Conflictos

FMI suspende fondos para Afganistán en medio de incertidumbre

El Fondo ha tomado medidas similares antes, cuando parte de sus miembros no reconocen al gobierno de un país, como en el caso de Venezuela

Washington. El Fondo Monetario Internacional (FMI) anunció este miércoles que suspenderá los fondos para Afganistán debido a la incertidumbre sobre la situación del gobierno en Kabul luego de que los talibanes tomaron el poder.

“Como siempre, el FMI se guía por las opiniones de la comunidad internacional”, afirmó un vocero.

“Actualmente existe una falta de claridad dentro de la comunidad internacional con respecto al reconocimiento de un gobierno en Afganistán, como resultado de lo cual el país no puede acceder a los DEG (Derechos Especiales de Giro) u otros recursos del FMI”, añadió.

El Fondo ha tomado medidas similares antes, cuando parte de sus miembros no reconocen al gobierno de un país, como en el caso de Venezuela.

El FMI tiene 190 países miembros que están divididos sobre Afganistán.

Después de dos décadas de intentar derrotar a los talibanes, las potencias occidentales se enfrentan a la difícil elección de establecer o no relaciones con el grupo fundamentalista que ahora controla Afganistán.

Canadá ya anunció que no reconocerá a los talibanes. Francia enumeró cinco condiciones previas para hacerlo.

Mientras que Rusia, China y Turquía saludaron las primeras declaraciones públicas de los insurgentes.

El FMI debía liberar un tramo final de ayuda a Kabul en el marco de un programa aprobado el 6 de noviembre del 2020 por un monto total de $370 millones.

Este programa de 42 meses (tres años y medio) resultó en un desembolso inmediato de $115 millones.

Un segundo tramo de ayuda por valor de $149,4 millones se desembolsó a principios de junio, tras una revisión inicial del avance del programa.

Quedaban por entregar unos $105,6 millones por este plan de ayuda, concedido en el marco de la Facilidad de Crédito Extendida, cuyo objetivo era apoyar a la economía afgana, fuertemente afectada por la pandemia de covid-19.

El presidente del Banco Central de Afganistán, Ajmal Ahmady, que abandonó el país el domingo, también indicó este miércoles que Kabul iba a recibir el próximo 23 de agosto alrededor de $340 millones del FMI por la emisión de nuevos DEG.

“No sé si esta asignación continuará”, manifestó en un tuit.

Creados en 1969, los DEG no son una moneda ni tienen existencia material. Su valor se basa en una canasta de cinco monedas internacionales importantes: el dólar, el euro, la libra, el yuan y el yen.

Una vez emitidos, los DEG se pueden utilizar como moneda de reserva que estabiliza el valor de la moneda nacional o se pueden convertir en monedas más fuertes para financiar inversiones.

Afganistán, extremadamente dependiente de la ayuda internacional, es uno de los países más pobres del mundo.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.