la lista de participantes de Sicpa en la conferencia mundial sobre cuidado de la salud GS1 que se celebró en Bogotá, Colombia, del 10 al 12 de abril del 2018.
Empresa cuestionada en Brasil

En años recientes, SIPCA ganó licitaciones para instaurar sistemas de trazabilidad fiscal de licores en países como Brasil, Ecuador, Chile y República Dominicana.

Mediante la firma SICPA Security Solutions y su filial brasileña SICPA Brasil Industria de Tintas e Sistemas, la empresa suiza provee el mecanismo de rastreo en esa nación suramericana desde el 2008.

En relación con ese contrato, un tribunal federal de Brasil condenó a tres personas por el otorgamiento de $15 millones en sobornos, de acuerdo con un reporte del diario O Globo.

Según la investigación del caso, citó O Globo, el proceso de licitación fue contaminado desde su origen para llevarlo a un resultado que satisficiera los intereses de SICPA. El contrato fue firmado en el 2008 entre la empresa suiza y la Casa de la Moneda de Brasil por cinco años y un monto de unos $740 millones.

Mientras en Ecuador, el sistema de trazabilidad fue adjudicado a SICPA por un monto de $72,6 millones, en julio del 2016, con el objetivo de monitorear licores y cigarrillos, según el diario local La Hora.

SICPA ganó el contrato como oferente único, circunstancia que fue cuestionada por la Cervecería Nacional de Ecuador, la cual sostiene que las bases del concurso fueron tan complejas que solo se presentó un oferente aunque más de 1.300 compañías fueron invitadas.

Daniel Isaac Ulate Valenciano ocupa una curul del Partido Liberación Nacional por la provincia de Alajuela. Él es uno de los principales promotores de la iniciativa. Foto: Rafael Pacheco
Daniel Isaac Ulate Valenciano ocupa una curul del Partido Liberación Nacional por la provincia de Alajuela. Él es uno de los principales promotores de la iniciativa. Foto: Rafael Pacheco
Daniel Ulate: ‘Estamos ahondando mucho, como si hubiera algún gato encerrado’

-Usted tuvo una reunión el 20 de setiembre del 2018 con don Bernardo Arce Gutiérrez, ¿usted recuerda qué habló con él ese día?

La semana pasada me enteré precisamente de esa solicitud que hizo el Grupo Nación, donde me indicaban que andaban buscando el tema de cuáles eran mis visitas a la Asamblea (...).

“De ahí que, ahora que me estas diciendo de esta persona, sí, él estuvo aquí en esa visita. Él estuvo compartiendo un poco, –al igual que todas las personas que solicitan audiencia–, se le dio audiencia. Y quiero contarte por qué él vino aquí”.

“(...) Conversamos sobre este tema (trazabilidad fiscal de licores), sobre el tema de cómo es que se puede dar la implementación de tecnología aplicada. Y no sé si has hecho alguna investigación, yo tengo un proyecto que tiene que ver con la implementación de mecanismos para control de droga en carretera, para nuestros oficiales de Tránsito (...). Entonces, estábamos hablando de la tecnología”.

-Se reúnen un mes después de que ustedes presentan la iniciativa...

Sí, sí, completamente, y diay sí, aquí yo recibo a todo el mundo. Él como representante, o más bien, como exministro, me parece, no lo conocía.

-¿Y cómo llega él a su despacho, él pidió una entrevista, alguien le pidió que lo recibiera?

Él hace la solicitud por medio de los muchachos, acordate que él es partidario de nuestro partido (PLN), fue representante en un puesto público, así como lo soy yo ahora, como diputado. Él viene aquí y se le recibe.

-Cuándo conversó con él, ¿le dijo que trabaja para esta empresa SICPA? ¿Le habló de esta empresa?

No, no, no. Y te lo digo con total transparencia, cuando aquí vienen a conversar conmigo, simple y sencillamente tocamos temas de tecnología, que al final es lo que yo estoy tratando de implementar en una herramienta legal.

“Pero acordate que nosotros damos un sustento legal, pero nosotros no somos quienes contratamos, eso quiero que quede muy claro, es nuestro Ministerio de Hacienda. O sea, ni yo, ni ninguno de los 56 diputados más, tenemos injerencia en escoger cuál puede ser la empresa que se vaya a contratar”.

-¿Cuál era el interés de él?, ¿que se aprobara un proyecto de ley que promoviera ese tipo de tecnologías?

Vino a conversar conmigo directamente, así como estamos conversando vos y yo, a averiguar qué es lo que existe y cómo es que funcionan tecnologías distintas en el mercado, para tener claridad.

“Aquí yo he recibido a la Cámara de Industrias, vienen también representantes de otras empresas privadas, porque diay, aquí todo el mundo tiene su derecho...”.

-¿Y él le comentó que trabajaba para SIPCA?

No, no, no.

-¿Don Bernardo le comentó sobre el caso de Ecuador o República Dominicana en esa reunión que tuvieron?

No, no, te soy muy sincero, nos enfocamos en cómo es el funcionamiento de la tecnología.

