Juan Fernando Lara Salas. 31 mayo
Imagen de video del medio regional La Cruz TV desde Peñas Blancas que captura el momento preciso de reapertura fronterizo ocurrido este domingo. El furgón azul estaba ingresando de Nicaragua a Costa Rica mientras que, a la derecha de la imagen, otro vehículo con una carreta ingresaba a Nicaragua/ La Cruz T.V. para LN.
Imagen de video del medio regional La Cruz TV desde Peñas Blancas que captura el momento preciso de reapertura fronterizo ocurrido este domingo. El furgón azul estaba ingresando de Nicaragua a Costa Rica mientras que, a la derecha de la imagen, otro vehículo con una carreta ingresaba a Nicaragua/ La Cruz T.V. para LN.

La ministra de Comercio Exterior, Dyalá Jiménez Figueres, confirmó al finalizar la tarde de este domingo la reapertura al tránsito de carga en la frontera norte.

“Nos acaban de confirmar que ingresó la primera unidad a territorio costarricense desde territorio nicaragüense en el puesto fronterizo de Peñas Blancas. Estamos muy contentos y complacidos”, declaró la ministra en lo que presagia el fin de una crisis humanitaria para conductores a ambos lados del límite entre naciones.

La reapertura también la confirmó la empresaria costarricense Marjorie Lizano Páez, quien detenta actualmente la presidencia de la Federación Centroamericana de Transportistas (Fecatrans).

La mañana de este domingo, Lizano denunció una tardanza sin explicaciones por parte de Nicaragua en la ejecución de un acuerdo regional alcanzado el sábado para superar la crisis que mantenía varados hace casi 20 días furgones de mercadería y a sus conductores.

Michael Soto, ministro de Seguridad, informó en vivo a las 6 p.m. del domingo desde Guanacaste que la apertura era una realidad.

“Esperemos que las condiciones se mantengan y no haya contratiempos. Esta apertura se hará según las normas sanitarias aprobadas. Es una buena noticia para los transportistas que llevan más de 15 días detenidos”, informó Soto en lo que supone un alivio para empresarios regionales y familias de conductores esperando a sus seres queridos hace semanas.

Apenas a media tarde del domingo, la ministra Jiménez reconoció “cierta extrañeza” en la decisión de las autoridades de Nicaragua de mantener cerrado el paso fronterizo al transporte de carga, pese a haberse suscrito un compromiso entre ministros y transportistas del área para normalizar el flujo comercial.

La normalización del paso incluye por ahora solo Peñas Blancas pero a partir del lunes también abarcará el puesto aduanero de Tablillas localizado en el cantón de Los Chiles (Alajuela). Este domingo, por horario, ese punto permanece cerrado.

A partir de ahora, y por las próximas horas hasta medianoche, la dinámica prevista es que ingrese un furgón a Costa Rica procedente de Nicaragua y, a continuación, salga uno desde Costa Rica al país del norte.

La reactivación del paso sobrevino al cabo 24 horas de incertidumbre desde la obtención del arreglo regional debido a la falta de respuesta de Managua.

Este domingo a media tarde, la ministra Jiménez se quejaba de que la hora de apertura de fronteras ya la conocían las autoridades de Nicaragua con quienes no había podido tener contacto con el ministro nicaragüense de Fomento, Industria y Comercio, Orlando Salvador Solórzano, para preguntarle.

“Hemos intentado entender porqué no se han abierto y deseosos todos de que esto empiece a fluir, nosotros hicimos absolutamente todo cuanto pudimos en nuestras manos para que se dieran las condiciones normativas muy rápidamente, para dejar ingresar a las unidades de transporte y sus conductores”, expresó Jiménez a eso de las 2 p. m.; unas horas antes del encendido de los primeros motores en Peñas Blancas.

Durante la conferencia de prensa diaria de actualización de estadísticas de covid-19, Jiménez había dicho que Costa Rica y los demás países del área (incluida Nicaragua) esperaban una pronta respuesta del sistema aduanero de Nicaragua.

