Gobierno

Gobierno retira propuesta al FMI y llama al diálogo para equilibrarla

Presidente Alvarado condenó vandalismo en protestas y llamó a personas que se manifiestan ‘de buena fe’ a levantar bloqueos en carreteras nacionales; afirmó que se involucrará en el diálogo personalmente en negociaciones con sectores ‘democráticos’

Luego de que se levantaran múltiples voces en contra, el gobierno decidió retirar su propuesta de negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El anuncio lo dio el presidente de la República, Carlos Alvarado, la noche de este domingo en cadena televisiva.

El mandatario afirmó que no seguirá adelante con el planteamiento inicial del gobierno y que lo retirará con el propósito de equilibrarlo.

“Acojo con humildad el llamado de los actores democráticos de la sociedad. Atendiendo el llamado de los partidos políticos representados en la Asamblea Legislativa, así como de las cooperativas, los sindicatos, los empresarios, sector agropecuario, solidaristas, la academia y sectores religiosos”, aseveró Alvarado.

Su decisión también ocurre cuando se cumplieron cinco días de bloqueos por parte de grupos que protagonizaron agresiones y actos vandálicos.

De ahí que el presidente hizó énfasis en que en ese diálogo al que convoca participarán aquellos que respaldan las vías institucionales.

“Hoy hago una convocatoria a los distintos sectores que respaldan las vías institucionales para que abramos un diálogo nacional para resolver la emergencia económica que afronta el país. En ese diálogo me involucraré personalmente.

“Entendiendo el sentimiento existente, pero además la necesidad de tomar acciones, el gobierno no seguirá adelante con su propuesta inicial. Esto con el fin de dialogar y balancear las respuestas que necesita el país para resolver la situación”, afirmó el mandatario.

Las negociaciones con el organismo internacional buscan un acuerdo de asistencia financiera denominado, facilidad de fondo ampliada, extended fund facility, que podría prolongarse cuando menos tres administraciones.

Con ese plan, el gobierno pretende encontrar un tanque de oxígeno por $1.750 millones para las finanzas públicas, debido al recrudecimiento de la crisis fiscal por el impacto de la pandemia. Ya se recibió un primer crédito por $508 millones.

Para acceder al financiamiento el país debía ofrecer un fuerte ajuste económico.

“Las personas en condición de pobreza o en mayor vulnerabilidad no deben ser afectadas. Además, es importante recordar que el gobierno no ha planteado la venta del ICE (Instituto Costarricense de Electricidad), del INS (Instituto Nacional de Seguros) o de los bancos públicos. Asimismo, el gobierno redoblará los esfuerzos para reducir el gasto público a fin de asegurar una propuesta balanceada”, expresó en la cadena televisiva.

La propuesta que se retiró contemplaba impuestos a las transacciones bancarias, a la propiedad, a los salarios, a las rentas de las empresas, a las remesas, entre otros. Algunos de ellos temporales, otros permanentes.

También planteaba la venta de la Fábrica Nacional de Licores (Fanal) y del Banco Internacional de Costa Rica (Bicsa), así como el remate de propiedades ociosas.

Para reducir el gasto público el Poder Ejecutivo propuso la eliminación de anualidades del sector público por los próximos cuatro años, un programa de retiro laboral para 7.000 servidores estatales y la revisión del diseño de los órganos desconcentrados para eliminar duplicidades.

Empero, la propuesta original se recostaba sobre nuevos tributos: por cada ¢3 en nuevos impuestos, el gobierno ahorraría ¢1.

“Hay opciones y propuesta y aún hay tiempo para hacerlo, pero no ilimitado. Lo peor sería no hacer nada y que solo esperemos a que una crisis más grave nos golpee, como la ocurrida hace 40 años”, aseveró el mandatario.

Violencia en manifestaciones

En cadena nacional, el presidente Alvarado también llamó a deponer los bloqueos en carreteras de todo el país.

Luego de cinco días de protestas, Fuerza Pública reporta múltiples oficiales heridos, así como daños en patrullas y unidades de vigilancia.

En el Caribe los manifestantes quemaron un cabezal que transportaba mercancías. También incendiaron maquinaria de la empresa china CHEC, que se usa en los trabajos de ampliación de la carretera 32.

Con un backhoe uno de ellos intentó arrollar a un grupo de policías, que se encontraba interviniendo un bloqueo en Guácimo, Limón, durante la noche de este sábado.

“Con dolor he visto los focos de violencia y vandalismo desatados en los últimos días. Violencia y vandalismo que categóricamente condenamos, porque nada de eso tiene que ver con el ideal de paz y de democracia de nuestro país, esa no es ruta costarricense.

“Los bloqueos que golpean a nuestra gente, a nuestra producción y ponen riesgo vidas, deben cesar ya. Hago un llamado a quienes se han manifestado de buena fe a que levanten los bloqueos”, afirmó Alvarado.

Los bloqueos de carreteras son alentados por los exlegisladores José Miguel Corrales y Célimo Guido.

También participa de la organización de los bloqueos el exdiputado Óscar Campos.

Dicho movimiento no solo se opone a las negociaciones con el Fondo, sino también a la venta de activos estatales, reducción de instituciones estatales y el recorte al gasto público.

Varios sindicatos anunciaron su apoyo al movimiento y se unieron a los bloqueos.

Entre ellos la Asociación Nacional de Empleados Públicos (ANEP) y la Asociación Sindical de Empleados Industriales de las Comunicaciones y la Energía (Asdeice), conformado por trabajadores del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).

Organizaciones políticas como el Frente Amplio (FA) y el Partido de los Trabajadores (PT) hicieron lo mismo.

"Cualquier grupo sectorial con una agenda particular tiene las puertas abiertas para trabajar sus temas específicos. Pero no usando la vía del bloqueo o la violencia.

“No se debe dañar la actividad económica incipiente, que estamos tratando de impulsar con el modelo Costa Rica trabaja y se cuida, con miras a recuperar el empleo en todas las regiones”, afirmó Alvarado.

Juan Diego Córdoba González

Juan Diego Córdoba González

Bachiller en Periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica. Estudiante de la Maestría en Comunicación y Mercadeo. Periodista de la mesa de Sociedad y Servicios de La Nación.