Agencia AFP. 28 julio

Yakarta. Un potente sismo de magnitud 6,4 golpeó el domingo la isla de Lombok, un popular destino turístico en Indonesia, dejando al menos diez muertos, según las autoridades locales.

El sismo se produjo a una profundidad de siete kilómetros con epicentro en la isla de Lombok, afirmó Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS).

La Agencia Indonesia de Geofísica y Meteorología no emitió ninguna alerta de tsunami.

Esta fotografía del folleto tomada el 29 de julio de 2018 y publicada por la Agencia de Mitigación de Desastres Barat de Nusa Tenggara (BPBD) muestra a una persona indonesia (centro) revoloteando sobre las ruinas derrumbadas de una casa mientras otros observan después de un terremoto en Lombok. Foto: AFP
Esta fotografía del folleto tomada el 29 de julio de 2018 y publicada por la Agencia de Mitigación de Desastres Barat de Nusa Tenggara (BPBD) muestra a una persona indonesia (centro) revoloteando sobre las ruinas derrumbadas de una casa mientras otros observan después de un terremoto en Lombok. Foto: AFP

El fuerte temblor, que sacó a la gente de sus casas y a los turistas de los hoteles donde pernoctaban, fue acompañado por dos fuertes sismos y más de 60 réplicas de menor magnitud.

“El temblor mató a al menos diez personas, cerca de 40 están heridos y hay decenas de casas dañadas”, dijo Sutopo Purwo Nugroho, portavoz de la Agencia Indonesia de Emergencias.

“Nosotros estimamos que esta cifra va a seguir subiendo porque no hemos terminado de recolectar datos”, advirtió el funcionario.

Entre los fallecidos hay una mujer malasia de 30 años, dijo, agregando que las víctimas fueron golpeadas por escombros.

Las autoridades de la isla cerraron de forma preventiva los senderos del monte Rinjani por los temores a deslizamientos de terreno, informó Sutopo.

Lombok es una isla del sureste de Indonesia muy popular entre los turistas y distante de 100 kilómetros de la paradisíaca y reputada Bali.

El epicentro del movimiento telúrico se ubicó 50 kilómetros al noreste de la principal ciudad de la isla, Mataram.

Los residentes de Lombok Norte, una localidad ubicada a cerca de 22 kilómetros al noreste del epicentro sintieron una fuerte sacudida durante algunos segundos.

“Fue muy fuerte, de repente, sentí la sacudida de forma vertical, todo el mundo entró en pánico y todos corrimos hacia afuera”, contó a la AFP Zulkifli.

Entonces se cortó la electricidad de la localidad y la gente tuvo dificultades para salir de sus hogares. Y después, comenzaron las réplicas.

“La gente en Lombok Este y en Mataram sintieron el fuerte sismo por diez segundos, los residentes estaban en pánico y corrían fuera de sus casas”, dijo Nugroho, agregando que la gente buscó lugares abiertos como campos de fútbol.

En el balneario Katamaran Hotel & Resort en la playa de Senggigi cerca de 30 turistas se congregaron en el vestíbulo del hotel durante cerca de media hora antes de atreverse volver a sus habitaciones.

“Se calmaron y volvieron a sus habitaciones una vez que les explicamos que el temblor no desató un tsunami y que todo volvió a la normalidad”, contó el recepcionista Ni Nyoman Suwarningsih a la AFP.

El archipiélago de Indonesia, compuesto por miles de islas, está en la zona denominada el Cinturón de Fuego del Pacífico por su intensa actividad sísmica.

El país es golpeado frecuentemente por sismos, la mayoría de los cuales son inofensivos, pero esta región sigue con detalle cualquier actividad sísmica por el riesgo de tsunami.

En 2004, un tsunami provocado por un terremoto de magnitud 9,3 frente a la costa de Sumatra, en el oeste de Indonesia, mató a 220.000 personas en varios países con costas al Océano Índico, 168.000 de las cuales se encontraban en Indonesia.