Política

Diputados piden sesiones virtuales o agilizar vacunas para avanzar con labor legislativa

Herramienta que permitiría votar proyectos y discutir mociones a distancia genera dudas entre los propios diputados.

Ante la suspensión de labores por casos de covid-19 en la Asamblea Legislativa, los diputados piden al Directorio acelerar la implementación de sesiones virtuales en el plenario para avanzar con la discusión de proyectos de ley en el Congreso, aunque esa modalidad aún no esté afinada.

Coincidieron con ese llamado las bancadas de los partidos Liberación Nacional (PLN), Restauración Nacional (PRN), Unidad Social Cristiana (PUSC) y el bloque Nueva República.

Sin embargo, la bancada socialcristiana junto con el bloque fabricista y el partido Republicano Social Cristiano (PRSC) piden que si no se cuenta con la virtualidad, que los legisladores sean vacunados con prontitud.

“Es de carácter urgente que podamos disponer de la virtualidad de las sesiones, es una necesidad. Se ha dilatado. Lastimosamente no se nos han dado las facilidades para poder tener esa herramienta para situaciones que se están viviendo en este momento”, demandó María José Corrales, jefa de fracción del PLN.

Pablo Heriberto Abarca, vocero del PUSC, reclama por haberse “perdido” alrededor de un año tratando implementar esa modalidad sin que aún se haya concretado.

“Hay que resolver. Esta semana entrante debe ser clave para resolver el tema de la virtualidad, si no se aplica la vacuna. No es posible que el Congreso no haya resuelto el tema de la virtualidad”, añadió Abarca.

Eduardo Cruickshank, jefe restauracionista, al abogar por esa herramienta, aseguró que tenía intenciones de programar una reunión la semana entrante con la presidenta legislativa Silvia Hernández, su sucesora en ese cargo, para exponerle los avances de su gestión.

Pero la presidenta verdiblanca conoció este viernes que dio positivo de la covid-19 en la prueba que se había realizado el día anterior.

Precisamente, la sesión extraordinaria del plenario de la tarde del jueves se suspendió por falta de cuórum.

La bancada del PLN recibió una orden de aislamiento preventivo del Ministerio de Salud por el caso positivo de su legisladora Karine Niño.

Niño había informado el martes al médico legislativo y a un pequeño grupo del PLN del resultado positivo de su prueba. Ese día, el presidente de la República, Carlos Alvarado, presentó en el plenario su informe de labores.

No fue sino hasta el miércoles por la tarde que Niño le reveló a la bancada en pleno de su condición.

Otros casos

Anteriormente, el pasado 21 de abril, el Congreso suspendió labores ante el caso positivo de un asesor clave del entonces presidente Eduardo Cruickshank, que tenía contacto con prácticamente todos los diputados.

Los legisladores retornaron a laborar el hasta 1°. cuando se dio la elección del nuevo Directorio.

Laura Guido, vocera del Partido Acción Ciudadana (PAC), agregó que “indudablemente es necesario cumplir estrictamente los protocolos de salud durante las sesiones del plenario”.

" Y hay consenso entre la mayoría de diputados y diputadas sobre la necesidad de implementar cuanto antes las sesiones virtuales, lo cual esperamos se logre pronto”, añadió.

El PUSC, Nueva República y el PRSC creen que, ante la falta de un sistema virtual, una alternativa sería vacunar a los diputados.

Jonathan Prendas, vocero del bloque fabricista, dijo esperar que “se resuelva el tema de la vacunación lo más pronto posible”, pues, cree que las sesiones virtuales “serán una realidad cuando esté todo técnicamente listo”.

Abarca y Prendas matizaron que se refieren a un esquema de vacunación más rápido, que incluya a los diputados en alguno de los grupos prioritarios definidos por las autoridades de salud.

Quien insiste en que se deben de vacunar a los diputados, no por privilegio, sino para evitar la paralización del Congreso, es el republicano Otto Roberto Vargas.

