Negocios

Exoneración de carros eléctricos logra apenas 6% de la meta de importación y está cerca de expirar

Beneficio tributario finaliza en el 2023 e ingreso de vehículos nuevos está lejos de los 37.000 que se planteó, por ello las agencias piden ampliar la exención, como propone un proyecto de ley en el Congreso

La ley de exención de impuestos por traer y vender vehículos eléctricos nuevos a Costa Rica está cerca de expirar y las cifras están aún muy lejos de alcanzar la meta propuesta cuando se promulgó la normativa en el 2018.

Entre el 2018 y el 2021, los concesionarios de automóviles importaron 2.272 unidades con este tipo de tecnología, según datos brindados por el Servicio Nacional de Aduanas, del Ministerio de Hacienda. Sin embargo, dicha cantidad representa el 6% de la meta establecida por el Gobierno, que era de 37.000 durante el periodo de vigencia de la legislación.

La Ley de Incentivos y Promoción para el Transporte Eléctrico, que incorpora los beneficios tributarios a la importación, rige desde el 6 de febrero del 2018 cuando se publicó en el Diario Oficial La Gaceta, y dio un periodo de beneficio por cinco años, con lo cual la reducción en el pago de tributos fenece en la misma fecha del 2023.

La información de Hacienda muestra que, durante el año pasado, se dio la mayor importación de carros eléctricos cuando se trajeron 960 unidades, un aumento del 63% comparado con los 593 automóviles del 2020.

Las empresas y personas que importen autos eléctricos disfrutaran de la exención del tributo sobre el valor aduanero, el selectivo de consumo y el impuesto sobre el valor agregado (IVA). La exoneración será del 50%, 75% y hasta el 100% de cada impuesto, según el valor de importación de cada carro.

Por ejemplo, la norma exime el pago del 13% del IVA a los autos con un valor de importación inferior a los $30.000. Mientras que el beneficio será del 50% de ese tributo a los valorados entre $30.000 y $45.000.

El incremento en la importación de vehículos eléctricos provocó, aún con la exoneración tributaria, un aumento en la recaudación. En el 2021, Hacienda reportó ¢966 millones en cobro de impuestos a los importadores, lo cual implicó que los ingresos crecieran siete veces más respecto a los ¢143 millones del 2020.

La pandemia de la covid-19 se señala como una de las principales razones para que el ingreso de carros eléctricos esté muy por debajo de la meta. Esto porque poco más de la mitad del periodo de incentivo de cinco años se aplicó durante el lapso de crisis económica generado por la situación sanitaria.

Las agencias importadoras de autos cero emisiones consideran que este nicho de mercado aún está en proceso de consolidación, por lo cual se requiere más tiempo para lograr una mayor penetración de mercado.

“Para que la flotilla eléctrica del país siga creciendo es necesario que se puedan mantener o ampliar los incentivos económicos de la ley ya que estos estarán vigentes hasta el 2023. Si bien es cierto la industria ha crecido enormemente en estos años, su desarrollo no ha sido tan acelerado”, consideró Nohelia Alfaro, gerente regional de Mercadeo de Hyundai Grupo Q.

Alfaro destacó que los beneficios fiscales son responsables, en buena parte, del posicionamiento de los modelos eléctricos Ioniq y Kona para la compañía.

Para Ana Lucrecia Vargas, director de Mercadeo de Grupo Danissa representante de Nissan y Audi, el país debe mantener las condiciones impositivas del mercado en aras de continuar desarrollando e implementado las tecnologías limpias.

“Cada vez nos acercamos más a la reducción de motores de combustión y a continuar desarrollando fuertemente la era de la electrificación”, sostuvo Vargas. La compañía comercializa los modelos cero emisiones Nissan Leaf y los Audi e-tron.

Desde Veinsa Motors, la empresa acaba de efectuar una fuerte apuesta por la línea de vehículos eléctricos comerciales con la introducción de ocho modelos destinados para trabajo, desde vehículos de carga liviana, carga pesada y un pick-up, dijo Rodrigo Bernales, director Comercial de la distribuidora.

“Hemos lanzado una línea comercial de vehículos eléctricos, la cual cuenta con más de ocho variedades distintas (...) El nuevo gobierno debe ir en esa línea, apoyar a las empresas que quieran seguir aportando a ser un país cada vez más verde y limpio”, dijo Bernales.

Alex Alens, gerente de sucursales de Grupo Purdy, comentó que a futuro el nicho de vehículos eléctricos será gigantesco. La empresa acaba de presentar, en la Expomóvil 2022, el Toyota bZ4X, primer vehículo 100% cero emisiones; pero también cuenta con el modelo UX 300e de Lexus, eléctrico.

“Como país estamos orientados al tema verde, entonces una legislación que promueva (el sector de carros eléctricos) es buena para todos, para la industria y el país. Fuera de Costa Rica, la industria apunta como tendencia a ese lado y, si nuestras leyes lo acuerpan, es positivo”, destacó el vocero de Purdy Motor.

Alens agregó que, para los siguientes ocho años, prevé que Toyota tendrá hasta 30 modelos de este tipo de automóviles, desde carros pequeños, de lujo y hasta vehículos de trabajo.

Sobre la posibilidad de ampliar la exoneración, actualmente en el Congreso se tramita un proyecto de ley que propone mantener los incentivos fiscales según el valor del vehículo, tal como están en la actual legislación, pero ampliar los beneficios hasta el 2034.

La reforma fue propuesta por los liberacionistas Roberto Thompson y Paola Valladares con el objetivo de lograr una consolidación del mercado de automóviles cero emisiones.

Entre las ventajas que promueve está que las unidades están gravadas con una tarifa preferencial del 1% de IVA e irá en aumento un punto porcentual, por año, hasta alcanzar la tarifa general.

Además, en los impuestos selectivo de consumo y sobre el valor aduanero se promueve una tarifa escalonada por un plazo de 12 años. En los primeros tres años, la exoneración será total; entre el año tres y el seis, la exención será del 75%.

En tanto que, entre los años seis y nueve, se exonera el 50% de los tributos; y del año nueve al 12 se aplicará un beneficio del 25%. A partir del año 12, los impuestos vuelven a su valor original y queda eliminada la ventaja impositiva.

Thompson comentó que la iniciativa tiene como novedad permitir los beneficios tributarios para la importación de autos eléctricos usados, pero con una antigüedad máximo de cinco años. El legislador comentó que el proyecto ya superó el trámite en la Comisión Especial de Infraestructura.

“Ahora corresponde que se conozca su votación para primer debate, lo que va a depender de un acuerdo entre las jefaturas de fracción y la presidencia legislativa para definir en qué momento se pone en la agenda”, explicó Thompson.

El liberacionista agregó que hay un compromiso de la bancada del Partido de Liberación Nacional (17 miembros) para impulsar el proyecto y considera que será una prioridad en las próximas semanas.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.