Política

Diputados exonerarían de impuestos los autos eléctricos nuevos y usados por 12 años

Carlos Alvarado respaldaría mantener beneficios a autos cero emisiones, pero pide énfasis en autos de bajo costo

Antes de concluir su periodo, en mayo próximo, los diputados dejarían aprobado el proyecto de ley de Incentivos al Transporte Verde, con el propósito de extender las exoneraciones de impuestos a los autos eléctricos hasta el 2034.

El actual paquete de beneficios, que se extingue en el 2023, resultó insuficiente para alcanzar la meta de tener 37.000 carros eléctricos para el año entrante; han entrado menos de 2.300. Por esta razón, los diputados acordaron contemplar una extensión dentro de las prioridades en la agenda de cierre del Congreso 2018-2022.

Dicho plan contempla algunas modificaciones. Introduce las exoneraciones fiscales para los autos usados con no más de cinco años de antigüedad. Vea más adelante los detalles de la propuesta.

El diputado Roberto Thompson, quien impulsa la iniciativa junto con su compañera Paola Valladares, también de Liberación Nacional (PLN), manifestó que la propuesta toma mayor protagonismo en momentos en que los precios de los combustibles siguen al alza.

“Este proyecto asegura un plazo mucho mayor en el esfuerzo que tiene que hacer el país para descarbonizar la economía, pero, además, la coyuntura actual de alza en los precios del petróleo, que no sabemos por cuánto tiempo se va a extender, pues obviamente debe ser una motivación adicional para que un país que prácticamente genera toda su energía con fuentes renovables, aproveche esta oportunidad.

“De manera que yo creo que va en las dos líneas: no permitir que esto venza a cortísimo plazo, que sería el año entrante, y que además sea un incentivo adicional los altos precios de la gasolina; que la gente pueda tener acceso a un vehículo eléctrico con estas condiciones”, afirmó Thompson.

Consultado sobre esta iniciativa, que está lista para votarse en primer debate, el presidente de la República, Carlos Alvarado, manifestó: “No conozco el detalle del proyecto, para no referirme a lo específico, porque habría que verlo. Lo que puedo decir es que sí estoy a favor de ampliar la reducción de tributos a vehículos eléctricos, sobre todo para poder hacer la transición”.

El mandatario también pidió al sector automotor dar prioridad a la importación de autos eléctricos de menor costo frente a las opciones de lujo, con el propósito de que sean más los costarricenses quienes puedan adquirir un vehículo sostenible. Actualmente, las agencias ofrecen opciones que van desde los $25.000 (¢16,3 millones), con autonomías que de 250 kilómetros a 550 kilómetros.

“Una parte de esto es el componente privado. Tenemos que seguir auspiciando a los proveedores de vehículos eléctricos para que hagan más accesible estos vehículos, particularmente modelos que no sean de lujo, sino también para todos los costarricenses. Creo que ahí será el momento para que la transición se logre dar, para que pasemos de ser un país de combustibles fósiles a uno independiente”, manifestó Alvarado.

El presidente también les sugirió a los diputados ampliar los beneficios fiscales a los autos impulsados con hidrógeno verde, tecnología que tampoco emite contaminantes. Sin embargo, esa alternativa no fue contemplada dentro de este plan.

Pese a ello, el proyecto de ley de Promoción al Hidrógeno Verde, impulsado por el socialcristiano Erwen Masís, sí contempla beneficios fiscales para autos de esa tecnología. Según la iniciativa, estarán exonerados los bienes, equipos y maquinaria para el transporte y uso final de hidrógeno verde. Esos beneficios incluyen exoneraciones de los impuestos sobre el valor agregado (IVA), selectivo de consumo y sobre el valor aduanero, así como derechos arancelarios, gravámenes, importación y compra local de los bienes vinculados .

De acuerdo con Thompson, esa iniciativa también entra en las prioridades del Congreso.

El proyecto de ley de Incentivo al Transporte Verde contempla cuatro exoneraciones de impuestos para los autos eléctricos nuevos y usados, con una antigüedad no mayor a los cinco años. Los beneficios se extienden a la importación de baterías y demás repuestos que utilicen estos vehículos.

- IVA. La propuesta establece una tarifa preferencial del impuesto sobre el valor agregado para quienes compren un vehículo eléctrico independientemente de su valor. En el primer año de vigencia de la ley se pagará 1% de IVA. Ese monto aumentará un punto porcentual hasta alcanzar el 13% o la tarifa vigente del impuesto sobre el valor agregado para ese momento.

Por el contrario, el paquete de incentivos que vence el año entrante, contempla una exoneración total de este tributo a los autos con un valor CIF (costo, seguro y flete) inferior a los $30.000 en su importación. En tanto, los vehículos valorados entre $30.000 y $45.000 pagan una tarifa de 6,5% de IVA. Esto perjudica, principalmente, a los vehículos de lujo y a maquinaria pesada de tecnología eléctrica.

- Descuento en el marchamo. El impuesto a la propiedad, que se paga anualmente como parte del marchamo, será total el primer año de vigencia de la legislación. Posteriormente, el descuento disminuirá 20% cada año hasta que venza el beneficio y el propietario deba pagar el 100% de lo correspondiente por dicho tributo.

- Selectivo de consumo. La iniciativa promueve una tarifa escalonada para este tributo por un plazo de 12 años. Los autos eléctricos quedarán exonerados completamente del impuesto selectivo de consumo durante los primeros tres años de vigencia de la ley. La tarifa subirá 7,5 puntos porcentuales cada tres años, hasta alcanzar la tarifa vigente del 30% para este impuesto.

Con la legislación actual, en cambio, están exentos hasta el 2023 los autos con un valor CIF inferior a $30.000. Para los que van de $30.001 a $45.000 es de 7,5% y la de los de $45.001 a $60.000, 15%. Los que valen más de esto no tienen ningún beneficio.

- Valor aduanero. El mismo mecanismo se implementará para el pago de este otro tributo al momento de importar cualquier vehículo de tecnología eléctrica. Los primeros tres años la exoneración será total, luego subirá 0,25 puntos porcentuales hasta alcanzar la tarifa vigente de 1%.

En el caso de la ley vigente, la exoneración de este tributo es total, hasta el 2023, para todos los vehículos eléctricos de menos de $60.000.

Juan Diego Córdoba González

Juan Diego Córdoba González

Bachiller en Periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica. Estudiante de la Maestría en Comunicación y Mercadeo. Periodista de la mesa de Sociedad y Servicios de La Nación.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.