Silvia Artavia. 17 octubre
La Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP), de la cual el sindicalista es secretario general, fue testigo del pacto entre la Uccaep y el movimiento Rescate Nacional. Fotografía: John Durán.
La Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP), de la cual el sindicalista es secretario general, fue testigo del pacto entre la Uccaep y el movimiento Rescate Nacional. Fotografía: John Durán.

Albino Vargas, secretario general de la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP), proclama la legitimidad de “Rescate Nacional”, promotor de manifestaciones violentas y cierres de carreteras en el país, desde el 30 de setiembre.

Según el sindicalista, el pacto firmado entre este movimiento y la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep) para levantar los bloqueos, así como la reunión de este viernes 16 de octubre con cinco diputados, y con miembros del Movimiento Cooperativo, afianzan el surgimiento de esta agrupación.

Así lo expresó este sábado en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter, en el que afirma lo siguiente:

“El movimiento Rescate Nacional ya está legitimado. Primero, miles y miles de compatriotas: en acción activa, unos; otros, con adhesión racional y emotiva; con solidaridad y acción sindical militante: ANEP y ASDEICE. Luego: UCCAEP, tres diputados y dos diputadas; el movimiento cooperativo”".

Liderado por el exdiputado Célimo Guido Cruz (1998-2002), José Miguel Corrales —dos veces legislador y excandidato presidencial liberacionista en 1998— y Xinia López, representante del sector agropecuario, Rescate Nacional nació como un frente basado en la confrontación, para quitar presidentes vía referendo.

Ellos son los responsables de los bloqueos en carretera y las manifestaciones de las últimas dos semanas en oposición a la propuesta que llevará el Ejecutivo al Fondo Monetario Internacional (FMI), organismo con el que gestiona un préstamos de $1.750 millones para aliviar su crisis fiscal.

Fue con Guido con quien el presidente de la Uccaep, Álvaro Jenkins, negoció el levantamiento de los bloqueos de las rutas nacionales el pasado jueves 15 de octubre.

Así lo hizo el líder de los empresarios, quien rehusó la invitación del Gobierno a participar en la mesa de diálogo nacional y multisectorial convocada por el mandatario Carlos Alvarado y el presidente de la Asamblea Legislativa, Eduardo Cruickshank, para buscar una salida a la emergencia fiscal que sufre el país.

La ANEP y la Asociación Sindical de Empleados Industriales de las Comunicaciones y la Energía (Asdeice) fueron testigos de ese encuentro, según lo hizo público el mismo Albino Vargas, ese día.

Adicionalmente, este viernes 16 de octubre, los diputados Shirley Díaz, del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC); Walter Muñoz y Patricia Villegas, del Partido Integración Nacional (PIN), y los independientes Dragos Dolanescu y Erick Rodríguez Steller se reunieron con Célimo Guido y Óscar Campos, otro de los representantes de Rescate Nacional.

Al encuentro también acudieron miembros del Movimiento Cooperativo.

Según consignaron, el objetivo de la reunión fue abrir un espacio de diálogo en busca de soluciones para la crisis que enfrenta el país.

Lo anterior a pesar de que, en varias ocasiones, el presidente Alvarado ha reiterado que la mesa de diálogo nacional y multisectorial sigue abierta.

Los partidos Liberación Nacional (PLN), Restauración Nacional (PRN) y Acción Ciudadan (PAC) censuraron el acuerdo entre Guido y Jenkins.

Lo mismo hicieron las cámaras de Comercio, de Industrias, de la Construcción, de Tecnologías de la Información, la Asociación de Zonas Francas, Infocom, además de exjerarcas de la Uccaep, que reprocahron su actuación.