Infraestructura

Conavi desoyó 23 advertencias de Lanamme sobre irregularidades en obras

Según recopilación de informes de los últimos cinco años, Conavi desatendió total o parcialmente las alertas. Señalamientos se hicieron en trabajos de conservación y obras nuevas

Al menos 23 informes de auditoría elaborados por el Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales (Lanamme) fueron desatendidos total o parcialmente por el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) y el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), en los últimos cinco años.

Así lo evidenció un documento que recopila los principales hallazgos relacionados con irregularidades o deficiencias en proyectos de infraestructura y conservación de carreteras.

En el informe se enlistan, según el nivel de prioridad, los hechos que fueron señalados en distintas auditorías realizadas entre el 2016 y lo que va de este año. En muchos casos habrían quedado sin corregirse.

La recopilación fue remitida al diputado José María Villalta, quien a su vez lo transmitió a los diputados que integran la comisión investigadora de los presuntos hechos de corrupción en obras viales, conformada luego de que se conociera la causa judicial conocida como Caso Cochinilla.

1. En primer lugar del listado, y calificado por los ingenieros como el de mayor gravedad, se cita la intervención de losas de concreto que se realizó a inicios del 2019 en la carretera Florencio del Castillo, que une San José con Cartago.

Las situaciones evidenciadas por el Lanamme, incluyeron el inicio de los trabajos sin verificadores de calidad ni supervisores, y sin contar con diseños del pavimento aprobados.

El recuento añade que posteriormente se evidenció la aprobación de un sobrediseño (colocación de un espesor de carpeta más grueso), lo cual podría haber generado sobrecostos.

Las obras realizadas como parte de las labores de mantenimiento, tenían un costo inicial de ¢1.818 millones y terminaron en ¢1.937 millones.

2. En segundo lugar, se mencionan proyectos de conservación vial encargados a las empresas MECO y H Solís, que fueron analizados en el 2017 y 2019 en rutas pavimentadas de todo el país, donde estas constructoras realizaban labores de bacheo y asfaltado.

En relación con esas obras, los ingenieros señalaron falencias como gestión inadecuada y uso abusivo del ítem de bacheo a profundidad, lo cual ha causado sobrecostos en los contratos de conservación durante los últimos años.

3. Seguidamente, el listado incluye el informe presentado en julio de este año, sobre los trabajos de conservación que se realizaron en la carretera a San Carlos, a pesar de que esta vía no estaba incluida aún en la red vial nacional, por estar inconclusa.

De acuerdo con el Lanamme, esta situación “puede representar un desbalance económico que afecte el mantenimiento y la gestión de los activos viales que desde un principio formaban parte de la Red Vial Nacional”.

En ese mismo documento, los ingenieros advirtieron de que se estaban ejecutando labores sin inspección por parte de la Administración, lo cual “representa un riesgo de que ocurran prácticas constructivas deficientes que puedan afectar la durabilidad de las obras realizadas”.

4. El cuarto análisis citado se realizó hace dos años en la carretera entre Paquera y Playa Naranjo, que para ese entonces se encontraba en ejecución.

En esa auditoría, los ingenieros advirtieron sobre el riesgo de derrumbes en la vía, debido a que no se realizaron los estudios apropiados durante la fase del diseño, sin embargo, en esa ocasión, la unidad ejecutora del MOPT indicó que las deficiencias serían corregidas de previo a la recepción de la obra.

Este proyecto de $27 millones, aparece posteriormente en el listado debido a otras deficiencias en las bases estabilizadas construidas en el proyecto, las cuales a criterio de la Auditoría se debieron haber removido de la obra. No obstante, la empresa encargada de la supervisión del proyecto las aceptó y aprobó para pago.

“Además, la exposición prolongada de la base estabilizada generó deterioros, los cuales se repararon sin seguir las buenas prácticas de la ingeniería”, agrega.

5. El Lanamme también encontró problemas en la llamada “ruta de la leche” un proyecto promovido por el MOPT para asfaltar rutas productivas en la provincia de Guanacaste, aprovechando los contratos de conservación.

“El proyecto gestionado por el MOPT presentó deterioros 20 días después de su finalización (principalmente grietas longitudinales de hasta 7 cm). Estos deterioros fueron reparados con sellos de grietas y bacheos pequeños que han sido insuficientes para evitar que esta ruta se siga deteriorando prematuramente”, concluye el informe.

Asimismo, indica que los materiales usados en esta obras encargadas por ¢1.484 millones a la empresa H Solís, presentan incumplimientos en ciertos parámetros de la mezcla asfáltica, además, se reportaron deficiencias en el sistema de drenajes.

El extenso recuento cita en repetidas ocasiones problemas encontrados en contratos de mantenimiento, por ejemplo, deterioros en la carpeta asfáltica recién colocada como consecuencia de la falta de inspección en las plantas de producción de ese material, así como deficiencias en la capacidad de soportar carga en los pavimentos, entre otros.

Otro apartado menciona nuevamente la vía a San Carlos, donde se indica que se realizó una adenda del contrato para realizar la modificación del cemento asfáltico con polímero para la fabricación de la mezcla asfáltica, lo cual aumentó el costo del contrato en aproximadamente $1 millón, sin que al final se reflejaran mejoras en las características de desempeño evaluadas en la mezcla asfáltica modificada.

Además se incluyen la ruta 257 que comunica la vía a Limón (ruta 32) con la Terminal de Contenedores de Moín y el paso a desnivel de Paso Ancho. Sobre este último, apunta que los puentes entraron en operación con elementos deteriorados y reparaciones pendientes de ejecutar, a pesar de que los daños fueron identificados durante el proceso constructivo.

Asimismo se mencionan hallazgos conocidos en el viaducto de Las Garantías Sociales, la carretera Chilamate-Vuelta Kooper y el tramo norte de Circunvalación (actualmente en construcción).

Semanas atrás el director del Lanamme, Alejandro Navas, dijo a los diputados que algunas de las recomendaciones emitidas por los ingenieros de ese laboratorio no eran atendidas por la Administración.

Luego de los allanamientos del pasado 14 de junio por el Caso Cochinilla, el ministro de Obras Públicas y Transportes, Rodolfo Méndez Mata, aseguró que pedirían al Lanamme una auditoría total de los proyectos en ejecución y por ejecutarse y que sus resultados serían vinculantes.

Tras conocer la recopilación solicitada por Villalta, los diputados de la comisión investigadora, acordaron nuevamente llamar a Navas y a su equipo de auditores a comparecer para conocer a fondo los hallazgos citados en los informes.

Patricia Recio

Patricia Recio

Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre temas de sociedad y servicios.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.