Infraestructura

Gobierno ampliará plazo a CHEC para terminar ruta 32

MOPT negociará un crédito adicional de $100 millones con banco chino para construir obras faltantes. A cambio, daría dos años más, al 2024, para que empresa entregue carretera iniciada en 2017

La constructora China Harbour Engineering Company (CHEC) tendrá un plazo adicional de dos años, y $100 millones adicionales, para completar la ampliación 107 km de la esencial carretera a Limón y las obras complementarias que quedaron fuera del contrato vigente.

El Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) iniciará esta semana gestiones para pedir el préstamo al Banco Eximbank, de China. Con ello, el Gobierno se amarraría a proseguir con CHEC, que en tres años y medio solo ha logrado avanzar un 42% del total de la obra.

Rodolfo Méndez, jerarca del MOPT, indicó que si el crédito se concretara, se le darían a CHEC dos años más para entregar la obra, es decir, al 2024, y no mayo del 2022, como está previsto por la última ampliación del contrato.

“La decisión de Gobierno es ir adelante con la consecución de los recursos financieros para terminar la carretera en el estado que una carretera de esa naturaleza tiene que tener. Sería con el Eximbank y con el contrato de CHEC. Esa es la versión técnica que los ingenieros del proyecto y la supervisora consideran que es la mejor opción”, afirmó Méndez.

La ampliación del contrato, además, le daría al MOPT el tiempo que requiere para cumplir con los trámites de expropiación de terrenos que a la fecha enfrentan importantes atrasos.

“A la hora de ir a la búsqueda de una adenda no vamos a caer en la informalidad con la que se inició este proyecto (en el gobierno de Luis Guillermo Solís), que no tenía estudios. Ya aquí tiene que ir todo debidamente diseñado. Además, hay algo que reconocer: los problemas que hemos tenido para sacar las expropiaciones necesarias”, añadió el ministro.

Los $100 millones requerirán la aprobación de la Asamblea Legislativa, por medio de un proyecto de ley. En tanto, la ampliación del contrato con CHEC tendrá que contar con el visto bueno de la Contraloría General de la República.

“Mi línea era que no era posible”

Hasta hace unos meses, el MOPT sostenía que no era posible ampliar el contrato o dar más prórrogas a CHEC debido a la lentitud en el avance de los trabajos.

Incluso, había descartado por completo una propuesta presentada por la firma china de anticipar el cierre del contrato y renegociar un nuevo acuerdo para completar la obra.

¿Por qué el viraje en la posición del MOPT? El ministro explicó que el cambio se dio debido a que han notado mejoras en la ejecución.

“Mi línea era que no era posible pensar en esa alternativa a menos que se llegara a un punto en donde la ejecución, el compromiso y la producción mejoraran, y esa es la recomendación que recibo de los técnicos de la obra y la estoy respaldando”, dijo.

También explicó otro punto, el del financiamiento. Declaró que la ampliación del plazo es la forma más ágil para contar con el préstamo de $100 millones.

Los fondos serían utilizados para construir calles marginales, ciclovías, pasos peatonales, aceras y accesos a los barrios que van a quedar a los lados de la carretera.

También serían utilizados para solventar deficiencias. Por ejemplo, los defectos señalados por el Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales (Lanamme) en obras para drenar la cantidad de lluvia que cae en tramos de la vía.

Con el préstamo de $100 millones, el costo de la construcción aumentaría a $565 millones. La ampliación es vital para descongestionar la transitada carretera, actualmente, de solo dos carriles (uno en cada sentido) y para movilizar a menos costo exportaciones e importaciones.

Orlando Barrantes, vocero de la agrupación Unión Caribe Ruta 32, dijo ver como conveniente la alternativa de acudir al banco chino, pues representa la solución más ágil.

“Si ese empréstito no se hace, no hay forma de terminar esta cosa. Obviamente, hace falta plata, pero aclaremos las cosas”, dijo.

Barrantes advirtió que vigilarán las obras que se incluyan en la ampliación del contrato y los costos que se determine para cada una de las obras complementarias que se agregarían.

“Nosotros estamos de acuerdo, pero, ¿por qué $100 millones? No entendemos eso, porque CHEC no sabe cuánto se necesita, ni mucho menos cuánto va a durar. Nadie sabe cuáles son las obras ni el monto. CHEC no lo sabe porque nosotros nos reunimos con ellos”, afirmó.

Según el representante de las comunidades, este martes pedirán al ministro, en una reunión agendada, la creación de una mesa de trabajo para poder fiscalizar el avance de las obras.

El diputado limonense David Gourzong, quien había insistido en la necesidad de acudir al banco chino por considerarla la vía más ágil y con mejores condiciones para el país, celebró la decisión del Gobierno y aseguró que ahora lo que corresponde es establecer supervisiones de cumplimiento de avance de las obras más estrictas.

A su criterio, el presidente debería solicitar al Gobierno chino que exija a la empresa redoblar esfuerzos para completar el proyecto, ya que de continuar el ritmo de ejecución actual, la conclusión de los trabajos podría extenderse hasta el 2029 y encarecer costos de exportación, además de arrastrar consecuencias negativas para el sector turismo en la provincia de Limón.

El legislador liberacionista añadió que el nuevo contrato debería contemplar multas por incumplimientos en plazos y además aclarar situaciones como la enfrentada entre el MOPT y la empresa en relación a la reconstrucción de los puentes existentes y mejoras para evitar inundaciones en algunas zonas.

El crédito vigente con el Eximbank es por $396 millones y el país debía aportar una contrapartida de $69 millones.

El contrato actual incluye además de la ampliación a cuatro carriles de los 107 km, la construcción de 36 nuevos puentes.

También se prevé la construcción de 13 pasos a desnivel, 11 retornos, 24 puentes peatonales y cinco intersecciones en los intercambios a Río Frío, Guápiles, Siquirres, Moín y en el ingreso a la Terminal de Contenedores de Moín (TCM).

El MOPT y CHEC también deben de resolver en la nueva negociación el tema del refuerzo de los puentes y la construcción de los pasos de fauna, pues en ambos casos la empresa ha insistido en que no forman parte del alcance del proyecto.

Asimismo, el plazo adicional sería aprovechado para completar la vía hasta Limón, pues a inicios de año, el Conavi tomó la decisión de sacar de la ampliación los últimos tres kilómetros de la ruta, tras descubrir que el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados, tiene prevista la construcción de un acueducto que implicaría la destrucción del pavimento nuevo.

Patricia Recio

Patricia Recio

Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre temas de sociedad y servicios.