Educación

Más de la mitad de escolares ticos no saben conectar palabras al redactar

Estudiantes presentan problemas al utilizar conectores como ‘y’, ‘entonces’, ‘además’, ‘o’, ‘luego’, ‘también’ y ‘después’ en sus textos

Algo tan sencillo como conectar palabras al redactar se ha vuelto un martirio para miles de estudiantes costarricenses, quienes no cuentan con los conocimientos necesarios para ejecutar un texto de manera correcta. Así quedó demostrado en el más reciente Estudio Regional Comparativo y Explicativo (ERCE), elaborado por la Organización para la Educación, la Ciencia y la Cultura de las Naciones Unidas (Unesco).

El informe, presentado este martes, reveló que más de un 50% de los alumnos del país presentan problemas al utilizar conectores como “y”, “entonces”, “además”, “o”, “luego”, “también” y “después” en sus redacciones. El estudio se aplicó a una muestra de 3.593 estudiantes de tercer grado de 212 escuelas y a 3.699 estudiantes de sexto grado de 211 centros educativos.

De acuerdo con los investigadores, en este análisis de escritura la cohesión “busca dar cuenta del uso de diversos mecanismos de orden discursivo, tanto a nivel del texto como de la oración. Se cubren tres tipos de fenómenos: omisión o mal uso de conectores, omisión o inconcordancia en referentes y omisión de palabras o fragmentos de la oración (anacolutos)”.

Para el estudio, se le solicitó a los alumnos de tercer grado escribir una carta a un amigo y la presentación de un baile. En el primer ejercicio, el 56,2% cometió errores al utilizar los conectores y en el segundo ítem erró un 60,4% de los estudiantes.

“En la redacción de la carta, el 10,8% de los estudiantes se encuentran en la categoría 1, lo que implica que los textos producidos están débilmente cohesionados, al presentar dos o más errores o ausencias de referentes, o tres o más errores de palabras o conectores necesarios para la comprensión intra o interoracional. En la escritura de la presentación del baile, el 11,9 % de los estudiantes se ubican en esta categoría, de más bajo desempeño en cohesión”, dice la investigación, respecto a los peores resultados.

Por su parte, a los alumnos de sexto grado se les pidió escribir una carta a una autoridad y un texto descriptivo de un animal. En la primera tarea, un 63,2% de los alumnos cometió uno o más errores al conectar palabras, mientras que en el segundo ejercicio el porcentaje fue de 50,7%.

“En la escritura de la carta, el 7,7 % de los estudiantes producen textos muy débilmente cohesionados, ya que se presentan tres o más errores o ausencias de referentes, tres o más errores de uso de conectores necesarios para la comprensión intra o interoracional, o tres o más omisiones de palabras. En la escritura del texto descriptivo de un animal, el 7,8 % de los estudiantes se encuentran en esta categoría”, agrega el documento.

Los investigadores explicaron que un texto está debidamente cohesionado cuando se mantienen los referentes. Es decir, cuando no se omiten palabras (verbos, sujetos); no se omiten y se usan correctamente nexos intraoracionales (conjunciones, preposiciones, pronombres relativos y nexos subordinantes: “el cual”, “donde”, “que”); y cuando no se omiten y se usan adecuadamente los conectores: “y”, “entonces”, “además”, “o”, “luego”, “también” y “después”.

Este reporte contiene los resultados nacionales de Costa Rica y de otros 15 países de la región, en la evaluación de Escritura para 3° y 6° grado. El equipo ha desarrollado y mantenido mediciones contextualizadas y comprensivas de la situación educativa de los países con el fin de contribuir al mejoramiento de los aprendizajes de los estudiantes de primaria, mediante el monitoreo de los sistemas educativos y de su avance respecto de las definiciones de la Agenda 2030.

“El propósito de los estudios es la generación de evidencia e insumos para propiciar la toma de decisiones de política educativa”, afirmaron los académicos.

Otra de las grandes falencias que presentan los escolares es la falta de capacidad para redactar un texto dentro de un género determinado o con adecuada ortografía. Estos son conocimientos básicos que deben saber al llegar al colegio y que si no manejan correctamente pueden traerles inconvenientes.

Por ejemplo, en el caso de los estudiantes de tercer grado, cuando se les solicitó escribir una carta a un amigo, más de la mitad (55,4%) redactó textos que no corresponden al género “carta”, o bien, “solo incluyen un cuerpo sin marcas textuales apelativas que evidencien que el texto va dirigido a un destinatario”.

En el caso de los alumnos de sexto grado, solo un 49,3% logró hacerlo de manera correcta, cuando se les pidió un texto descriptivo sobre un animal. Muchos solo escribieron en los textos “una fórmula de presentación o título”, o no lograron redactar un texto que corresponda al género de informe descriptivo.

Respecto a la ortografía, más de un 80% de los alumnos de tercer grado presentaron problemas. El estudio señaló que “en este grado se evalúa solamente la asociación entre fonema y grafema, por lo que no se consideran errores en las normas ortográficas. Se entiende por asociación fonema-grafema cuando el grafema incluido en una palabra coincide con su sonido”.

Y en el caso de los estudiantes de sexto año, alrededor de un 77% cometió errores en los dos ejercicios que aplicaron. “El 42 % de los estudiantes presentan una débil asociación entre grafema y fonema (categoría 1). Sus cartas muestran tres o más errores de asociación fonema-grafema en las palabras. En la escritura del texto descriptivo de un animal, el 46.5% de los estudiantes se ubican en esta categoría”, dice el informe.

La directora de Unesco, Claudia Uribe, explicó que este tipo de estudios para conocer el rendimiento de las escuelas son importantes porque la escritura es una competencia altamente demandante a nivel cognitivo y, a diferencia del lenguaje oral, no se desarrolla en la mayoría de las personas de manera natural.

“Es por ello que hay que enseñarla desde los niveles más tempranos del proceso educativo y seguirla practicando y enseñando de manera intencional a lo largo de toda la trayectoria escolar. Hoy en día, la escritura es una de las competencias más exigidas en el entorno laboral, siendo crítica para el buen desempeño en múltiples oficios y profesiones.

“La escritura ayuda a pensar, a ordenar y transmitir las ideas, a interactuar con otros de manera indirecta y asincrónica, a comunicar y plasmar de manera duradera los pensamientos, reflexiones y aprendizajes, entre muchas otras funciones. El desarrollo de altos niveles de competencia en escritura es un imperativo para todos los sistemas educativos”, declaró.

Por último, los investigadores destacaron que la finalidad de estas pruebas también es poder entregar al cuerpo docente estrategias que permitan hacer un aporte en la enseñanza de la escritura.

“Contar en la sala de clases con ejercicios y rúbricas que impliquen planificar sobre lo que se va a escribir, redactar esa idea y luego revisarla es muy relevante para desarrollar y mejorar la escritura de los estudiantes. En este proceso, el apoyo hacia los profesores para que tengan tiempo para trabajar esta habilidad y la retroalimentación a los estudiantes es fundamental”, indicó el coordinador, Carlos Henríquez.

José Andrés  Céspedes

José Andrés Céspedes

Periodista en la sección Sociedad y Servicios de La Nación, graduado de la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre vivienda y trabajo.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.