Desastres Naturales

Derrame de crudo en reserva amazónica de Ecuador fue de 6.300 barriles

Emergencia se produjo por un desprendimiento de rocas sobre un oleoducto en la cadena montañosa de Piedra Fina, a unos 80 km al este de Quito.

Quito. El derrame de crudo en la Amazonia ecuatoriana que afectó una reserva natural y a un río que abastece a comunidades indígenas fue de 6.300 barriles.

La empresa Oleoducto de Crudos Pesados (OCP) Ecuador aseguró este miércoles en un comunicado que ya se “ha recolectado y reinyectado al sistema 5.300 barriles de crudo” y precisó que esa cantidad representa el 84,13% de los barriles derramados.

La emergencia se produjo por un desprendimiento de rocas sobre un oleoducto en la cadena montañosa de Piedra Fina, a unos 80 km al este de Quito y en los límites entre las provincias amazónicas de Napo y Sucumbíos. Tras la rotura, la empresa activó un dispositivo de emergencia para mitigar el daño mediante la apertura de depósitos o piscinas donde se recolectó gran parte del crudo derramado.

“La acción oportuna del equipo consiguió recolectar el 84,13% del crudo”, manifestó el presidente de OCP Ecuador, Jorge Vugdelija, en el mismo comunicado. El ministerio de Ambiente indicó el lunes que el vertido ocurrió dentro del Parque Nacional Cayambe-Coca, que alberga gran variedad de fauna y una reserva de agua.

El crudo avanzó hasta el río Coca, que abastece a comunidades indígenas, y contaminó dos de las 403.000 hectáreas del parque ubicado en el noreste de Ecuador y que se extiende por las provincias andinas de Pichincha (cuya capital es Quito) e Imbabura, además de Sucumbíos y Napo.

En el comunicado, OCP aseguró que siguen los trabajos de limpieza en Piedra Fina. “En la zona tenemos maquinaria y personal recolectando las trazas de crudo identificadas en el río”, apuntó Vugdelija. Organizaciones indígenas y ONG ambientalistas han denunciado daños a las fuentes de agua.

“Exigimos conocer la cantidad de barriles derramados y cuál será el proceso de entrega de agua y víveres para las comunidades. Es evidente que el agua del río no se puede usar ni consumir”, había expresado por Twitter la Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonia Ecuatoriana.

La petrolera informó que está dotando de agua y entregando alimentos a comunidades amazónicas como Toyuca, Sardinas y Guayusa (en Napo). “Somos conscientes de los efectos del evento de fuerza mayor y actuamos responsablemente en su manejo, por lo que no escatimaremos recursos para cumplir con la limpieza, remediación y compensación”, declaró Vugdelija.

El OCP transporta 160.000 barriles por día (bd) por su tubería, con capacidad para 450.000 bd. Junto al estatal Sistema de Oleoducto Transecuatoriano (SOTE) sirve para llevar el petróleo desde los campos en la selva amazónica hasta puertos en el Pacífico del noroeste del país.

En el sector de Piedra Fina, en diciembre el OCP y el SOTE realizaron obras para mitigar la permanente erosión del suelo causada por un río. En mayo del 2020 en esa misma zona se produjo un hundimiento que destruyó tramos del SOTE, el OCP y un ducto para combustibles también estatal. Entonces, la fuga de unos 15.000 barriles que alcanzó a tres ríos amazónicos y afectó a poblaciones ribereñas.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.