-Solo hablaron de tecnología, sin hablar de un país en específico...

Exactamente. ¿Qué me di yo a la tarea? A comenzar a investigar.

“Nosotros tenemos la capacidad de buscar. Soy una persona que me gusta estudiar y ese es uno de mis problemas. Aquí, si el diputado está sentado en su curul, lo critican; y si el diputado levantó la mano para opinar, entonces también lo critican. Maltratemos al diputado. Todos tenemos derecho a investigar”.

-¿A él nadie lo recomendó para que conversara con usted?

Vamos a ver, aquí como estas ahondando mucho, como si hubiera algún gato encerrado.

-Aquí hay una empresa que posiblemente va a estar interesada en una licitación de un proyecto que ustedes están impulsando, entonces, ¿yo quiero saber cómo llega él aquí a su despacho? ¿El expresidente Figueres le recomendó hablar con él, le pidió hablar con él?

¿Te digo la verdad? A don José María lo conozco porque es un miembro del partido, hijo de un caudillo nuestro, muy reconocido. Con José María no tengo ninguna relación, nunca, no he podido hablar con él.

-No ha hablado con él de este, ni de otro tema.

No, para los que me conocen, yo en lo personal soy toñista y lo digo. Yo estuve con don Antonio (Álvarez Desanti) desde el momento uno en que él toma la decisión (de ser candidato presidencial en el 2018). Yo nunca he tenido un contacto con don José María Figueres como para que quieran venir a enlodarme con un tema de cuestionamientos.

“Lo conozco porque es una figura pública, al igual que soy yo una figura pública que atiendo a todo el mundo, pero en lo personal no tengo relación alguna. Desconocía totalmente de cualquier ligamen del expresidente Figueres con esa empresa (SIPCA), no tengo nada que ocultarle.

“(...) Eso no lo mencionan ustedes en esta nota, me estas preguntando por alguien que, por lo visto, es parte de una empresa y yo te digo ‘es interesante, como aquí hay lobbistas de la industria cervecera’. ¿Te has dado cuenta de eso?

“Me diste una buena idea cuando supe que andabas tratando de investigar, con total transparencia, se me encendió el bombillo te digo, y dije: ‘mirá, Natasha anda buscando quiénes son mis entradas aquí a mi oficina, entonces aprovechando la oportunidad, se dio el espacio de solicitar cuál había sido ese tipo de visitas de los lobbistas de la industria cervecera de nuestro país y hay sorpresas’.

“Sería bueno que en un tipo de notas de estas, que estás planteándonos acá, que se ha equilibrado muy bien, en cuanto a cuáles han sido las reincidencias de esas visitas en los despachos de los diputados”.

-¿Quiénes son esos lobbistas?

Bueno, los que están aquí y que uno puede visualizar, hemos visto a esta señora, Jessica Golfín, el señor que fue exdiputado de nuestro partido, don Ronny Monge, y el señor Gerardo Lizano. Ellos han venido aquí y yo te digo, no sé con cuál objetivo. Que todos tienen derecho, todos los diputados tienen derecho a escuchar a cada uno de los representantes, pero también tenemos derecho los que creemos en un proyecto, que creemos en la defensa de un proyecto.

-¿Aparte de don Bernardo, usted se ha reunido con alguna otra persona para hablar de tecnología sobre contrabando de licores?

He recibido a representantes de instituciones públicas, pero si tu pregunta es en esa línea, sí, solo me he reunido con esta persona.

-¿Y a los lobbistas cerveceros los ha recibido?

Me han llamado mucho, pero no los he recibido por un tema de que yo creo que me queda muy claro el mensaje. Cuando yo comienzo a sentir que la industria cervecera está incómoda, yo no sé por qué, y lo dije claramente: ‘el que nada debe, nada teme’.

"Y yo no entiendo como una persona que está en un comercio lícito, que paga sus impuestos, porque hasta donde yo entiendo la industria cervecera paga sus impuestos, ¿de qué tienen que preocuparse las personas que hacer el comercio normal y legal?

“Aquí estamos atacando a los ilegales. Eso es lo que estamos tratando de hacer y ver cuál es el mercado negro que existe en nuestro país”.

-Antes de ser diputado, trabajó en la municipalidad de San Ramón, ¿usted tenía algún tipo de experiencia en la materia, veía temas de contrabando, adulteración de licores?

No, pero yo paso por la municipalidad desde un inicio que trabajaba en Tesorería, me explico, entonces todo lo que tenía que ver con presupuesto y demás cosas, pero además, tenía una relación muy cercana con mis compañeros de patentes, entonces uno ve el actuar, el día a día, las deficiencias que ellos tienen.

-¿Cuánto le costará este tipo de sistemas al país? ¿Han hecho estimaciones?

Hemos estado viendo situaciones en otros países, hemos estado solicitando información a los ministerios de Hacienda –por así decirlo–, de otros países.

-¿Cuáles países?

Hemos solicitado con la embajada de República Dominicana, Ecuador, Colombia o Brasil.