Infraestructura

Principales obras viales del país están a cargo de empresas vinculadas por OIJ con caso de corrupción

Circunvalación norte, ampliación de un tramo de Interamericana norte, pasos a desnivel y puentes en ejecución o recién inaugurados fueron contratados a H Solís y MECO

Varias de las obras de infraestructura vial más importantes de los últimos años se encuentran en manos de dos de las empresas investigadas por el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), en una causa por corrupción en la que estarían relacionados funcionarios del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi).

Las constructoras MECO y H. Solís, cuyos principales representantes fueron detenidos como parte de las pesquisas judiciales, tienen a su cargo o han completado en los últimos años una decena de obras por cientos de millones de dólares.

Además, estas firmas tenían hasta febrero de este año (cuando vencieron los contratos de conservación de rutas nacionales) la mayoría de labores de mantenimiento de las rutas nacionales que se mantienen en ejecución de manera permanente.

En el caso de H. Solís, se le han adjudicado contratos por un total de $503,6 millones.

Actualmente tiene a su cargo la construcción de la Circunvalación norte, obra que le fue contratada por $163 millones y recientemente se hizo una ampliación por $60 millones para incluir la quinta fase del proyecto.

Además, la constructora recibió orden de inicio en enero para levantar dos pasos a desnivel en la entrada de Cartago. Ambos fueron adjudicados por $68 millones.

En ambas obras la empresa concursó por medio de un consorcio con la firma dominicana La Estrella.

H. Solís también ejecuta, desde finales del año pasado, las labores para ampliar el tramo de la Interamericana Norte, entre Barranca y Limonal, así como el trayecto de La Angostura, en el ingreso a Puntarenas. Ese paquete de obras le fueron encargados por $182 millones.

La empresa recibió el año pasado la adjudicación en firme para ampliar la radial a Lindora por $13 millones, pero esa obra no ha empezado por falta de recursos.

En el caso de MECO se contabilizan adjudicaciones por $290,7 millones en los últimos años.

Esta constructora fue la encargada de completar el viaducto de Las Garantías Sociales, inaugurado en marzo del año pasado. Por esta obra recibió $17,6 millones.

Asimismo, en consorcio con la española Puentes y Calzadas, MECO participó de la construcción del nuevo puente sobre el río Virilla en la ruta 32, conocido como del Saprissa.

Dicha estructura tuvo un costo de $22,3 millones y recientemente el Conavi recibió el visto bueno de la Contraloría General de la República para también encargarle a este consorcio la rehabilitación del nuevo puente por $21,8 millones.

Durante la Administración pasada, esta empresa participó en la ampliación de los 50 km entre Cañas y Liberia, obra que se ejecutó en consorcio con otras compañías y por la que el Gobierno desembolsó $204 millones provenientes de un crédito con el Banco Interamericano de Desarrollo.

MECO, empresa que también ha ejecutado obras de infraestructura vial en Colombia y Panamá, participó de la construcción del llamado Puente Binacional, sobre el río Sixaola.

En esa obra, cuyos atrasos hicieron que el costo se elevara a $25 millones (casi $8 millones más de lo presupuestado), MECO participó en consorcio con dos empresas mexicanas.

El ministro de Obras Públicas y Transportes, Rodolfo Méndez Mata, declinó referirse a los proyectos y acciones en específico por los cuales se llevó a cabo la investigación.

Sí dijo que desde el inicio de su gestión detectaron anomalías y acudieron al OIJ, donde ya existían denuncias en torno a presuntos hechos de corrupción asociados con construcción de infraestructura vial y mantenimiento.

En total, las acciones del OIJ desarrolladas este lunes dieron como resultado la detención de 29 personas, de ellas, 14 funcionarios, casi todos del Conavi.

Según el director del OIJ, Wálter Espinoza, la investigación logró determinar que hubo “una malversación de fondos”.

Esa acción, según dijo, “estuvo dirigida a alimentar de manera irregular proyectos relacionados con adjudicaciones de obra pública, tomando dinero de otros proyectos o de otras partidas y que tenían una previsión y un destino diferente y ya establecido”.

En la pesquisa del OIJ se habla de que del dinero destinado para los proyectos de la ruta 32 (San José- Limón) y Sifón-La Abundancia, se sacó un monto no determinado para inyectarlo a los trabajos que se realizaban en el puente binacional de Sixaola, el paso a desnivel de Garantías Sociales y las obras de Circunvalación Norte, así como para los contratos de conservación vial en todo el país, estos últimos a cargo de Meco.

Patricia Recio

Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre temas de sociedad y servicios.