AFP. 20 diciembre, 2018
El presidente Donald Trump habla durante una ceremonia, en Washington, el 20 de diciembre. Foto: AP
El presidente Donald Trump habla durante una ceremonia, en Washington, el 20 de diciembre. Foto: AP

Washington. El presidente estadounidense Donald Trump firmó este jueves una ley conocida como Nica Act que limita el acceso de Nicaragua a préstamos internacionales y aumenta las presiones sobre el gobierno de Daniel Ortega, acusado de reprimir a la oposición.

Trump indicó en un comunicado que firmó la ley que busca condicionar a la aprobación de Estados Unidos de los préstamos que Managua gestione ante instituciones financieras internacionales.

(Video) Trump firma ley que limita acceso de Nicaragua a créditos

Además, establece sanciones a personas vinculadas directamente con el gobierno.

La congresista republicana Ileana Ros-Lehtinen, impulsora de la iniciativa, celebró la aprobación de la ley, que cerró así un largo tránsito por el Congreso. “En un momento en que el pueblo de Nicaragua sufre ya desde hace 8 meses la represión de Ortega y sus cómplices, el presidente promulgó mi NICA Act como ley para hacer que el régimen rinda cuentas”, dijo en Twitter la representante, quien con esta ley sella su carrera política, ya que se jubila en esta legislatura.

Las protestas antigubernamentales en Nicaragua, que han dejado 325 muertos según grupos humanitarios, y 198 según las autoridades, se iniciaron el 18 de abril contra una fallida reforma al seguro social, y evolucionaron hacia un movimiento para pedir la salida de Ortega, un exguerrillero a quien sus críticos acusan de instalar una dictadura junto con su esposa, Rosario Murillo.

Presionado por las demandas de la comunidad internacional, Ortega endureció sus posición esta semana, expulsando a dos misiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

“La última ola de represión de Ortega es otro intento desesperado de aferrarse al poder y Estados Unidos va a responder apropiadamente”, manifestó Ros-Lehtinen.

El congresista Mario Díaz Balard, que también participó en la gestación de la ley, explicó que esta norma le otorga al presidente “una autoridad adicional para imponer sanciones al régimen de Ortega y le corta los recursos al imponer también penas para los países que lo asistan”.

Amerigo Incalcaterra, miembro del Grupo Internacional de Expertos Independientes de la CIDH abordaba un vehículo que lo llevó -este jueves 20 de diciembre del 2018- al aeropuerto internacional de Managua. El gobierno expulsó al GIEI y al Meseni.

“Desde abril, el pueblo de Nicaragua se ha tomado las calles para denunciar la opresión y la violencia que lleva a cabo Ortega y sus malhechores. Esta ley apoya al pueblo de Nicaragua en sus demandas por un Estado de Derecho”, manifestó Díaz Balard.

Las protestas han tenido pesadas consecuencias para la economía nicaragüense y según el Fondo Monetario Internacional (FMI), la economía sufrirá una contracción del 4% en el 2018 después de haber registrado un crecimiento de 4,9% en el año precedente.

Entonces, Washington puntualizó que la medida tenía como fin “responsabilizar al régimen de Ortega por las protestas violentas y la corrupción generalizada que han llevado a la muerte de cientos de nicaragüenses inocentes”.