Política

Tren eléctrico amarra votos de diputados del PLN para avanzar

Los diputados del Partido Liberación Nacional (PLN) confirmaron este martes que votarán a favor del crédito de $550 millones que financiaría el aporte estatal para la construcción del tren eléctrico metropolitano, en la Comisión Especial de Infraestructura.

Esta fue la posición externada por Paola Valladares, Luis Fernando Chacón y David Gourzong en la sesión en que cinco legisladores, entre ellos los tres del PLN, aprobaron un informe de subcomisión que recomienda aprobar el préstamo internacional.

Los otros dos votos a favor fueron de Luis Ramón Carranza, de Acción Ciudadana (PAC); y María Vita Monge, de la Unidad Social Cristiana (PUSC). Quedó pendiente la votación del dictamen del crédito, acto que enviará el expediente al plenario de la Asamblea Legislativa.

Esta comisión la integran nueve diputados, de manera que con cinco apoyos el proyecto alcanza la mayoría necesaria para avanzar.

El empréstito internacional se compone de dos partes. La primera contempla $250 millones del Fondo Verde del Clima de Naciones Unidas con una tasa de interés del 0% y con 40 años de plazo para pagar, luego de diez años de gracia.

La segunda parte incluye $300 millones del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) con un interés del 3,8% anual y 20 años de plazo para pagar, luego de cinco años de gracia; el BCIE no cobra sin comisión de compromiso.

Asimismo, con la aprobación del crédito se liberaría una donación de $21,3 millones del Fondo Verde para obras de movilidad asociadas al ferrocarril, como ciclovías y espacios públicos.

En el plenario, el plan requerirá de 38 votos (mayoría calificada) para su aprobación definitiva. Dicho empréstito no está atado estrictamente al plan del tren eléctrico impulsado por la administración de Carlos Alvarado.

La sociacristiana María Vita Monge afirmó, frente al jefe de su bancada, Pablo Heriberto Abarca, que tanto ella como su compañero Óscar Cascante romperán la línea del PUSC para votar a favor del tren eléctrico, cuando el préstamo llegue al plenario.

En contra del informe de subcomisión votaron Walter Muñoz, del Partido Integración Nacional (PIN); el independiente Dragos Dolanescu; y las fabricistas Carmen Chan y Marolin Azofeifa.

Los congresistas liberacionistas sustentaron su posición a favor del préstamo en la posibilidad que tendría el próximo gobierno para hacer cambios al anteproyecto elaborado en el gobierno actual. Asimismo, destacaron las condiciones blandas que ofrece el financiamiento del BCIE, con el apoyo del Fondo Verde del Clima.

“El crédito no está asociado a un proyecto específico, es decir, que la propuesta inicial que plantea el ejecutivo puede y debe ser mejorada. Hay condiciones importantes y es que el país merece la oportunidad de avanzar con un sistema integrado de transporte público.

“Avanzamos el informe de subcomisión con esos términos, por las condiciones blandas. Una cosa es el crédito y otra cosa es el tren. La ciudadanía debe comprender que son dos cosas completamente diferentes”, afirmó la liberacionista Valladares, presidenta de la comisión.

La comisión volverá a sesionar el próximo martes 16 de noviembre para votar posibles mociones y dictaminar la iniciativa.

La diputada independiente Paola Vega y la legisladora del PAC, Carolina Hidalgo, acudieron a la comisión a pronunciarse a favor de la iniciativa.

He visto mucha mezquindad en algunos compañeros, en discusiones que muchas veces no son públicas, diciéndole a los diputados de esta comisión que cómo le van a aprobar esto al PAC. Déjenme decirles que eso es completamente mezquino; aprobar este proyecto no es apoyar al PAC, es apoyar al país. Esto no es del PAC, ni siquiera le va a tocar al PAC ejecutarlo, va a ser al próximo gobierno, que claramente no va a ser del PAC”, afirmó la independiente.

Por el contrario, Pablo Abarca, del PUSC, se presentó al foro legislativo a pronunciarse en contra del préstamo.

“Suscribimos las realidades que viven los costarricenses, de hecho en campaña nosotros hablamos de este tren. Hemos entendido que es indispensable trabajar un proyecto en ese sentido, el tema es que el diablo está en los detalles. En primera instancia esta Asamblea pueda aprobar o improbar este contrato, no puede modificar lo que está ahí”, dijo.

Abarca alega que el préstamo sí está atado al proyecto del gobierno de Carlos Alvarado, aunque el Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer) y el departamento de Servicios Técnicos del Congreso sostienen que el plan ferroviario puede ser modificado.

“Estamos aprobando ese proyecto. Entendemos que hay necesidad de un tren, pero no este tren”, insistió el jefe de fracción del PUSC.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.