“La verdad es que hay cierta extrañeza de porqué todavía se mantiene cerradas las fronteras, hay muchos rumores y audios que circulan y eso no debería detener nuestra esperanza y confianza en que todo va a salir muy bien”, declaró previamente la jerarca de Comercio Exterior.

(Video) Ingreso de primer furgón a Costa Rica

Durante la conferencia, Jiménez recordó a Nicaragua que fueron seis los países que consiguieron este acuerdo en el marco de una institucionalidad que ha funcionado por 60 años “y donde se toman en serio estos acuerdos suscritos con representantes de cada gobierno”, lanzó la ministra.

Lizano Páez de Fecatrans agregó horas antes que la tardanza de Nicaragua, pese al acuerdo, “evidencia que detrás de todo este cierre fronterizo está el Gobierno de Managua y quien mantiene cerrado el comercio regional es ese Gobierno”.

La empresaria recordó que desde el sábado el acuerdo para reabrir fronteras también lo firmó el ministro nicaragüense Solórzano quien, de todo modos, “se ha mostrado indiferente a los pedidos tanto de las cámaras de transporte de la región, como de sus homólogos centroamericanos, para abrir la frontera”.

El acuerdo

El sábado, los ministros de Comercio y Economía de Centroamérica y cámaras de transportistas del istmo firmaron un acuerdo para el restablecimiento del tránsito de carga por los puestos aduaneros de Tablillas y Peñas Blancas fronterizos con Nicaragua.

El arreglo sobrevino durante una reunión virtual del Consejo de Ministros de Integración Económica (Comieco) que es parte del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), donde participaron representantes de la Federación de Cámaras de Transportes de Centroamérica (Fecatrans).

La salida al atasco comercial terrestre llegó al día siguiente de que Costa Rica flexibilizara para Centroamérica las reglas para el ingreso de choferes de carga extranjeros, luego de fijar nuevos protocolos sanitarios tendientes a evitar contagios por covid-19.

El acuerdo logrado incluye una serie de flexibilizaciones anunciadas el jueves por la propia ministra Dyalá Jiménez Figueres.

Por ejemplo, se permitirá a todo transportista centroamericano que la carga o descarga de productos peligrosos, a granel y refrigerados, se realice directamente en la empresa propietaria de la mercancía y no solo en almacenes fiscales previamente determinados.

También, que ampliaría los tiempos de permanencia de los choferes en territorio nacional.

De esta forma, podrán permanecer en los depósitos aduaneros de Costa Rica por cinco días y no por 48 horas como definió anteriormente nuestro país. En su propuesta de flexibilización de medidas del jueves, Jiménez había planteado tres días.

El acuerdo regional también deja sin efecto parte de las medidas anunciadas este viernes por Nicaragua, que establecían un trato recíproco para los choferes de carga costarricenses en su territorio, en respuesta a las medidas impuestas por Costa Rica para controlar la covid-19.

La medida nicaragüense añadía que los camiones ticos no podían cargar en ese país, es decir, debían regresar vacíos y que circularían con vigilancia policial. Esto quedó sin efecto.

La noche de este domingo, Raquel Vargas, directora general de Migración y Extranjería, informó que se autorizó una resolución administrativa para que a las personas a las personas transportistas se les coloque un sello por una permanencia en el territorio nacional por cinco días.

Vargas recalcó que las ventanillas y los servicios se encuentran abiertos hasta la medianoche de este domingo, y será a partir de este lunes que todos los servicio se habilitarán por 24 horas en Peñas Blancas.

Desde la frontera norte el Ministro de Seguridad Pública junto a un equipo interdisciplinario nos informa sobre la negociación y acuerdos realizados con los transportistas En este momento se da la apertura comercial con las medidas sanitarias acordadas.

Posted by Casa Presidencial Costa Rica on Sunday, May 31, 2020