“El tiempo me dio la razón con respecto a la solicitud que realicé desde el inicio de la vacunación, el costo de tener que suspender casi todas las semanas el trabajo legislativo.

“Siempre lo dije, el destinar 57 vacunas o menos para los diputados no eran un problema para el Ministerio de Salud, pero sí ha repercutido en el atraso para aprobar proyectos de urgencia”, aseveró.

En cuanto a las sesiones virtuales, Cruickshank indicó que su presidencia dejó lista la aprobación del voto virtual a través de una aplicación suministrada por Microsoft, así como un protocolo para implementarlo.

“Lo que falta es la inducción a los señores diputados con el departamento de informática para que se afinen algunos aspectos domésticos”, expresó Cruickshank.

Diputados dudan de aplicación

Precisamente, el 21 de abril, antes de que se suspendieran labores en el plenario, los legisladores recibieron una inducción virtual a cargo de Microsoft sobre el voto seguro a través de la aplicación.

Sin embargo, durante el entrenamiento desarrollado a través de la pantalla del plenario, la liberacionista Karine Niño señaló que, en concreto, el mecanismo solo funciona para votar a favor y en contra de una iniciativa.

Ella se quejó de que el sistema no contempla la dinámica de presentación de mociones al momento o tramitar varias firmas a la vez para una iniciativa.

“¿Cómo subo una moción al instante, cómo se firma una moción entre varios diputados o el trámite de mociones de revisión?”, preguntó Niño.

Walter Muñoz, jefe de bancada del Partido Integración Nacional (PIN) expresó en aquella oportunidad inquietudes sobre cómo verificar el cumplimiento del cuórum de ley durante las discusiones de los proyectos.

“En las plataformas digitales siempre se pone una imagen y pueda que alguien no esté. ¿Cómo van a garantizar que para llegar a la votación haya cuórum o que ocurra un problema técnico como la caída del Internet?”, consultó Muñoz.

Laura Guido, por su parte, expresó dudas sobre la verificación de la identidad del legislador en cada votación.

Al no haber una cámara de video abierta en el sistema, cómo se garantizaría que el votante es realmente el legislador indicado, consultó la rojiamarilla.

Cruickshank explicó que esas son las inducciones que le corresponde hacer al departamento de informática del Congreso.

De hecho, el día del entrenamiento, la directora del Departamento de Informática de la Asamblea, Sandra Jiménez, así lo adelantó.

Respecto a la posibilidad de vacunar a los diputados, el restauracionista dice que él nunca se opuso a esa idea, pero que sí fue claro en manifestar que no sería él quien lo solicitaría.

Cruickshank dijo que no lo ve tan necesario en este momento, pues, la mayoría de congresistas mayores de 58 años ya recibieron la vacuna de acuerdo con el plan nacional de vacunación.

“Ahora en el tercer grupo que viene, diría que entrarán la mayoría de diputados”, agregó.

En el PLN, por ejemplo, la diputada Aida Montiel, de 76 años, ya le aplicaron las dos dosis de la vacuna y otros cuatro tienen una dosis. Corrales también consideró que lo ideal es que el Gobierno acelere el plan de vacunación nacional.

También afecta el cuórum

Sin embargo, no solo la pandemia ha ralentizado el debate en el plenario legislativo.

También lo ha provocado la ruptura de cuórum, tanto en el transcurso de las sesiones como por la ausencia de diputados antes de que estas inicien.

Por ausencia inicial de diputados se ha dejado de sesionar el 25 de marzo, la mañana del 19 de abril y el 5 de mayo.

Mientras que durante las discusiones, por ejemplo, en un poco más de una hora de la primera sesión extraordinaria del 14 de abril se rompió el cuórum en ocho ocasiones.

“Ya sería responsabilidad de cada diputado que falta”, respondió Abarca.

Josué Bravo

Periodista en la sección Política, con 16 años de experiencia como corresponsal del Diario La Prensa de Nicaragua en temas políticos, diplomáticos, judiciales y migratorios.